Élder Bednar: 5 verdades que debes recordar cuando dudes del evangelio

élder bednar

En un devocional en el Instituto de Religión de la Universidad de Utah el domingo 28 de agosto, el élder David A. Bednar, del Cuórum de los Doce Apóstoles, abordó algunas de las antiguas estrategias de engaño y destrucción espiritual que Satanás ha usado para desviar a los Santos.

Además, destacó cinco verdades doctrinales fundamentales enseñadas por el profeta José Smith que respaldan que es ilógico sugerir que la restauración del evangelio y la Iglesia en los últimos días no tiene sentido o es irrelevante, sobre todo cuando empiezas a dudar de tu fe y el evangelio.

El élder Bednar compartió estas verdades porque pueden brindarnos un pequeño vistazo del gran alcance, la profundidad, la amplitud y la importancia eterna del evangelio restaurado.

Los detractores de la Iglesia y sus creencias siempre existirán, siempre habrá oposición, pero mantenernos fiel a las cosas que hemos aprendido y el testimonio que hemos adquirido nos ayudarán a comprender la importancia del Plan de Dios y la necesidad de Su Iglesia en los últimos días.

1. La naturaleza y carácter de Dios, Su Hijo y el Espíritu Santo

primera visión

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

La primera verdad que el élder Bednar enseñó, fue que desde la Primera Visión José Smith conoció los atributos y el carácter de Dios, Su Hijo y el Espíritu Santo; que el Padre y el Hijo son seres distintos de carne y huesos; que el Espíritu Santo es un personaje de Espíritu; y que Jesucristo es el Hijo literal de Dios en espíritu y carne, habiendo progresado hasta llegar a ser como el Padre.

La verdadera doctrina de la Trinidad se había perdido durante la apostasía que surgió tras el ministerio terrenal del Salvador y la muerte de Sus apóstoles. La restauración trajo de regreso esa verdad a todos los Santos de los Últimos Días.

2. El Plan de Salvación

Salvador

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Como parte de la restauración del Evangelio de Jesucristo, José Smith declaró que todos vivimos como espíritus siendo hijos de Dios antes de nacer en la tierra, que el Padre Celestial diseñó el Plan de Salvación para permitir que todos Sus hijos e hijas puedan llegar a ser como Él.

El plan del Padre fue presentado en un Gran Concilio en los cielos, así como Su elección de Jesucristo como nuestro Salvador y la invitación del Señor para que todos vengan a Él y reciban las bendiciones de salvación y exaltación.

3. La importancia de la vida mortal y el cuerpo físico

tener hijos

Imagen: Canva

La tercera verdad restaurada es que nuestro progreso no se limita a la vida y la muerte. El Evangelio enseña que la vida en la tierra es un período de aprendizaje, probación y preparación para regresar a la presencia de Dios.

Asimismo, aprendemos que hay varios grados de gloria eterna, que todos recibirán algún grado de gloria y que el cuerpo físico es un don sagrado que Dios nos ha dado con el fin de recibir gozo en las eternidades.

4. La creación de la tierra y la caída de Adán y Eva

pecado original

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

A diferencia de muchas creencias cristianas, la caída de Adán y Eva no fue una falla en el Plan de Salvación del Padre.

Gracias a la restauración del Evangelio, aprendemos que Adán y Eva experimentaron una muerte espiritual, es decir, fueron separados de la presencia de Dios, lo que los llevó a ser mortales quedando sujetos a la muerte física.

Aprendemos también que Dios creó todas las cosas espiritualmente antes de crearlas temporalmente, la tierra se organizó a partir de elementos existentes que son eternos, y la Caída fue necesaria para llevar a cabo el plan del Padre Celestial.

5. La Expiación de Jesucristo

“The Hand of God” por Yongsung Kim

Las enseñanzas que recibimos sobre la función redentora de Cristo y Su sacrificio expiatorio fueron diferentes en la época del profeta José Smith.

El Evangelio restaurado brindó claridad en cuanto a esto. Se enseña que los profetas del Antiguo Testamento sabían de la expiación del Salvador y ejercían la fe para el arrepentimiento. El Libro de Mormón también enseña que el hombre se salva tanto por la gracia de Cristo como por las obras individuales.

El élder Bednar expresó que “como parte de Su sacrificio expiatorio, Jesucristo sufrió por nuestros pecados y tomó sobre Sí mismo los dolores, las enfermedades y las dolencias de toda la humanidad para que Él supiera, según la carne, cómo socorrernos y fortalecernos”.

Las estrategias de Satanás

satanás

Imagen: Shutterstock

El élder Bednar compartió que no podemos olvidar estas verdades, las cuales tomaron mayor relevancia gracias a la restauración del Evangelio de Jesucristo.

Asimismo, no debemos dejar que las dudas y las preguntas nos alejen de Jesucristo, nuestra fe y Su Evangelio. Él recordó las enseñanzas de Alma:

“La fe no es tener un conocimiento perfecto de las cosas; de modo que si tenéis fe, tenéis esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas”. –Alma 32:21

El élder Bednar agregó:

“Rechazo de todo corazón y enfáticamente los argumentos de Korihor de que creer en Jesucristo y Su misión terrenal es el resultado de tradiciones tontas y mentes frenéticas y trastornadas. Testifico que llegamos a conocer muchas cosas por otros medios además de la vista, especialmente las cosas espirituales”.

Imagen: Canva

No necesitamos de la vista para saber las verdades del Evangelio, no es la mejor y única manera de saber estas cosas, tenemos al Espíritu.

Para ver esto en acción debemos ejercer nuestra fe. Dejar que el Espíritu Santo obre en nosotros y nos dé las impresiones y respuestas que estamos buscando.

El élder Bednar recordó que las verdades que compartió no se pueden tocar ni ver, pero se pueden reconocer como ciertas gracias a esa fe y las impresiones que recibamos.

Imagen: Shutterstock

“Si todo lo que saben sobre el Evangelio de Jesucristo es lo que otros les han dicho, entonces nunca sabrán lo suficiente. Es importante que cada uno de nosotros tenga una conexión de convenio personal con el Señor Jesucristo viviente”.

Finalmente, el élder compartió que la razón es importante, sin embargo, no es suficiente en cuanto a las cosas espirituales.

“Un testimonio de la verdad por el poder del Espíritu Santo que invitamos a nuestra alma produce un conocimiento espiritual, una iluminación y convicción más seguras, más poderosas y más duraderas que las que pueden recibirse mediante la vista, el oído, el tacto o el argumento racional”.

Fuente: Church News

También te puede interesar

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *