Las combinaciones secretas de nuestros días

combinaciones secretas

Como muchos de ustedes, mi lectura del Libro de Mormón el mes pasado fue Helamán y 3 Nefi 1-7.

Nunca antes estos capítulos me habían causado ansiedad. Me sentí como si estuviera leyendo eventos actuales en lugar de historia antigua. Estos capítulos parecían gritarme: “Despierta al peligro claro y presente de las combinaciones secretas”.

Hasta donde sé, las combinaciones secretas comenzaron aquí en la tierra cuando Satanás incitó a Caín a dar una ofrenda cualquiera a Dios, en lugar de la que el Señor le mandó.

Desde ese momento de rebeldía, Caín se vio llevado a envidiar las buenas obras de su hermano y sus posesiones. Satanás luego introdujo el concepto de asesinato con el fin de obtener una ganancia personal.

También te puede interesar: ¿Por qué hay tanto dolor, tragedias y maldad? La respuesta de un profeta

“Porque desde los días de Caín hubo una combinación secreta, y hacían sus obras en la obscuridad”. -Moisés 5:51

El relato de Moisés pinta un cuadro aterrador de la ira de Caín, cómo él y su esposa amaban a Satanás más que a Dios, cómo Satanás juró que Caín guardaría el secreto y cómo Caín se regocijó:

“Verdaderamente yo soy Mahán, el maestro de este gran secreto, a fin de que yo pueda asesinar y obtener lucro. Por tanto, Caín fue llamado Maestro Mahán, y se gloriaba de su iniquidad.” -Moisés 5:31

Una combinación secreta es conformada por un grupo de conspiradores unidos por un juramento para llevar a cabo sus planes inicuos.

Las combinaciones secretas buscan “destruir la libertad de todas las tierras, naciones y países; [para] llevar a cabo la destrucción de todo pueblo, porque la edifica el diablo, que es el padre de todas las mentiras” (Éter 8:25).

Si no fuera por el Libro de Mormón, nuestra comprensión de las combinaciones secretas sería la misma que la de la población en general.

En el 2017, el presidente Russell M. Nelson dijo que “El Libro de Mormón revela información previamente desconocida”, como el conocimiento de “combinaciones secretas”.

Esta información “previamente desconocida” incluye la trágica desaparición de dos civilizaciones, los Jareditas y los Nefitas, extintas a causa de las combinaciones secretas.

EL LIBRO DE MORMÓN

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han recibido esta información para que sean protegidos. Con este conocimiento viene una responsabilidad. Moroni lo dijo de esta manera:

“El Señor os manda que cuando veáis surgir estas cosas entre vosotros, que despertéis a un conocimiento de vuestra terrible situación”. -Éter 8:24

Mormón advirtió lo que sucede si se ignoran o permiten combinaciones secretas.

Y he aquí, a la conclusión de este libro veréis que este Gadiantón probó ser la ruina, sí, casi la completa destrucción del pueblo de Nefi. He aquí, no me refiero al fin del libro de Helamán, sino al fin del libro de Nefi, del cual he tomado toda la relación que he escrito”. -Helamán 2: 12-14

Moroni - Videos del Libro de Mormón

Moroni explicó que las combinaciones secretas son lo “más abominable y perverso sobre todas las cosas, a la vista de Dios”. Él advirtió: 

“La espada de la justicia del Dios Eterno caerá sobre vosotros para vuestra derrota y destrucción, si permitís que existan estas cosas”. -Éter 8:23

Suena como que al derrotar una combinación secreta en un frente, otra aparecerá en su lugar. Tiene sentido ya que las combinaciones secretas continúan la guerra que comenzó en el reino preterrenal. Es a nivel mundial, no local, es infinita no finita.

