Élder Holland: A Dios le interesa la fe que tengan y no las veces que han caído

élder holland

Como miembros fieles y dedicados de la Iglesia de Cristo, llevamos a cabo funciones en los diferentes lugares a los que hemos sido llamados a servir en Su Iglesia.

Estas responsabilidades, conocidas como llamamientos entre los Santos de los Últimos Días, nos ayudan a poder ser las manos de Dios sobre la tierra.

Podemos servir como misioneros de tiempo completo fuera de casa, pero también podemos servir en nuestras propias comunidades en los diferentes llamamientos que brindan los barrios y ramas de la Iglesia.

Todo esto es con el fin de cumplir con la obra dirigida por nuestro líder supremo: Jesucristo.

El Señor no nos ve como máquinas o robots que puede controlar a la perfección, por lo que todos tenemos oportunidades de ejercer nuestro albedrío, liderazgo e iniciativa en Su reino mediante innumerables expresiones de Su amor.

¿Por qué Cristo no nos dice exactamente qué hacer?

Imagen: Shutterstock

Podría hacerlo, sin ninguna duda. Pero, ¿en qué nos ayudaría eso? Recientemente escuché a un profesor de una escuela religiosa decir algo que me sorprendió por completo. Puede que quizás no se haya dado cuenta del significado de su mensaje.

Él dijo que si de alguna manera pudiéramos lograr la equidad perfecta en la sociedad, sin cambiar los corazones de las personas, es decir, sin que ellas se conviertan en nuevas criaturas en Cristo, el Señor se conformaría con eso.

La verdad no es esa. Ese era exactamente el plan de Lucifer, que estaba en perfecta oposición al plan del Padre. Satanás quería “salvarnos” a todos y acumular toda la gloria y el poder para sí mismo, y propuso hacerlo bajo un sistema autoritario extremo en el que nuestro albedrío sería básicamente eliminado.

A lo largo de la historia del mundo, hemos aprendido cuál es el destino final de quienes siguen ese mismo patrón. Engendran pobreza, diferencias de clase extremas, iniquidad y un nivel superior de corrupción, abuso y violencia.

satanás

Imagen: Shutterstock

La “virtud” forzada no es virtud en absoluto, y no nos acerca al Señor y Su reino.

Recientemente hemos sido testigos de otro ejemplo de la falta de eficacia de los sistemas que consolidan la toma de decisiones en los mandos superiores: el ejército ruso.

La mayoría de los “expertos” creyeron que Rusia conquistaría Ucrania en unos pocos días. Hay varias razones por las que se equivocaron, pero uno de los factores clave fue la falta de capacidad de liderazgo y flexibilidad a nivel operativo.

Los comandantes rusos de nivel inferior no tienen ni el entrenamiento ni el permiso para tomar las decisiones tácticas requeridas para enfrentar las condiciones cambiantes del campo de batalla.

¿Cuál fue el propósito de la Última Cena?

“In Remembrance of Me” por Walter Rane

Todavía no entendemos todas las razones, pero sabemos que:

  • Jesús obedeció los estatutos y juicios de la Ley de Moisés y por lo tanto guardó la Pascua
  • Jesús necesitaba instruir a Sus apóstoles (y probablemente a otros, incluidas las mujeres que habrían estado presentes) sobre lo que estaba a punto de suceder y lo que vendría después.

Una de esas instrucciones involucraba la ordenanza de la Santa Cena mientras que otra se trató del poderoso significado de ser un siervo y líder.

  • Jesús amaba mucho a Sus discípulos y deseaba pasar el tiempo precioso que tenía con ellos antes de que tuvieran que seguir sin Su constante presencia física.

Los mejores líderes se preocupan sinceramente por aquellos a quienes lideran. No solo se muestra de manera natural, sino que estos líderes también demuestran activamente su consideración genuina.

cristo problemas

Arte por Yongsung Kim

Cristo continuó Su instrucción de manera cuidadosa y afectuosa después de Su resurrección, seguramente incluyendo a muchas de las mujeres que también formaban el liderazgo de Su Iglesia (Hechos 1:3).

Él hizo todo esto para que podamos tener un ejemplo de cómo cuidar de Su rebaño en cualquier parte del mundo.

Nuestra labor en la tierra no es solo procurar ser como Cristo fue, sino también ayudar a nuestro prójimo a venir a Él, para que puedan recibir las bendiciones y ordenanzas que un día los llevará a la vida eterna.

El élder Jeffrey R. Holland compartió:

“La majestuosidad de la vida de ustedes, de la vida de su prójimo y del evangelio de Jesucristo se pondrá de manifiesto en el postrer día, aunque no todos la reconozcan al principio…

Hermanos, den un paso adelante. Háganlo por su propio bien. Háganlo por el bien de aquellos a quienes aman y que están orando para que ustedes respondan. Háganlo por la causa del Señor Jesucristo, quien pagó un precio inconcebible por el futuro que quiere que ustedes tengan”.

escrituras fe desafíos

Imagen: Shutterstock

El élder Dieter F. Uchtdorf expresó:

“Al extender una mano para bendecir la vida de los demás, nuestra vida también es bendecida. El servicio y el sacrificio abren las ventanas de los cielos, permitiendo que bendiciones especiales desciendan sobre nosotros.

Ciertamente nuestro amado Padre Celestial está complacido con los que se ocupan del más pequeño de Sus hijos… Al perdernos en el servicio a los demás, descubrimos nuestra propia vida y felicidad”.

Por último, ayudar a los demás nos ayuda a nosotros mismos. Sin importar las veces que hayamos caído, podemos volver a levantarnos gracias a la expiación de Jesucristo:

“Mis queridos hermanos y hermanas, ustedes que han sido bendecidos durante tantos años por el Evangelio porque tuvieron la fortuna de encontrarlo… A cada uno de ustedes, a uno y a todos, les testifico del poder renovador del amor de Dios y del milagro de Su gracia. Lo que a Él le interesa es la fe que logren al final y no la hora del día en que hayan llegado a ese punto”. – Jeffrey R. Holland

Fuente: LdsDaily

@masfe.org No hay nada mejor que dejarlo en sus manos y confiar en Él Etiqueta a alguien que necesite recordarlo #masfe #sud #biblia #frasescristianas #reelscristianos #mormon #diosesbueno #jesusteama #cristianos #lds #confiaendios ♬ original sound – brand_lyrics

También te puede interesar

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *