Esto puede parecer un tema extraño, pero quédate conmigo por un momento – preferiblemente hasta el final de este artículo.

Durante las últimas semanas, he notado un tema común entre los JAS de mi barrio. Cada vez que me levanto en una reunión sacramental para dirigir los himnos o dar un número musical, varias chicas se me acercan después para decirme que les gustó mi cabello, mi vestido o mi maquillaje de ese día.

Hay un punto en esto. Perdóname si sueno arrogante. No digo que no me guste. Siempre es agradable recibir cumplidos y sé que esas chicas tienen buenas intenciones.

También te puede interesar3 Cumplidos que lastiman a las mujeres en vez de ayudarlas

Me parece interesante cómo muchas personas están tan dispuestas a dar cumplidos por la forma en que uno se ve y ya. Sin embargo, en cierto momento, he pasado por alto comentarios como esos. Claro, he agradecido  esos cumplidos de la manera más sincera que he podido, pero es difícil sentirse amado cuando no se involucra el alma.

¿Lo entiendes? y ¿Qué le sucede a alguien cuando su autoestima se basa en esos cumplidos “superficiales”? Mejor dicho, ¿qué le sucede a alguien cuando esos aspectos físicos comienzan a desvanecerse con el tiempo, la edad y / o el cambio? ¡Su autoestima disminuye!

Por ejemplo, Sara es conocida por su cabello largo y hermoso. Le hacen cumplidos por su cabello donde quiera que vaya. Pero un día, Sara tiene que raparse la cabeza debido a un diagnóstico de cáncer inesperado. Sara no solo duda de su belleza, sino también de su autoestima.

¿Qué será de ella sin su hermoso cabello? ¿De dónde vendrán los cumplidos ahora? No me malinterpretes, me encanta dar el tipo de cumplidos ocasionales: “Tu cabello es increíble” o “Te quedan muy bien esos jeans”. Pero, lo que realmente aspiro a ser es alguien que haga cumplidos a los demás por su hermosa alma.

Durante los últimos meses, he tenido un diario de cumplidos. No escribo todos los cumplidos que he recibido, solo mis favoritos. ¿Y adivina qué? Yo diría que alrededor del 80% de ellos no son por mi apariencia física.

Compartiré algunos de esos cumplidos contigo:

  • Mi compañera de habitación me dijo que a medida que conoció mejor mi historia, su respeto por mí aumentó.
  • Mi mejor amiga me dijo que admiraba cómo manejaba las cosas difíciles de la vida.
  • Una compañera de mi misión me dijo que le encantaba cómo le “daba una bofetada a la vida”.
  • Una vez, una buena amiga me dijo literalmente que tenía un “alma hermosa”.
  • Mi favorito: “Tú eres la snitch dorada de mi vida: pequeña, dorada y llena de diversión” (Para aquellos que no lo saben, una snitch dorada es una referencia de Harry Potter).

Los cumplidos que mencioné son los que más recuerdo, los que me fortalecen y me enorgullecen de la persona en la que me estoy convirtiendo.

¿Qué tan fuertes serían tus relaciones si hicieras y recibieras este tipo de cumplidos regularmente? Piensa en alguien que siempre te haga más feliz con su presencia. ¿Quién nunca te abandona cuando realmente lo necesitas? ¿Hay alguien en tu vida que superó tus expectativas o te inspiró a ser más de lo que eres ahora?

¡Ve y dile cómo te sientes! Escribe una carta, llama a esa persona, comunícate con ella.

Con demasiada frecuencia, pensamos mucho en ciertas personas en nuestras vidas, pero casi nunca les decimos eso. ¡Eso debe terminar!

convertir

Haz que este 2020 sea un año de cumplidos verdaderos y genuinos, y también se testigo de cómo este año se convierte en el mejor de tu vida.

Recuerda valorar el tiempo que vives ahora con tus seres queridos. Exprésales tu amor. ¡No esperes porque después puede ser demasiado tarde! Si te has disgustado con alguien, es el momento de hacer las paces. No desperdicies tus días aquí en la tierra.

Comparte en los comentarios los cumplidos que más han marcado tu vida y comparte algunos consejos para hacer que nuestros cumplidos se centren más en el alma y menos en el físico ☺

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Becca Baird y fue publicado en thirdhour.org con el título “How to compliment”.