¿Cómo es llevar el CCM virtual y presencial?: Misioneros comparten su experiencia

En junio de 2021, los misioneros comenzaron a asistir nuevamente a los Centros de Capacitación Misional.

Más de un año antes, durante la pandemia, los CCM cerraron y los misioneros empezaron a recibir sus capacitaciones en línea, desde casa.

Ahora, la mayoría de los misioneros nuevos reciben un tercio de su capacitación en casa antes de viajar a un CCM para los últimos dos tercios de su capacitación.

Recientemente, una página de la Iglesia preguntó a los misioneros que se están capacitando en este modelo híbrido sobre su experiencia y lo que han aprendido.

Estas son algunas de sus respuestas:

Élder Jarom Michael Moody de Frederick, Maryland – Misión Massachusetts, Boston (español)

También te puede interesarPor qué este sacerdote católico lleva a sus seminaristas al CCM cada año

“El CCM en casa ha logrado que esta transición sea más fácil.

Estudiar las Escrituras y Predicad Mi Evangelio durante horas al día además de las clases y aprender español es muy agotador a nivel mental y espiritual. 

Sin embargo, ha sido una experiencia de crecimiento increíble. Además, estar en casa con mi familia me ha ayudado a aclimatarme a la vida misional de una manera menos drástica”. 

Hermana Langi de Sandy, Utah – Misión de Arcadia de California

“Lo más resaltante que puedo decir sobre llevar el CCM en casa es reunirme con mis amigos y dejar que vean cómo recibo mis capacitaciones en el CCM. 

Me encantó hablarles a mis seres queridos sobre mis experiencias. Me encantó llevar mi placa de misionera cuando veía a mis amigos y familiares. 

¡Creo que es genial que hayan llegado a verme como misionera en persona!” 

Élder Clinton Calvert Allen Jr. de Chandler, Arizona – Misión Maryland, Baltimore (español)

“Ha sido genial poder conectarme con mi distrito primero en línea porque ahora me siento preparado para ver a todos en persona en lugar de estar en un salón de clases con personas que no conozco”.  

Hermana Araya de Chesterfield, Misuri – Misión Manzana del Templo de Salt Lake City, Utah

“Puedes ver a tu familia cuando no estás en clases y compartir con ellos lo que aprendiste en clases y en tu estudio. 

Ellos ven tu brillante ejemplo y el cambio en ti. Eso fortalece el Espíritu en el hogar. 

Comenzar el CCM en casa es un beneficio para facilitar la obra y la vida misional sin dejar de contar con el apoyo de tu familia”. 

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *