Cómo Seminario bendijo la vida del pdte. Ballard aunque su familia no asistía a la Iglesia

presidente Ballard - Apóstoles concilio

Durante la transmisión de una capacitación para maestros de Seminario e Instituto este último viernes 21 de enero, el presidente Ballard compartió su inspiradora experiencia con estos maravillosos programas de la Iglesia de Jesucristo.

Como tataranieto de Hyrum Smith, bisnieto del presidente de la Iglesia Joseph F. Smith y nieto de dos apóstoles, el élder Hyrum Mack Smith por parte de madre y el élder Melvin J. Ballard por parte de padre, uno podría pensar que el presidente M. Russell Ballard tuvo el evangelio incrustado profundamente en su corazón durante su adolescencia.

“Sin embargo, no fue así”, señaló el presidente Ballard, presidente interino del Cuórum de los Doce Apóstoles, durante la capacitación.

Presidente Ballard

Presidente Ballard. Foto: La Iglesia de Jesucristo.

También te puede interesarPdte Ballard: “El mejor día de mi vida fue el día en que conocí a mi futura esposa”

Cuando el presidente Ballard tenía tan solo 10 meses de edad, su padre se vio obligado a dejar de asistir a la Iglesia debido a la crisis económica que dejó la Gran Depresión.

Si bien el joven Russell Ballard asistía a los servicios de adoración con sus amigos, su familia no asistía a las reuniones de la Iglesia y él no asistía a Seminario.

Sin embargo, cuando el presidente Ballard estaba en el tercer año de la escuela secundaria, su amiga Nedra Mortensen le preguntó por qué no asistía a Seminario.

A partir de ese momento, comenzó a llegar a East High School a las 6:30 a. m., incluso durante las mañanas frías en las que nevaba, para participar en el Seminario matutino.

Finalmente, fue elegido presidente de su clase de Seminario durante su último año.

presidente Ballard

Presidente Ballard. Foto: Spenser Heaps, Deseret News.

“Asistir a Seminario es una de las cosas que me llevaron por la dirección correcta en mi vida. En Seminario mi corazón se conmovió y las semillas de testimonio se plantaron en mi alma. No recuerdo todo lo que me enseñaron, pero sí recuerdo cómo me sentí cuando estuve allí. Asimismo, recuerdo sentirme como si perteneciera allí”, dijo el presidente Ballard. 

El presidente Ballard dijo que asistir a Seminario lo ayudó a obtener un testimonio y avanzar en la senda de los convenios.

Los amigos que hizo en Seminario lo animaron a servir en una misión. Después de su misión, animó a sus padres a asistir a las reuniones de la Iglesia nuevamente.

“Mis padres optaron por volver a asistir a la Iglesia y aceptaron varios llamamientos y asignaciones durante el resto de sus vidas”, dijo.

Presidente Ballard.

Presidente Ballard. Foto: Spenser Heaps, Deseret News.

El presidente Ballard compartió su experiencia con Seminario con los 45,000 maestros de Seminario e Instituto que asistieron a esta capacitación virtual y global.

Además de bendecir su propia vida, el presidente Ballard dijo que estaba consciente de las bendiciones de Seminario e Instituto que recibieron sus hijos, nietos e incluso bisnietos.

“En nombre de todos los padres y abuelos de toda la Iglesia, les agradezco por los sacrificios que hicieron para preparar, enseñar, amar e invitar a cada uno de los hijos del Padre Celestial a venir a Su Hijo, el Señor Jesucristo”, dijo.

En el mundo conflictivo de hoy, los jóvenes necesitan el gozo y la paz que ofrece el Salvador Jesucristo a través de Su evangelio.

“Necesitan sentir en sus corazones el amor que nuestro Salvador tiene por cada uno de ellos”, dijo el presidente Ballard. 

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *