“Cada persona tiene algo extraordinario”, dijo el Élder Gerrit W. Gong.

Con eso en mente, el Élder Gong, del Quórum de los Doce Apóstoles, centró su devocional en la vida y el ejemplo de alguien a quien considera un héroe de la Manzana del Templo. Este devocional estuvo dirigido a los estudiantes del Instituto Superior de Comercio de la Iglesia.

El 10 de enero, Mack Wilberg, el director de música del Coro del Tabernáculo y Orquesta de la Manzana del Templo, se reunió con el Élder Gong en su oficina y compartieron una conversación sincera, amable, divertida, profunda y espiritual. En el devocional del 26 de febrero, el Élder Gong compartió ocho lecciones que aprendió.

También te puede interesar: Talentos poco conocidos y aficiones de las Autoridades Generales

1. El éxito y la oportunidad de elevar a los demás no dependen de dónde hayamos nacido

Mack Wilberg

Mack Wilberg.

Mack Wilberg es de Castle Dale, un pequeño pueblo ubicado en el centro este de Utah. Mientras crecía, la población de Castle Dale fluctuaba entre las 500 y 600 personas.

“La bondad, el talento y la capacidad para contribuir pueden y vienen de todas partes”, dijo el Élder Gong.

2. Los desafíos y los obstáculos se pueden enfrentar con la ayuda, el amor y el apoyo de los demás

élder gong

Cuando Wilberg tenía 9 años de edad, su padre falleció. A pesar de que su madre viuda trabajaba cinco veces a la semana como profesora de una escuela pública, hacía sacrificios para ayudarlo a desarrollar sus talentos. El Élder Gong citó lo que Wilberg dijo: “Sacrificó sus sábados para llevarme a mis clases de piano”.

“Todas las personas tienen a alguien que cree en ellas, confía en ellas, las apoya y se sacrifica por ellas. Por favor, permitamos que cada uno de nosotros se convierta en ese tipo de persona para los que nos rodean. Por favor, recuerden ser agradecidos con aquellos que los ayudan”, dijo el Élder Gong.

3. Todos pueden encontrar su aptitud, capacidad, talento, pasión y ambición

élder gong

A la edad de 4 años, Wilberg aprendió a tocar el piano con tan solo escuchar. Le gustaba tanto tocar el piano que les preguntaba a sus amigos si podía tocar el piano en sus casas.

“El profesor de piano de Wilberg tenía un don especial para fomentar el talento en los demás. A menudo, esto no es lo único que podemos hacer, sino que podemos ayudar a los demás y convertirnos en lo que constituye un gran don”, dijo el Élder Gong.

Una habilidad que este profesor de piano ayudó a desarrollar a Wilberg fue un hábito para la preparación y la práctica. Debido a estas habilidades naturales, Wilberg, a menudo, podía, tocar bien sin mucha práctica. En una oportunidad, cuando Wilberg era joven, “su profesor de piano lo retiro inesperadamente de una competencia de piano porque no se había preparado lo suficiente para presentarse en el concierto en el que se suponía debía tocar”, dijo el Élder Gong.

Hasta el día de hoy, aproximadamente 50 años después, Wilberg recuerda lo decepcionada que estaba su madre y se comprometió a prepararse siempre.

“No todos encontramos una pasión o interés tan temprana o claramente. No debes sentir que no puedes elegir una especialidad o profesión si todavía no has identificado tal pasión. Por lo general, aprendemos y descubrimos nuestros intereses y aptitudes a medida que avanzamos, paso a paso”, dijo el Élder Gong.

4. La preparación crea oportunidades

élder gong

Élder Gong conversando con Mack Wilberg.

Wilberg le contó al Élder Gong que las oportunidades llegan cuando uno está preparado y cualificado para esa oportunidad.

El Élder Gong aprendió del hermano Wilberg que “en las artes, el talento, la preparación y el desarrollo son necesarios”.

Esta preparación incluye la educación, que es la clave para la autosuficiencia a largo plazo. “Aquí la autosuficiencia incluye nuestra capacidad para confiar en el Señor y desarrollar las actitudes y habilidades para sostenernos a nosotros mismos y a nuestros seres queridos además de ayudar a los demás que nos rodean”.

5. Algunos logros son posibles solo cuando trabajamos en armonía

élder gong

Coro del Instituto Superior de Comercio de la Iglesia.

Wilberg sabe por experiencia que incluso las personas talentosas no pueden lograr lo que un grupo dedicado que trabaja en unidad es capaz de alcanzar, dijo el Élder Gong.

“Algo extraordinario sucede cuando el talento colabora, cuando los intereses de las personas se combinan, cuando las partes se convierten en un todo”, dijo el Élder Gong.

“Cuando nos unimos mediante un convenio, nuestros lazos de pertenencia con el Señor y los demás son especialmente fuertes y motivadores. Nos convertimos en nuestro mejor y más grande ser cuando dejamos de lado nuestro ser estrecho y egocéntrico”.

6. La inspiración es una cualidad espiritual

inspiración

La inspiración viene con la preparación, que viene con el trabajo determinado, disciplinado y arduo.

Wilberg dijo que recibe inspiración musical en “los momentos y lugares más extraños”, como al cortar el césped, barrer el suelo, conducir el auto o ducharse.

La inspiración también viene al reconocer que uno no se apoya en su propio intelecto, sino que se apoya en los hombros de los demás. Wilberg estudia constantemente a otros compositores expertos. El Élder Gong lo citó: “Se puede lograr mucho cuando reconocemos la inspiración de los demás y construimos sobre o a partir de ella”.

7. Nuestros intereses no necesitan convertirse en nuestra profesión

élder gong

En el caso de Wilberg, la pasión y la profesión coinciden. Sin embargo, este no siempre es el caso. Por ejemplo, uno de los primeros trompetistas de la Orquesta de la Manzana del Templo es un dentista de profesión y “un excelente trompetista por vocación y servicio”, según Wilberg.

“El amor por algo y la aptitud pueden ayudarnos a identificar los intereses y la profesión de nuestra vida. La educación, la experiencia y la mejora diligente son parte del descubrimiento, el crecimiento y la transformación” dijo el Élder Gong.

8. La humildad y la gratitud bendicen

élder gong

Wilberg ha dirigido en muchos escenarios famosos en lugares importantes con artistas reconocidos. Sus arreglos se han interpretado en los funerales de tres presidentes de los Estados Unidos: el Presidente Ronald Reagan, el Presidente Gerald Ford y el Presidente George H.W. Bush.

“Su música es interpretada y amada por todo el mundo”, dijo el Élder Gong.

No obstante, a pesar de todos estos logros, el hermano Mack Wilberg nunca perdió u olvidó sus raíces. Con un brillo en sus ojos y ternura en su corazón y en su voz también dijo “tengo una debilidad por quienes vienen a las audiciones y son de un pueblo pequeño”.

Wilberg también cree en la retribución a la comunidad. Todos los miércoles, va a la prisión del estado Utah para dirigir el coro de reclusos. El Élder Gong citó a Wilberg, “Trabajamos y ensayamos como lo hacemos con el Coro del Tabernáculo”.

El ejemplo perfecto

Jesucristo

En todos los casos, el Salvador es el ejemplo perfecto. Al igual que Wilberg, Jesucristo nació en lo que muchos considerarían un lugar pequeño y oscuro. “Él observó, aprendió y creció, línea por línea, gracia por gracia, hasta que Él recibió la plenitud”, dijo el Élder Gong.

El Salvador ama a cada persona y tiene compasión por todos, sin importar su origen o circunstancias.

El Élder Gong concluyó su devocional pidiéndoles a los estudiantes que hagan su mejor esfuerzo. “Al mismo tiempo, por favor, recuerden que la perfección está en Cristo, no en el perfeccionismo del mundo. Independientemente de su experiencia o talento, estudien y trabajen con el deseo sincero de bendecir a aquellos que los rodean, incluida su familia… Al hacerlo con humildad y gratitud, el Señor los ayudará”.

Este artículo fue escrito originalmente por Valerie Johnson y fue publicado en thechurchnews.com con el título “A hero on Temple Square: 8 lessons Elder Gong has learned from Mack Wilberg’s life”.