Cómo tener un diario te ayuda a combatir la ansiedad de manera efectiva

ansiedad

La sociedad vive a un ritmo acelerado. Enfrentamos desafíos que consumen nuestro tiempo y energía y que afectan nuestros patrones de sueño y hábitos alimenticios.

Para algunas personas, el futuro puede parecer incierto o sin rumbo. Si te sientes ansioso, no está solo en esto.

Es importante darle a nuestro cuerpo y mente los recursos necesarios para hacer frente a las exigencias diarias. Uno de los recursos que puedes utilizar es comenzar a escribir un diario de ansiedad.

También te puede interesar:La ansiedad: Una enfermedad altamente contagiosa, no ayudes a propagarla

¿Qué es un diario de ansiedad y cómo te puede ayudar?

Un diario de ansiedad es un espacio en el que puedes registrar tus sentimientos de estrés, temor o incertidumbre.

El diario no tiene porqué ser algo muy elaborado, puede ser un cuaderno tradicional o una aplicación en tu teléfono móvil. Lo importante es que tengas un espacio para que escribas y plasmes tus pensamientos.

Tener el hábito de llevar un registro en un diario ayuda a las personas a lidiar con el estrés. Esta actividad nos ayuda a comprender todos los pensamientos y emociones que surgen y que vienen a causa de la ansiedad.

Llevar un diario de manera constante también puede ayudarte a conocer el causante de tus sentimientos. Cuanto más se apuntes, más patrones podrás encontrar.

Recuerda que la ansiedad es la respuesta del cuerpo al peligro. Si puedes identificar qué hace que tu cuerpo reaccione de esta manera, podrás identificar más métodos para lidiar con tu ansiedad.

Los siguientes consejos para llevar un diario pueden ayudarte a aliviar el estrés.

¿Cómo escribir tus sentimientos?

Los pensamientos y sentimientos pueden ser difíciles de plasmar en un papel. A menudo pueden causar temor y, en algunos casos, pueden parecer que no provienen de tu persona.

Recuerda que el propósito de un diario de ansiedad es simplemente registrar una experiencia.

A menudo es mucho más significativo reconocer estas emociones que intentar reprimirlas. Por lo tanto, escribe tus sentimientos y miedos de manera sincera.

Empieza en donde estás

Empieza por escribir sobre lo que te está sucediendo ahora. Enfocarte en el presente puede ayudarte a empezar a poner las cosas en perspectiva.

Pregúntate: “¿Cuál es la historia que me estoy contando ahora?”. Escribe algunos de los miedos y sentimientos de ansiedad que estás sintiendo. En el siguiente paso, podrás volver a examinar esos pensamientos.

Redefine la historia

Ahora que has explorado tus sentimientos y la historia que te estás contando a tí mismo, es momento de redefinirla.

Busca maneras de desafiar cada miedo. Por ejemplo, ¿qué tan realista es este pensamiento? ¿Existe un lado positivo para esta circunstancia?

¿Qué cualidades personales te han ayudado a superar tus desafíos en el pasado? ¿Es posible que este miedo que sientes sea un medio que te ayude a alcanzar el éxito?

Asegúrate de que tu historia esté equilibrada. Es normal reconocer que las cosas son difíciles, de lo contrario podrías caer en la trampa de la positividad tóxica, que puede empeorar tu ansiedad a largo plazo.

Las investigaciones sugieren que las personas que redefinen sus historias para incluir lo bueno y lo malo se vuelven más resilientes.

Conéctate con otros a través de tu historia

La conexión es una fuente de fortaleza significativa en las personas que luchan contra la ansiedad y el miedo.

Pero, ¿qué puedes hacer cuando tu ansiedad te impide conectarte con otras personas?

Aun cuando sientas mucha ansiedad al hablar con alguien, todavía tienes algunas opciones para establecer una conexión.

Por ejemplo, puedes conectarte con tu familia, ya sea que fuere con tus seres queridos vivos o fallecidos, leyendo sus diarios e historias o incluso mirando fotos suyas.

También puedes pensar en tus recuerdos favoritos de amor y conexión y escribir sobre cómo te sentiste durante esos momentos.

Los sentimientos de nostalgia, ternura y conexión pueden brindarte la suficiente motivación como para abrirte a las personas que te rodean.

Cuando estés listo, considera ponerte en contacto con las personas en las que confías y compartir tus sentimientos de ansiedad. Incluso escuchar sus historias puede ser una fuente de fortaleza.

El impacto duradero de un diario de ansiedad

Un diario de ansiedad también puede ser un recurso para otras personas. Por supuesto, puede parecer intimidante tener esos momentos de desánimo registrados en algún lugar.

Sin embargo, como seres humanos, anhelamos el tipo de conexión que se da a través de dificultades compartidas, especialmente cuando vemos que hay soluciones.

Somos atraídos a nuestros antepasados ​​porque fueron personas muy parecidas a nosotros. Tuvieron dificultades que se esforzaron por superar y sus historias pueden fortalecernos a medida que pasamos por nuestros propios desafíos.

No subestimes tu propia historia. La ansiedad es algo muy común y puede servir de inspiración para otra persona.

Recuerda, si bien un diario de ansiedad puede ser una herramienta eficaz, esta no sustituye la ayuda de un médico profesional.

Este artículo fue escrito originalmente por Annelie Hansen y fue publicado originalmente por Family Search Blog bajo el título “Anxiety Journaling: How to Relieve Stress through Writing

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *