Élder Stevenson: No hay nada más valioso que los lazos que tienen con su familia

élder Stevenson

Durante un devocional para jóvenes adultos de todo el mundo, el élder Gary E. Stevenson, del Quórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, la hermana Lesa Stevenson, enseñaron cómo podemos seguir avanzando constantemente en nuestra vida.

Ambos enseñaron cómo cuatro elementos nos ayudan a tener un equilibrio secular y espiritual en nuestras vidas.

La hermana Stevenson expresó: 

“Nuestra visión espiritual, que proviene de la perspectiva del evangelio, nos brinda información con respecto a todas las prioridades de nuestra vida.

Nos permite alinear esas prioridades y mantenerlas debidamente equilibradas. Es por eso que vemos una conexión muy estrecha entre la visión y el equilibrio”.

También te puede interesar:Presidente Nelson: “En verdad, la fe es el poder que nos permite lograr lo imposible”

La familia

Como primer elemento, la hermana Stevenson señaló que la familia es el punto más importante de nuestras vidas.

“La familia debe ser considerada el engranaje principal de nuestras vidas. La relación que tienen con su familia es lo que llevarán a la vida venidera. Nada de lo que tienen es más valioso que eso.”.

El trabajo

Al hablar de la importancia del segundo elemento, el élder Stevenson ejemplificó el trabajo como el “rotor de cola de un helicóptero”. Y señaló que “la educación… aumenta [nuestras] posibilidades para conseguir empleo”, dijo.

“En su entorno laboral, tienen la obligación de ser honestos y leales con su empleador”.

La fe

Sabemos que la fe debe ser una parte importante de la vida de todos los hijos de Dios, y el élder Stevenson reforzó nuestra comprensión de que debemos ejercerla para progresar en esta vida.

“El tercer elemento crítico del equilibrio en la vida es para el Señor y Su obra. Este es uno de los propósitos principales por los que cada uno de nosotros venimos a la Tierra”.

Además, enfatizó la importancia de servir en la Iglesia y cómo el servicio trae equilibrio a nuestras vidas.

“Pienso en el servicio de la Iglesia como el mando cíclico del helicóptero que nos estabiliza y nos guía”. 

Cuidado personal

La hermana Stevenson enseñó que el cuarto elemento es nuestra obligación para con nosotros mismos.

“Es importante que en ocasiones bajemos la velocidad para recargarnos y observar más de cerca nuestras propias necesidades, como el descanso, el ejercicio, el ocio y el desarrollo espiritual personal”.

Mantener el equilibrio

dios fe

El élder Stevenson compartió el consejo que recibió de su padre e invitó a quienes escucharon el mensaje a seguirlo:

“Cuando se encuentren en casa, hagan del hogar su prioridad, no la Iglesia ni el trabajo. Cuando se encuentren en el trabajo, elijan el trabajo como su prioridad, no el hogar ni la Iglesia. Cuando se encuentren en la Iglesia, elijan hacer de ella su prioridad y no el trabajo ni su hogar”.

El apóstol también compartió:

“Nuestro objetivo final es el mismo: progresar en el camino del convenio, preparándonos fielmente para la exaltación.

La perspectiva del evangelio nos proporciona una visión que nos permite ver claramente ese camino”.

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *