¿Qué significa que Dios sea un dios celoso?

mano de Dios

Pregunta

¿Qué significa que Dios sea un dios celoso en Mosíah 11?

Brian

Respuesta

Según se usa en las Escrituras, la palabra “celoso” tiene dos significados: (1) ser ferviente y tener sentimientos sensibles y profundos por alguien o algo, y (2) sentir envidia de alguien o recelo de que otra persona obtenga cierta ventaja.

TENER SENTIMIENTOS FERVIENTES

  • Yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, Ex. 20:5 (Deut. 5:9; 6:15; Mosíah 11:22).
  • Me mostraré celoso por mi santo nombre, Ezeq. 39:25
  • Tuve gran celo por Jerusalén y por Sion, Zac. 1:14

SER ENVIDIOSO O SENTIR RECELO

  • Porque los celos son el furor del hombre, 6:32–35
  • Akish empezó a tener celos de su hijo, Éter 9:7
  • Despójense de toda envidia y temor, DyC 67: 10

metas

También te puede interesarLo que se sabe sobre el Padre del Padre Celestial

Cuando codicias lo que tienen otras personas, se llama envidia. Cuando codicias lo que tienes, se llama celo. El “cónyuge celoso” es el cónyuge que codicia erróneamente a su pareja matrimonial. Dios dice que es un “Dios celoso” de la misma manera en que uno podría ser un “esposo celoso” o una “esposa celosa”: Él espera fidelidad total, completa y firme.

Esto tiene que ver con el primer y gran mandamiento de amar a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerza; no adorar a otros dioses. Solo hay “un” Dios (tal como lo entendemos en la Trinidad) y solo hay “un” camino hacia la salvación/exaltación. Solo hay “un” nombre bajo el cielo mediante el cual podemos ser salvos.

Celos es la mejor palabra humana para describir el corazón entrañable del Padre que desea que solo lo conozcamos a Él. Estos “celos” se describen mejor en la Perla de Gran Precio, donde Enoc habla con el Señor y somos bendecidos con este diálogo:

Y aconteció que el Dios del cielo miró al resto del pueblo, y lloró, y Enoc dio testimonio de ello, diciendo: ¿Por qué lloran los cielos, y derraman sus lágrimas como la lluvia sobre las montañas?

Y dijo Enoc al Señor: ¿Cómo es posible que tú llores, si eres santo, y de eternidad en eternidad?

Y si fuera posible que el hombre pudiese contar las partículas de la tierra, sí, de millones de tierras como esta, no sería ni el principio del número de tus creaciones; y tus cortinas aún están desplegadas; y tú todavía estás allí, y tu seno está allí; y también eres justo; eres misericordioso y benévolo para siempre; y de todas tus creaciones has tomado a Sion a tu propio seno, de eternidad en eternidad; y nada sino paz, justicia y verdad es la habitación de tu trono; y la misericordia irá delante de tu faz y no tendrá fin; ¿cómo es posible que llores?

El Señor dijo a Enoc: He allí a estos, tus hermanos; son la obra de mis propias manos, y les di su conocimiento el día en que los creé; y en el Jardín de Edén le di al hombre su albedrío; y a tus hermanos he dicho, y también he dado mandamiento, que se amen el uno al otro, y que me prefieran a mí, su Padre, mas he aquí, no tienen afecto y aborrecen su propia sangre; y el fuego de mi indignación está encendido en su contra; y en mi intenso desagrado enviaré los diluvios sobre ellos, porque mi furiosa ira está encendida en contra de ellos.

poder de Dios

El Señor llora al ver a sus hijos e hijas. Enoc le pregunta al Señor (que obviamente muestra cómo Enoc estaba aprendiendo línea por línea) ¿Cómo el Señor puede llorar si es santo? Entonces, el Señor le dice a Enoc que considere a sus hijos e hijas – los hijos de los hombres – como la obra de sus propias manos.

El Señor los bendijo con conocimiento, libre albedrío y les dio mandamientos sobre cómo podían regresar a Él (exaltación) y que debían usar este conocimiento y libre albedrío para “escogerlo” a Él, “Su Padre”. Sin embargo, usan su conocimiento y libre albedrío para odiar a sus hermanos y hermanas además de abandonar o elegir a un dios diferente.

Luego, el Señor define con mayor claridad sus “celos”.

En esencia, los celos de Dios incorporan Su gracia, Su abundante misericordia, Su llanto junto con Su enojo justo que se enciende cuando nos da “todo” lo que necesitamos para regresar a Él, escogerlo como nuestro Padre.

Fuente: Askgramps.org

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *