“Primero duden de sus dudas antes que dudar de su fe” – Dieter F. Uchtdorf

La mayoría de los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tienen un amigo o un ser querido que lucha con sus creencias. A veces sueño con lo que podría hacer para ayudarlos. Por lo general, es algo como esto:

Yo: “¡Deberías dudar de tus dudas!”

Amigo: “¡Bien, deberías dudar de las dudas de tus dudas!”

Yo: “¿Ah, sí? ¡Bien, deberías dudar de las dudas de las dudar de tus dudas!

Amigo: “Deberías dudar de … ¡oh, no importa!”

Yo: “¡Yo gano!”

Amigo: “Uf, odio a los maestros orientadores…”

También te puede interesar: Como reaccionar ante los comentarios de anti mormones en sitios web

Aunque es un buen consejo, la cita famosa del Elder Uchtdorf por sí sola no será suficiente para devolverle la fe a nuestros amigos. Entonces, ¿qué podemos hacer para ayudar a nuestros amigos que dudan? Aquí te comparto alguna de mis ideas:

La Oración

mantener la fe

Ora, ayuna y pon su nombre en el templo, con fe. Debes orar con la energía de tu corazón. ¿Puedes ser posible orar demás? No, pero ten en cuenta que no puedes darle órdenes a Dios, Él siempre les concederá y respetará su albedrío.

Recordar

Aquellos que dejan de ir a la Iglesia tienden a olvidar o reinterpretar experiencias espirituales pasadas. A menudo se convierten en personas gruñonas y negativas que no comprenden por qué la vida parece ser mala.

“Si nos privamos de la luz del Evangelio, nuestra propia luz comienza a atenuarse —no en un día ni en una semana, sino gradualmente, a través del tiempo— hasta que miramos hacia atrás y no podemos entender por qué alguna vez creímos que el Evangelio era verdadero.” – Presidente Uchtdorf (Cómo recibir un testimonio de luz y verdad)

¿Alguna vez ellos han recibido respuesta a una oración, han sentido el Espíritu Santo o han visto milagros pequeños? Ayúdalos a recordar.

Si no pueden recordar a ninguno de esos momentos, no deben sentirse mal; algunas personas, por la razón que sea, pueden pasar años sin darse cuenta de que sus oraciones son contestadas o que sienten el Espíritu. Pero si alguna vez lo hicieron, explícales que no era algo que pasó sólo en su cabeza.

El Amor

citas amorosas entre mormones

Tu amigo o ser querido puede estar asustado y pensar que está decepcionando a todos al rebelarse contra la Iglesia. Ni la lógica ni la fe tienen poder cuando las emociones negativas son muy altas. Debes asegurarles que tu amor por ellos no cambiará sin importar lo que crean. No los trates de manera diferente. El amor puede abrir su corazón a la posibilidad del evangelio otra vez. Simplemente Ámalos.

 La pieza que falta en el rompecabezas

Si 99 cosas tienen sentido sobre la Iglesia, pero 1 no, entonces a veces deberás esperar. Mi Obispo explicó que a veces, al armar el rompecabezas de algo, especialmente si deseas averiguar en dónde va cada una de las piezas, te puede volver loco. Es sólo cuando las otras piezas están en el tablero que podemos ver todo con claridad. Sabemos que Dios intencionalmente no nos dará la mayoría de las respuestas a los misterios de la vida, para de esa manera ayudarnos a fortalecer nuestra fe.

El Elder Christofferson ha enseñado: 

“No supongan… que la falta de evidencia sobre algo hoy significa que no existe evidencia o que no aparecerá en el futuro.” 

Él señaló que la investigación finalmente mostró que los supuestos ciertos “errores” en el Libro de Mormón en realidad no fueron errores (como por ejemplo la espada de Labán). Luego dijo:

“Cuando las respuestas son incompletas o totalmente escasas, el paciente estudio y espera por nueva información y descubrimientos se verán recompensados ​​con el entendimiento.” (“El Profeta José Smith”, discurso devocional BYU-Idaho)

El Espíritu Santo

fracaso

Cuando las personas tienen el Espíritu Santo consigo, las dudas no parecen ser importantes ni convincentes. Piensan con más claridad y entienden las cosas como realmente son. Hay muchas historias de personas que resolvieron sus dudas simplemente sumergiéndose en el Espíritu al leer el Libro de Mormón.

Invita a tu ser querido a actividades de la Iglesia que no sean amenazantes, anímales a mantener los estándares de la Iglesia y, si es posible, asistir a la Iglesia y orar. No los fuerces, al igual que cierto personaje en “Star Wars: El último Jedi”, es posible que estén cerrados al Espíritu por un largo tiempo.

Algún día, si se sienten amados y cómodos en el ambiente Iglesia una vez más, es posible que vuelvan a sentir algo.

Comprendiendo el posible problema principal

“Recuerden que la fe y la duda no pueden existir en la misma mente al mismo tiempo, porque una hará desvanecer a la otra.” – Presidente Thomas S. Monson

Cuando alguien se enfrente ante un ataque en contra de la Iglesia, hay dos caminos que las personas pueden tomar: La fe o la duda. ¿Es el primer pensamiento que viene a tu mente temer que la Iglesia no sea verdadera, o tener fe de que debe haber alguna explicación razonable?

Debes entender que la mayoría de las personas son seres emocionales. Si crees que puedes ayudar a tus seres queridos que atraviesan por algunas dudas con sólo dar mejores argumentos, puede que estés perdiendo el tiempo. Algunas personas, no todas, dudan por algún otro motivo, y a menos que lo comprendas, puedes estar resolviendo el problema equivocado. Pueden inconscientemente querer que la Iglesia sea falsa.

Las opiniones de los Profetas

Primera Presidencia

Tal vez el mayor problema que tengan los escépticos sea la idea de que cada palabra de un Profeta debe ser doctrina de la Iglesia. Simplemente así no es como funciona la revelación.

“…Se debe recordar que no toda declaración que haya hecho un líder de la Iglesia, pasada o presente, necesariamente constituye doctrina. Comúnmente se da por entendido en la Iglesia que una declaración hecha por un líder en una ocasión a menudo representa una opinión personal que, aunque bien pensada, no quiere decir que sea oficial o se vincule a toda la Iglesia. El profeta José Smith enseñó que “un profeta es un profeta únicamente cuando está actuando como tal.” (Elder Christofferson “La doctrina de Cristo“)

Los profetas tienen opiniones, y algunas veces las dicen en voz alta. De lo contrario, ¿te imaginas si un Profeta dijera que le gusta la música “pop”? muchos dejarían la Iglesia.

Los profetas no obtienen información de Dios con frecuencia, son pocas las veces que reciben una nueva doctrina. Ellos aprenden “línea por línea” igual que nosotros.

Si un Profeta dice algo de manera oficial y los Profetas subsiguientes repiten continuamente esa idea, entonces podemos decir que probablemente sea doctrina. Ocasionalmente encontrarás opiniones que también se exponen en las publicaciones oficiales de la Iglesia. La Iglesia hace su mejor esfuerzo, pero está dirigida por seres humanos imperfectos.

Detenerse 

Los anti-mormones tienen este truco en el que te envían intencionalmente spam con cientos de dudas a la vez. Mayormente pueden enviar muchos temas a la vez porque de esa manera es imposible investigar 100 temas diferentes al mismo tiempo. Cualquier persona afectada con esto puede sentirse abrumada, emocionalmente agotada y asustada.

Anima a tu amigo que duda a dejar de investigar ese tipo de información. Si no se detiene, pídele que sólo lea un mensaje a la vez y que recuerde obtener información de fuentes adecuadas.

Investigación

dudas en la Iglesia

“Se acabaron los días en que un alumno expusiera sus dudas de manera sincera y que un maestro expresara su testimonio como una respuesta para evitar el problema.” (Elder Ballard)

Debes estar preparado para dar respuestas. La lógica y la razón no son lo único que ayudaran a tus amigos, pero a menudo es un componente necesario.

Cada vez que me he enfrentado con un ataque en contra de la Iglesia, siempre he encontrado una explicación razonable.

Contestación, Argumentar y Debatir

En algún punto, probablemente terminarás argumentando tus preocupaciones de manera específica. Lo recomendable es debatir un tema a la vez, con calma y racionalidad. Si no tienes una buena respuesta, diles que te comunicarás con ellos después de investigar al respecto.

La contención aleja al Espíritu, una cosa que puede ayudarlos a pensar con claridad así que debes asegurarte de que la conversación no se convierta en una pelea. Si no aceptan los puntos en los que estas de acuerdo, o si repetidamente sacan nuevos puntos después de que respondes uno, o si ignoran lo que tienes que decir, no sigas la conversación, sigue amándoles y espera a que la persona esté más abierta a lo que dices.

La discusión constante sobre ciertas dudas suele ser contraproducente. No necesitas responder todas las preguntas, sólo debes sembrar algunas dudas en sus dudas. Compartir ocasionalmente un breve testimonio o compartir tus experiencias espirituales también puede sembrar esas semillas.

Evidencia positiva

dudas en la Iglesia

La evidencia positiva también puede sembrar semillas, y hay mucha evidencia del Evangelio. Sin embargo, no es fácil de encontrar, y rara vez se habla de ello en el púlpito. La Iglesia ha evitado durante mucho tiempo mencionar todo tipo de pruebas, pero recientemente eso cambió con los “ensayos” publicados en lds.org y en la revista la Liahona. Supongo que esto fue porque la evidencia no siempre es 100% precisa y porque no se obtiene un testimonio al tratar de probar que el Evangelio es verdadero. Es muy poco probable que toda evidencia positiva pueda ser una coincidencia.

A los anti-mormones les encanta escribir una GRAN LISTA de “razones” por las cuales la Iglesia es falsa; sin embargo sabemos que es todo lo contrario. La oración, el amor, el Espíritu y las respuestas que tengas, pueden darle a tu amigo o ser querido una mayor oportunidad de volver al Evangelio. ¡No te rindas!

Y tú, ¿cómo podrías ayudar? Compártenos tus ideas en los comentarios.

Este artículo fue escrito originalmente por Fairmormon Staff y fue publicado por fairmormon.org bajo el título de “Helping Doubters in the L.D.S. Church