Covid-19: Puedes lidiar con el estrés, el temor y la preocupación, ¡inténtalo!

desperdiciar el tiempo sacerdocio

Todos nos sentimos estresados, asustados y preocupados por las circunstancias que rodean esta pandemia. Pero, podemos hacer algo al respecto. A continuación, mencionaremos algunos consejos sobre cómo podemos lidiar mejor con la situación actual que vivimos. ¡Veamos!

También te puede interesarMejores días están por venir, confía en Él, no desesperes

Reconoce que los sentimientos de angustia son normales

ansiedad en tiempos de coronavirus

Muchas personas dicen que debemos centrarnos en el lado positivo de las cosas. Sin embargo, también debemos reconocer que está bien sentirnos preocupados.

Reprimir nuestros sentimientos puede llevarnos a un mayor cuadro de estrés y ansiedad. Reconocer estos sentimientos, evaluar cuál es su fuente e identificar aquello que podemos controlar, nos ayudará a disminuir nuestras preocupaciones.

Actúa sobre las cosas que puedes controlar

influencers

Estos tiempos inciertos pueden hacer que nos sintamos impotentes. Sin embargo, aún existen aspectos en nuestras vidas que podemos controlar.

Podemos desconectarnos de los medios de comunicación y disminuir la información que consumimos. Es recomendable que nos mantengamos al tanto de lo que sucede en el mundo, pero recibir demasiada información puede aumentar nuestra ansiedad.

Escojamos una o dos fuentes que brinden información verificada. Asimismo, es importante que limitemos la frecuencia con la que revisamos las noticias y aprendamos a alejarnos de los medios cuando comencemos a sentirnos abrumados.

Cuídate y mantente activo

Sigue las regulaciones de la pandemia en tu área, lava tus manos, ejercítate en casa, refuerza tu sistema inmune y toma precauciones adicionales cuando necesites salir de casa por alimentos, medicina u otras cosas esenciales.

Si trabajas en casa, actúa como si estuvieras en una oficina y realiza todos tus deberes.

Enfócate en el presente

Una fuente de ansiedad es preocuparse por el futuro e intentar predecir lo que sucederá después.

Cuando centramos nuestra atención en el presente, podemos tomar mayor control sobre las cosas que necesitamos hacer ahora que pueden tener efectos positivos en nuestro futuro.

Esto nos ayudará a disminuir el estrés, tener un mejor humor e incrementar nuestro positivismo.

Ayudar a los demás

Como ya lo mencionamos antes, uno de los sentimientos más inquietantes que nos trae esta pandemia es la impotencia. Pero, podemos volver a sentir que tenemos control sobre nuestras vidas cuando hacemos algo que nos hace sentir fuertes.

Una de las cosas que nos da poder es ayudar a los demás. Sí, incluso con las medidas de aislamiento y quedarnos en casa, podemos seguir ayudando sin comprometer nuestra salud. Quizás un vecino anciano necesita que lo ayudes con sus compras de comida o medicina. Puedes dejar sus cosas en su puerta y hacer las transacciones financieras por Internet.

Otras personas simplemente necesitan que hablen con ellas por teléfono, incluso puedes brindar consuelo de manera virtual. Además, puedes donar a bancos de comida u otras iniciativas de caridad. Por último, tu mayor contribución a esta crisis es quedarte en casa y evitar propagar el virus.

Encontrar paz a través de la meditación y la oración

ayuno mundial

Saber que existe un ser poderoso que puede acabar con esta crisis es reconfortante. Puedes encontrar paz al buscar saber cuál es Su voluntad en medio de todo esto y lo que puedes hacer como Su siervo durante estos tiempos difíciles.

Cuando todo lo demás no ande bien, podemos estar seguros de que Él escucha nuestras oraciones y peticiones silenciosas. Su amor es real y Su gracia es suficiente para conducirnos por estos tiempos difíciles.

Podemos recurrir a Él en ferviente oración, y entregarle todas nuestras preocupaciones y temores. En estos tiempos difíciles, podemos confiar en la promesa de paz del Salvador:

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo”.

Pensamientos finales

Siempre habrá incertidumbre en el futuro, independientemente de cuánto luchemos para eliminarla. Pero, podemos hacer frente a la incertidumbre cuando reconocemos que nuestros sentimientos de temor y preocupación son válidos, cambiamos nuestro enfoque hacia el presente y las cosas que están dentro de nuestro control, ayudamos a los demás y encontramos paz en el mismo Príncipe de Paz, nuestro Salvador Jesucristo.

Fuente: faith.ph

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *