3 decisiones que te conducirán a la felicidad celestial

En una reciente ceremonia de graduación de BYU-Hawái, el élder James B. Martino, Setenta Autoridad General, enseñó que gran parte de nuestra felicidad depende de nuestras decisiones.

Recordó que “nuestro Padre Celestial desea que Sus hijos se conviertan en coherederos con Cristo para recibir todo lo que Él posee”.

También te puede interesar: ¿Cómo puedo ser feliz en un mundo peligroso?

“Este es el máximo propósito de Su gran plan de felicidad. Es nuestro destino potencial como hijos Suyos. Sin embargo, eso no solo nos sucede. Debemos tomar una decisión y comprometernos con esa elección con todo nuestro corazón, mente y fuerzas, incluso frente a la oposición”.

Para ayudar a la audiencia a comprender a dónde pueden conducir las decisiones, el élder Martino compartió tres que nos llevarán a la felicidad eterna.

Elige ser feliz

El élder Martino enseñó que podemos elegir ser felices, podemos optar por lidiar con “los altibajos de la vida”.

“La felicidad llega a aquellos que, como el pueblo de Nefi, viven ‘según la norma de la felicidad’ (2 Nefi 5:27). 

Debemos aprender a valorar lo bueno que nos rodea. 

Busca bendiciones en tu vida todos los días. Busca el bien en el mundo y conviértelo en tu fundamento. Elige ser feliz”.

Elige oportunidades para crecer

Para ilustrar cómo las pruebas pueden convertirse en bendiciones en nuestras vidas, el élder Martino contó una historia sobre una baldosa y una estatua de mármol.

Ambas se encontraban en el mismo museo. La baldosa deseaba tener toda la atención que recibía la estatua, ya que las dos provenían de la misma cantera.

“Todo en la vida tiene un precio”, le dijo la estatua al azulejo. “Tomaste una decisión y no puedes culpar a nadie que te pise ahora”. El élder Martino concluyó:

“Todos tendrán la oportunidad de ser cincelados, esmerilados y pulidos. ‘Todas estas cosas’ y más ‘servirán de experiencia para ti, y serán para tu bien’ (DyC 122: 7). Sin embargo, eso no sucederá contra tu voluntad. Por lo tanto, opta por buscar oportunidades para crecer a partir de tus experiencias”.

Elige actuar

El élder Martino enfatizó que el mundo ofrece una variedad de distracciones e influencias que pueden ser positivas o negativas.

Necesitamos elegir sabiamente si ser agentes o recibiremos la acción.

“Nunca olvides que eres un hijo de Dios. No fuiste creado para recibir una acción. Fuiste creado para actuar por ti mismo. Fuiste creado para tener gozo y se te dio el albedrío para tomar decisiones. El gozo llega cuando actuamos y no cuando se actúa sobre nosotros”. (2 Nefi 2: 25-26)

Para concluir, el élder Martino dijo que siempre tenemos la opción de elegir los dos grandes mandamientos y “si siempre mantenemos la perspectiva de amar a Dios primero y luego amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, encontraremos la felicidad celestial”.

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *