¿Qué puedo hacer ahora que mi cónyuge ha decidido dejar la Iglesia?

adaptarse a estar soltero dejar la Iglesia

Mi esposo recientemente tomó la decisión de dejar la Iglesia. Me dijo que ya no creía en las enseñanzas del Evangelio y la Iglesia, que había investigado mucho y que por eso decidió tomar su decisión.

Ahora me siento llena de ansiedad y muy confundida. Sé que esto ha causado una ruptura en nuestra relación, pero no sé como podemos superar esto. ¿Cómo puedo ser más paciente y compartirle lo que estoy sintiendo?

Respuesta

problemas de ira

Imagen: Shutterstock

Realmente lamento que estés pasando por esto. Sin duda, este puede ser un momento extremadamente difícil pero que puede fortalecer tu fe, es un momento para acercarte más al Señor.

Cuando se presentan obstáculos en la vida, especialmente los de naturaleza espiritual, la mayoría de las personas tienden a irse por uno de estos dos caminos: acercarse al Señor y aferrarse aún más a la barra de hierro o perder la esperanza, rendirse y soltar la barra de hierro.

Espero y ruego que incluso al atravesar esta situación, decidas mantenerte al lado del Señor con más fuerza que nunca.

Tu esposo tomó su decisión, una que no estás obligada a seguir. Cada uno de nosotros elegimos cómo, cuándo y dónde centrar nuestros esfuerzos. Tu esposo ha “investigado mucho”, pero aparentemente ha tomado un camino que destruyó su fe en lugar de fortalecerla.

Imagen: Canva

La investigación extensiva que promueve la fe está disponible para todo aquel que la desee. La cosa es saber a qué fuente acudir.

A pesar de que tu esposo se dirige por este camino, que un día cambie de rumbo no es algo imposible. La expiación puede sanar corazones, incluso aquellos que han sido envenenados por la duda y la incredulidad.

Haz tu parte al buscar la guía específica del Señor para tu situación y ten la seguridad de que la “paz” que deseas puede venir a ti incluso cuando suceden cosas que están fuera de tu control.

El élder L. Lionel Kendrick, un Setenta de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, expresó:

Vivir no siempre es fácil, pero la oportunidad de hacerlo es una bendición que escapa a nuestra comprensión. En el proceso de vivir, haremos frente a dificultades, muchas de las cuales nos harán sufrir y padecer dolor…

Para tener fortaleza en medio de nuestras dificultades, debemos tener una perspectiva positiva de los principios del plan de salvación. Debemos darnos cuenta de que tenemos un Salvador personal en quien podemos confiar y al que podemos acudir en los momentos de necesidad”.

amor propio

Imagen: Canva

Me gustaría que pudieras leer su discurso y que encuentres las respuestas que estás buscando.

Una vez más, reconozco lo difícil que debe ser este momento para ti, pero lo único que puedes hacer es aferrarte a la barra de hierro.

Sé fuerte. Habla con tu esposo sobre lo que sientes, pero no dejes que eso se convierta en una discusión diaria. Él tomó una decisión y tú debes tomar la tuya.

Te dejo con este recordatorio:

“No hay ningún otro modo de recibir fortaleza en los momentos de necesidad, y si seguimos Su consejo, hallaremos fortaleza infinita en medio de nuestras dificultades”.

Fuente: Askgramps

También te puede interesar

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *