El élder Uchtdorf visita a refugiados ucranianos: “No están solos”

El 10 de abril, el élder Dieter F. Uchtdorf, del Cuórum de los Doce Apóstoles, presidió un devocional para los Santos de los Últimos Días ucranianos que se encuentran refugiados temporalmente en Polonia.

El apóstol se dirigió con amor y bondad a los Santos ucranianos:

“Los admiramos y oramos por ustedes todos los días”.

Los esfuerzos de la Iglesia por ayudar a los Santos ucranianos refugiados

Créditos: Kristin Murphy, Deseret News

El élder Uchtdorf les aseguró a los Santos que el liderazgo del Área Europa está haciendo todo lo posible por ministrar efectivamente a los refugiados mientras ayuda a atender sus necesidades emocionales, temporales y espirituales.

Los sentimientos del élder Uchtdorf sobre su devocional para los refugiados

Sobre su visita a los refugiados, el élder Uchtdorf dijo que su corazón estaba lleno de “una profunda tristeza por el sufrimiento” de los Santos de los Últimos Días y otras personas en países devastados por la guerra. Sin embargo, también aseguró que sentía mucha gratitud.

“Estas personas y familias nos han fortalecido y elevado con su bondad, confianza y fe en el Salvador y Sus propósitos divinos.

Harriet y yo esperábamos fortalecerlos y consolarlos, pero ellos trajeron luz celestial, esperanza y consuelo a nuestros corazones.

Tuvimos la suerte de reunirnos con personas y familias increíbles de Ucrania. Especialmente, con niños y jóvenes, cuya bondad e imagen siempre estarán en nuestros corazones y memoria”, dijo.

Créditos: Kristin Murphy, Deseret News

También te puede interesar: Santos de los Últimos Días en Europa abren las puertas de sus hogares a refugiados ucranianos

Cuando el élder Uchtdorf dio inicio al devocional, preguntó a los refugiados si tenían alguna interrogante para él. Una mujer levantó la mano e hizo una pregunta directa: “¿Qué podemos hacer para sentir el Espíritu?” en un momento desafiante y agotador.

“Hay una gran fortaleza en la familia. Las oraciones familiares, el estudio del evangelio y los comportamientos religiosos diarios nos unen al Señor. Todas estas cosas nos acercan a Dios”, dijo.

Aunque muchos de los refugiados Santos de los Últimos Días que viven en el área de Varsovia han sido separados de sus seres queridos, nada puede separar a los discípulos del Señor del amor de Cristo.

“Sepan que el Salvador los ama. Él conoce su sufrimiento. Él los envolverá humildemente en Sus brazos”, dijo el élder Uchtdorf. 

Créditos: Kristin Murphy, Deseret News

El élder Uchtdorf agregó:

“El espíritu y la resiliencia de los Santos de los Últimos Días de Ucrania y sus compatriotas son una luz para las naciones.

Los refugiados que se reunieron el domingo en el centro de reuniones de Varsovia también son ejemplo de bondad y determinación para seguir el camino de la libertad y defender lo que es correcto”.

De forma breve, la hermana Uchtdorf aseguró a los Santos ucranianos que no están solos.

“Somos hijos de Dios porque hacemos todo lo que podemos hacer y lo damos todo”, dijo.

Siempre hay alguien alrededor que está dispuesto a ayudar

Créditos: Kristin Murphy, Deseret News

Durante el devocional, el élder Uchtdorf señaló que la generosidad de los Santos de los Últimos Días polacos con sus nuevos amigos ucranianos lo impresionó mucho.

“Actualmente, hay mucha oscuridad y miedo en Europa. Los refugiados ucranianos están desplazados y viven lejos de su tierra natal. Sin embargo, no están solos. Siempre hay gente alrededor que está dispuesta a ayudar”, dijo el élder Uchtdorf.

Agregó:

“La unidad proviene de ser ‘uno en Cristo’. Lo más importante, todos deben encontrar la unidad personal con el Señor. Necesitamos abrir la puerta para dejarlo entrar e invitarlo a estar en nuestra presencia. Entonces, no tendremos por qué temer”.

Créditos: Kristin Murphy, Deseret News

Para terminar el devocional, el élder Uchtdorf compartió una promesa eterna que se encuentra en Salmo 30:5:

“Por la noche durará el llanto y a la mañana vendrá la alegría”.

Dios conoce a cada uno de Sus hijos que se han convertido en refugiados en las últimas semanas.

“Él los ama y los conoce. Ustedes son nuestros hermanos y los amamos”.

Incluso en medio de las divisiones del día, hay oportunidades para extender el perdón y el compañerismo, agregó el élder Uchtdorf.

“Si alguna vez hubo un momento en que necesitábamos estar unidos y amarnos unos a otros… Eso es ahora.

Los enemigos del pasado pueden convertirse en amigos en el futuro. 

Escojamos la paz, seamos pacificadores al encontrarnos y hablar unos con otros”.

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *