2 cosas por las que aún no has comprendido la verdadera felicidad

felicidad

En nuestra búsqueda de la felicidad, podríamos haber leído artículos, visto videos y escuchado mensajes inspiradores sobre la felicidad. Estos recursos a menudo incluyen consejos útiles sobre cómo ser feliz, tal como centrarse en las cosas positivas, elegir ver el lado bueno de las cosas y deshacernos de los sentimientos de soledad, entre otros.

Si bien todos estos principios de felicidad pueden ser formas efectivas de encontrar gozo, podríamos haberlos malinterpretado.

A continuación, mencionaré algunos consejos comunes que podríamos considerar de una manera un poco diferente.

“Debemos ser positivos en todas las cosas”

ser uno

También te puede interesar¿Por qué nos atrae tanto la felicidad temporal?

Se nos ha aconsejado que elijamos una actitud positiva y encontremos alegría independientemente de nuestras circunstancias porque esa es la forma en que podemos obtener paz en nuestros corazones.

Con todos los desafíos que cada uno de nosotros enfrenta en la vida, ver el lado positivo de las cosas es realmente útil. Centrarnos en el lado positivo de nuestras circunstancias nos ayuda a fortalecer nuestra esperanza en que vendrán días mejores.

Sin embargo, el positivismo no significa no sentirse triste, angustiado o decepcionado. Centrarse en el lado positivo de las cosas no solo significa tener sentimientos agradables.

amor De Dios

Hay muchas circunstancias en nuestras vidas, tal como perder a un ser querido o un trabajo, desaprobar un examen, irse de casa, despedirse de un amigo, perder una entrevista y muchas otras que podrían desencadenar sentimientos negativos.

Tener estos sentimientos desagradables es un hecho de la vida. Incluso Jesucristo lloró y sintió una profunda tristeza cuando Lázaro murió. No debemos dejar de lado estas emociones y, lo más importante, no debemos pensar que estos sentimientos están poniendo en peligro nuestra felicidad.

El positivismo es un estado mental. Además, el positivismo en medio de estos sentimientos puede tomar una forma u otra: una tristeza que conduce a la empatía, una desilusión que conduce a una oración sincera, un dolor que conduce al arrepentimiento y una angustia que nos acerca a Cristo.

“Debemos prestar atención al lado bueno de las cosas”

felicidad temporal

Por supuesto, centrarse en el lado bueno de las cosas es genial. Nos ayuda a darnos cuenta de los pequeños, a menudo inadvertidos, regalos de la vida. También nos ayuda a tener un corazón agradecido y feliz. Sin embargo, prestar atención a lo malo también puede ser una buena idea.

Dar un paso atrás y evaluar las partes “no tan buenas” de nuestras vidas puede llevarnos a una mayor felicidad.

  • Observar nuestras finanzas puede llevarnos a reconsiderar pagar íntegramente el diezmo
  • Evaluar una relación romántica fallida puede llevarnos a evaluar la forma en que pasamos tiempo con los que amamos
  • Preguntar qué salió mal después de una prueba puede llevarnos a practicar y trabajar más duro para mejorar nuestra destreza

Prestar atención al lado malo de las cosas también puede ser bueno si nos ayuda a encontrar formas de mejorar. Hacer esto puede ser el preludio de mejores oportunidades y mayor felicidad.

sufrir

A medida que continuemos nuestra búsqueda de la felicidad, recordemos siempre que la felicidad no se trata solo de los sentimientos cálidos y agradables del corazón. A veces, la felicidad se puede encontrar en medio de momentos difíciles y desagradables de nuestras vidas.

¿Cómo es eso posible? Es posible a través de Cristo, que ha soportado todas nuestras penas y sufrimientos. Él ayuda a todos aquellos que lo buscan para recibir consuelo y derrama felicidad en aquellos que buscan Su nombre y hacen Su voluntad.

Él ilumina las mentes de aquellos que buscan una mayor comprensión. Entonces, la próxima vez que leamos un principio de felicidad que nos confunda, busquemos más luz del mismo autor de la felicidad, a saber Jesucristo, el Salvador.

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Chona Galletes y fue publicado en faith.ph con el título “2 Principles of Happiness We Might Have Gotten Wrong”.

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *