Redes sociales: Nuestros líderes nos invitan a confiar en Dios y Sus promesas

Estas últimas semanas, los líderes de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días compartieron mensajes inspiradores en las redes sociales e hicimos una recopilación de ellos. ¡Veamos!

David A. Bednar

El domingo 3 de mayo, el Élder David A. Bednar habló sobre el cierre temporal de los templos por la pandemia de COVID-19 en su cuenta de Instagram.

View this post on Instagram

During this unique time when the worldwide COVID-19 pandemic has claimed thousands of lives, crippled the world economy, and isolated world populations, operations have been suspended in the temples of The Church of Jesus Christ of Latter-day Saints. Despite the temporary closure of temples, we have a choice opportunity to invite the covenants and ordinances of the temple to pass through us. The lessons learned in our previous temple experiences are not recalled only when we are in the temple. They are in our minds, and hopefully in our hearts. And we can have access to those learnings and those memories anytime. While the prayers we offer in temples are powerful, we should recognize that the Lord is still aware of our circumstances and our situations at home. He will not give any less credence to an earnest, sincere prayer offered in a family room or kneeling at the side of a bed for this period of time. He will look on us with great mercy and compassion. With the eternal perspective that the restored gospel provides and the grace that comes from the Savior’s Atonement, we can learn lessons from the adversity of mortality that prepare us for the blessings of eternity. We have to pray. We have to seek. We have to ask. We have to have eyes to see and ears to hear. But we can be blessed in remarkable ways to learn lessons that will bless us now and forever.

A post shared by David A. Bednar (@davidabednar) on

Durante este tiempo único en el que la pandemia mundial de COVID-19 se ha cobrado miles de vidas, ha paralizado la economía mundial y ha aislado a las poblaciones mundiales, las operaciones se han suspendido en los templos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

A pesar del cierre temporal de los templos, tenemos la oportunidad de elegir invitar a los convenios y las ordenanzas del templo a pasar por nosotros.

Las lecciones aprendidas en nuestras experiencias anteriores en el templo no se recuerdan solo cuando estamos en el templo. Están en nuestras mentes y, con esperanza, en nuestros corazones. Podemos tener acceso a lo que aprendimos y nuestros recuerdos en cualquier momento.

Si bien las oraciones que ofrecemos en los templos son poderosas, debemos reconocer que el Señor todavía es consciente de nuestras circunstancias y nuestras situaciones en nuestro hogar.

El no dará menos crédito a una oración sincera hecha en una habitación familiar o el hecho de ponernos de rodillas al lado de una cama durante este tiempo. Él nos mirará con gran misericordia y compasión.

Con la perspectiva eterna que brinda el Evangelio restaurado y la gracia que proviene de la Expiación del Salvador, podemos aprender lecciones de la adversidad de la mortalidad que nos preparen para las bendiciones de la eternidad.

Tenemos que orar. Tenemos que buscar. Tenemos que preguntar. Tenemos que tener ojos para ver y oídos para escuchar. Pero, podemos ser bendecidos de maneras notables para aprender lecciones que nos bendecirán ahora y para siempre.

Quentin L. Cook

El martes 5 de mayo, el Élder Quentin L. Cook del Cuórum de los Doce Apóstoles reflexionó sobre las posibles bendiciones en este tiempo en el que las personas permanecen en casa más de lo usual.

As I look back on all the recent directives and initiatives that have moved us to be more home-centered and…

Posted by Quentin L. Cook on Tuesday, May 5, 2020

Al recordar todas las directrices e iniciativas recientes que nos han llevado a estar más centrados en el hogar y apoyados por la Iglesia en nuestra adoración y estudios, siento la impresión de que a través de nuestros líderes inspirados, el Señor ha preparado a Su Iglesia tanto temporal como espiritualmente para estos tiempos de cambios y desafíos.

Cada uno de nosotros, en nuestras circunstancias actuales, puede tener un hogar que sea un santuario de fe. Me siento muy agradecido por lo que veo en ti y tu fidelidad.

Mi corazón se llena de gratitud por la maravillosa forma en que estás actuando en tiempos estresantes, por la forma en que cuidas de los demás, te mantienes cerca de los demás a través de la tecnología, y te esfuerzas por prepararte a ti y a tu familia para futuras bendiciones.

Como ahora pasamos una cantidad considerable de tiempo en casa, tenemos la oportunidad de pensar en despertar en Dios.

Quizás los eventos recientes puedan ser un despertador espiritual que nos centre en las cosas que más importan.

Un día, consideraremos esto como un momento fundamental de preparación y no solo como algo que tuvimos que soportar.

Testifico que tenemos un amoroso Padre Celestial y Su amado Hijo, Jesucristo, que nos dan diariamente la fuerza y el coraje para avanzar en tiempos difíciles.

Dale G. Renlund

El lunes 4 de mayo, el Élder Renlund hizo una publicación en su cuenta de Instagram en la que habló acerca de la importancia de la confianza en el Señor y Sus promesas:

View this post on Instagram

The infuriating unfairness that abounds in this fallen world causes many to reject God’s existence. I can understand why some might come to that conclusion, but I declare and believe with all my heart that, because of His great atoning sacrifice, the Savior, Jesus Christ, recognizes and understands unfairness and will ultimately compensate for any unfairness inflicted on you or on any of Heavenly Father’s children. . However, you and I may want to know, “How? How is Jesus Christ going to do that?” To my knowledge, God has not revealed “how” to His prophets, seers, and revelators. What I do know is that for us to insist on knowing “how” before we begin to trust in and develop faith in Him and His promises is misguided. It ignores the reality of what God did reveal to Isaiah about Himself: “For my thoughts are not your thoughts, neither are your ways my ways, saith the Lord” (Isaiah 55:8). . Hold your questions about “how” for later and work on developing faith in Heavenly Father and His plan and in Jesus Christ and His Atonement. Work to “Believe in God; believe that he is, and that he created all things, both in heaven and in earth; believe that he has all wisdom, and all power, both in heaven and in earth; believe that man doth not comprehend all the things which the Lord can comprehend” (Mosiah 4:9).

A post shared by Dale G. Renlund (@dalegrenlund) on

La irritante injusticia que abunda en este mundo caído provoca que muchos rechacen la existencia de Dios.

Puedo entender por qué algunos podrían llegar a esa conclusión. Sin embargo, declaro y creo con todo mi corazón que, debido a su gran sacrificio expiatorio, el Salvador, Jesucristo, reconoce y entiende la injusticia y, en última instancia, compensará cualquier injusticia infligida a usted o en cualquiera de los hijos del Padre Celestial.

No obstante, tú y yo queremos saber, “¿Cómo? ¿Cómo Jesucristo va a hacer eso? Que yo sepa, Dios no ha revelado el “cómo” a sus profetas, videntes y reveladores.

Lo que sí sé es que para nosotros insistir en saber el “cómo” antes de comenzar a confiar y desarrollar fe en Él y Sus promesas es erróneo.

Eso ignora la realidad de lo que Dios le reveló a Isaías acerca de sí mismo: “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos” (Isaías 55: 8).

Deja tus preguntas sobre el “cómo” para después y trabaja en desarrollar fe en el Padre Celestial y Su plan, y en Jesucristo y Su expiación.

Trabaja para “creer en Dios; creer que Él existe, y que creó todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra; creer que Él tiene toda sabiduría y todo poder, tanto en el cielo como en la tierra; creer que el hombre no comprende todas las cosas que el Señor puede comprender” (Mosíah 4: 9).

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *