Sí, sé que quieres tener un novio con el que compartir momentos lindos como las parejas que te rodean. Pero, eres un adolescente Santo de los Últimos Días y tienes 16 años.

Confía en mí, por más que esta norma te haga pasar momentos no tan agradables como en la temporada de San Valentín, existen algunas razones muy buenas por las que se nos anima a obedecer esta norma. ¡Veamos!

1. La adolescencia se trata de AUTODESCUBRIMIENTO

ADOLESCENTES

También te puede interesar4 temas de los que deberíamos hablar abiertamente con las mujeres jóvenes

¿Alguna vez has escuchado la frase “tener una cita contigo mismo”? Sí, escuchaste bien. Las citas se definen como “una actividad planificada que permite tanto a un hombre como a una mujer joven conocerse mejor”.

Tan pronto como llegué a la adolescencia, mi mamá me enseñó que los siguientes años de mi vida serían de “autodescubrimiento” y que no habría tiempo para que me involucrara en el juego de las citas con jóvenes del sexo opuesto hasta que cumpliera 16 años.

Ahora me doy cuenta de que la persona más importante con la que puedes salir eres tú misma. Porque, ¿cómo podrías conocer a la persona que sea adecuada para ti si nunca te has tomado el tiempo para conocerte?

Utiliza el tiempo antes de que cumplas 16 años para autodescubrirte, para entender quién eres como un hijo o una hija de nuestro Padre Celestial y podrás tener una visión para tu futuro. Confía en mí, invertir tiempo en conocerte temprano en la vida, es algo de lo que nunca te arrepentirás.

2. Todavía eres muy vulnerable al desamor, el dolor y la tentación

ADOLESCENTES

El Presidente Gordon B. Hinckley dijo:

“El Señor nos ha hecho atractivos unos a otros por un gran propósito, pero esa atracción no es más que un barril de pólvora a menos que se mantenga bajo control. Es hermosa cuando se le maneja de forma correcta; es mortal si se nos va de las manos”.

Pienso en casi todos los adolescentes Santos de los Últimos Días o, incluso, en sus amigos no miembros que se han preguntado por qué deben esperar hasta esa edad en específico para salir en citas.

La edad de 16 años no es un tiempo mágico en el que, de repente, ya estás preparado para salir en citas. Sin embargo, nuestros profetas modernos nos aconsejan no salir en citas antes de los 16 para nuestra seguridad emocional, física y espiritual.

El periodo previo a esta edad es un tiempo vulnerable en el que Satanás intenta constantemente impedir tu progreso como persona. El folleto Para la Fortaleza de la Juventud dice:

“El contraer una relación seria con alguien cuando se es muy joven, puede limitar la cantidad de otras personas que puedas llegar a conocer y tal vez puede conducir a la inmoralidad”.

El Presidente Hinckley declaró:

“Esta norma no se diseñó para lastimarte de alguna manera. Se diseñó para ayudarte y, será así, si observas esta norma”.

3. Porque se supone que la vida adolescente es para disfrutarla

ADOLESCENTES

Soy una de las pocas adolescentes que se estremeció con la idea de salir seriamente con alguien a una edad tan temprana. Pensé: “¡Hay tanto que hacer! ¡Hay tanto por descubrir!”

Como una de los miles de adolescentes Santos de los Últimos Días en el mundo, no quería pasar los maravillosos años de mi vida adolescente involucrándome en el proceso de las relaciones serias. Quería pasar ese tiempo como Él querría.

Bien, probablemente pienses que estoy en contra de las citas. (No, sorprendentemente no) También podrías pensar, “¡pero las citas también son divertidas!”. Las citas son divertidas. Es una oportunidad para que desarrollemos amistades y relaciones que nos ayudarán a elegir eventualmente a las personas con las que pasaremos nuestras eternidades. Pero, ahora no es el momento.

¡No hagas que este tiempo tan valioso pase tan rápido! ¡La vida adolescente se debe disfrutar! Es un momento en el que desarrollamos lazos y amistades con otras personas, es un momento en el que finalmente reconocemos nuestro valor e identidad como hijos de nuestro Padre Celestial.

Desarrolla tus fortalezas y conoce tus debilidades. Lo más importante, ¡diviértete!

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Pam Espinosa y fue publicado en faith.ph con el título “Mormon Teens: 3 Reasons Why They Don’t Date Until 16”.