Un ejemplo de cómo evitar que las combinaciones secretas nos derroten se encuentra en la diferencia entre lo que hicieron los lamanitas justos en comparación con los nefitas cuando las combinaciones secretas se infiltraron en sus comunidades.

lamanitas capitan Moroni

Lo que hicieron los lamanitas:

“Y sucedió que cuando los lamanitas descubrieron que había ladrones entre ellos, se afligieron en extremo; y se valieron de cuantos medios había en su poder para destruirlos de sobre la faz de la tierra.… 

Los lamanitas persiguieron a la banda de ladrones de Gadiantón; y predicaron la palabra de Dios entre la parte más inicua de ellos, de modo que esta banda de ladrones quedó enteramente destruida entre los lamanitas”. -Helamán 6: 20; 37

Lo que hicieron los nefitas:

“Por otra parte… los nefitas nefitas los reforzaron y los apoyaron, empezando por los más perversos de entre ellos, hasta que se hubieron extendido por toda la tierra de los nefitas, y hubieron seducido a la mayor parte de los justos, hasta que hubieron llegado a creer en sus obras, y participar de su botín, y unirse a ellos en sus secretos asesinatos y combinaciones”. -Helamán 6:38

Si las combinaciones secretas no son desarraigadas de las personas, el mal progresará así como Satanás guió a Caín en cada paso. Para estar convencido de que esta es la situación en el mundo actual, todo lo que tienes que hacer es ver el noticiero de la noche.

Es especialmente alarmante cómo se multiplican los crímenes de lesa humanidad. Pienso que somos un pueblo dormido y necesitamos despertar, como advirtió Samuel el Lamanita, antes de que “sea eternamente tarde ya” (Helamán 13:38).

“Despestar” es un mandamiento profético común. Las últimas palabras de Lehi a sus hijos advirtieron:

“Oh que despertéis; que despertéis de ese sueño profundo…. ¡Despertad y levantaos” -2 Nefi 1: 13-14 

Isaías dijo: “¡Despierta, despierta; vístete de poder, oh brazo del Señor!”(2 Nefi 8: 9). Jacob instó a su pueblo a “[despertar] del sueño de la muerte” (Jacob 3:11). Alma pidió a su pueblo que despertase y plantara la semilla de la fe (Alma 32:27). Las últimas palabras registradas de Moroni nos dice: “Despierta y levántate” (Moroni 10:31).

Si un profeta nos manda a despertar, significa que en sentido figurado estamos durmiendo y por ende nos estamos perdiendo de algo crucial. 

Curiosamente, la sesión de la Conferencia General del sábado por la mañana de abril de 2020 comenzó con el himno “Awake and Arise” (Despierta y levántate). La sesión de la Conferencia General del domingo por la mañana de octubre de 2020 también empezó con el mismo himno.

En el 2001, el presidente Gordon B. Hinckley dijo:

“En el Libro de Mormón se habla de los ladrones de Gadiantón, una despiadada organización secreta, vinculada con juramentos, empeñada en la maldad y la destrucción. En aquella época, hicieron todo lo posible, mediante cualquier medio, de acabar con la Iglesia, de atraer a la gente con la sofistería y a tomar control de la sociedad. Vemos la misma cosa en la situación actual”.

En abril de 2020, el presidente Nelson dijo: 

“Las profecías de Su segunda venida aún deben cumplirse. Nos estamos preparando para el punto culminante de esta última dispensación, cuando la segunda venida del Salvador se haga realidad”.

existencia del mal

Todo esto me llevó a preguntarme si las palabras relacionadas con combinaciones secretas en el Libro de Mormón aumentaron en frecuencia a medida que los nefitas se acercaban cada vez más a la venida de Jesucristo. 

Para probar la hipótesis, busqué los términos “combinaciones secretas” y “sociedad secreta”. Las fases aparecen nueve veces y son en su mayoría declaraciones generalizadas.

Luego busqué bandas de ladrones, bandas, Gadiantón, Kishkumen y asesinatos. Estas referencias hablan de actos concretos.

el libro de mormón

  • “Banda(s) de ladrones” se encuentra ocho veces en Helamán y una vez en 3 Nefi1.
  • “Gadiantón” se encuentra 18 veces en Helamán y 7 veces en 3 Nefi.
  • “Kishkumem” se encuentra 18 veces en Helamán y una vez en 3 Nefi.
  • “Bandas” se encuentran 23 veces en Helamán y 3 veces en 3 Nefi.
  • Palabras relacionadas con “Asesinato” se encuentran 39 veces en el Libro de Mormón. Veinticuatro de esos momentos están en Helamán y 3 Nefi 1-7.

La hipótesis se mantiene. Antes de la venida de Cristo, las referencias a combinaciones secretas que conspiraban en secreto o aterrorizaban abiertamente a las personas ocurren solamente en Helamán y en 3 Nefi 1-7. 

Las combinaciones secretas no se vuelven a mencionar hasta doscientos sesenta años después de la venida del Salvador. En ese momento, “la parte inicua del pueblo empezó otra vez a reconstituir los juramentos y las combinaciones secretas de Gadiantón” (4 Nefi 1: 41- 42).

Luego busqué características que identificaban a los hombres y mujeres que pertenecen a estas organizaciones secretas. Son: “sumamente [expertos] en muchas palabras”, “lisonjean”. Ellos han “concertado un pacto para que nadie supiera de su iniquidad”. 

Hacen planes para destruir al gobierno y “las almas de los hombres”. “Tienen sus señas y palabras secretas”. Corrompen las leyes del país. Asesinan, roban, buscan el poder, saquean y cometen fornicaciones.

Condenan a los justos y dejan impunes a los culpables. Usurpan el poder, no hacen justicia y obtienen las ganancias y glorias del mundo. Hacen que sea más fácil cometer pecados sexuales.

Ellos “escuchan las palabras del maligno”. Ellos “[pusieron] su corazón en las cosas vanas del mundo”. Todas las referencias anteriores están en Helamán, capítulos dos y doce. Nefi citando a Isaías resumió: Ellos “a lo malo llaman bueno, y a lo bueno malo; que ponen tinieblas por luz, y luz por tinieblas; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo” (2 Nefi 15:20).

Estas personas no son personas comunes que hacen cosas malas. Son conspiradores que se han alistado en el ejército del diablo. El apóstol Pablo dijo: 

“No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra las fuerzas espirituales de maldad en las regiones celestes”. -Efesios 6:12

La semana pasada en la Conferencia General, el presidente Nelson dijo:

“Durante estos tiempos peligrosos de los que profetizó el apóstol Pablo, Satanás ya ni siquiera está tratando de ocultar sus ataques al plan de Dios ya que abunda la maldad desenfrenada”.

Jesucristo dio la mejor manera de distinguir a las buenas personas de las que han hecho convenio de destruir el albedrío. Él dijo: “Por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:20).

Lehi identificó estos frutos con características opuestas: Justicia o maldad, felicidad o miseria, bien o mal, vida o muerte, incorrupción o corrupción, sentido o insensibilidad.

Los buenos viven según la ley eterna: el poder, la misericordia y la justicia de Dios. Los miembros de las combinaciones secretas consideran la bondad como algo “creado en vano” (2 Nefi 2: 11-12).

Los frutos de todas las personas son una extensión de sus valores fundamentales. Vi a un comentarista nacional presentar sus diez valores fundamentales y comparar cada uno con las distintas plataformas de los partidos políticos.

Aprecié su franqueza y disposición a ser vulnerable. Se necesita valor para expresar públicamente nuestras creencias fundamentales.

¿Cómo se comparan tus valores fundamentales con los de los nefitas y lamanitas de la época de Helamán?

Cuando comparas tus valores fundamentales con las plataformas y sitios web oficiales de organizaciones y candidatos políticos, ¿con quién se alinean tus valores?

Cuando estudias “El Cristo viviente”, “La familia: Una proclamación para el mundo” y la nueva proclamación, “La Restauración de la Plenitud del Evangelio de Jesucristo”, ¿qué tanto concuerdan tus valores con estos mensajes?

“Hágase oír tu voz amonestadora; y… no dejen dormir tus palabras a los habitantes de la tierra”. (DyC 112: 5).

Fuente: Meridian Magazine

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *