Los misioneros Santos de los Últimos Días de todo el mundo aprenden principios importantes sobre fijar metas.

Los misioneros establecen metas diarias, semanales y mensuales. Fijan metas personales y de compañerismo. Las metas se establecen como distritos, zonas y misiones. De hecho, las metas ayudan a impulsar la obra de Dios.

Ya sea que hayas servido en una misión o simplemente te gustaría aprender a establecer metas como los misioneros, estas ideas te ayudarán. ¡Comencemos!

También te puede interesarHay un futuro después de la cuarentena, depende de ti que sea el mejor

El aspecto espiritual de fijar metas

Las metas, cuando se establecen adecuadamente, reflejan lo que pretendemos lograr. Considera esta cita de Predicad Mi Evangelio:

“Las metas reflejan los deseos de nuestro corazón y nuestra visión de lo que podemos lograr. A través de las metas y los planes, nuestras esperanzas se transforman en acción. El fijar metas y el hacer planes son actos de fe”.

Independientemente de cuáles sean tus metas, conviértelas en una experiencia espiritual al reflexionar y orar al respecto. Incluye a Dios en tu planificación; permite que tu fe en la gracia de Jesucristo te dé la esperanza de lo que puedes lograr. Pregúntale a Dios qué piensa sobre las metas que has establecido.

¿Cómo se tiene éxito en las metas?

misionero con COVID-19

Tienes éxito en tus metas cuando éstas te acercan a una vida más centrada en los principios del Evangelio. Usa los siguientes puntos de Predicad Mi Evangelio para ver si tus metas están listas para cumplirlas.

  • Las metas te dan una “dirección clara”. Cuando observas tus metas, ¿puedes ver un camino claro de dónde te encuentras ahora y hacia dónde deseas ir? ¿Ves cómo tu meta actual te llevará al progreso?
  • Las metas “te ayudarán a tener un día repleto” de buenas actividades. Tus metas deben incluir acciones diligentes.
  • No establezcas metas imposibles que te desanimen. Sin embargo, los objetivos deben exigir tu esfuerzo de manera saludable. “Las metas que suponen un desafío te ayudarán a trabajar con eficacia y te impulsarán a hacer un mayor esfuerzo y progresar”.

El Padre Celestial no nos creó para fracasar. A medida que nos esforcemos por seguir al Espíritu, sentiremos inspiración sobre las metas que necesitamos establecer y cómo lograrlas.

Lograr metas

Los objetivos son herramientas poderosas. Sin embargo, podemos llevar las cosas demasiado lejos y volvernos un poco obsesivos.

Si nos enfocamos demasiado en los números o resultados exactos, perderemos la oportunidad de adaptarnos mientras el Espíritu nos guía. Aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta a medida que te esfuerzas para lograr tus objetivos:

  • Respeta el albedrío de los demás: Los misioneros aprenden a enfocarse en lo que pueden controlar al establecer metas. No faltes el respeto a las decisiones de quienes te rodean mientras intentas alcanzar tus objetivos.
  • No establezcas metas para obtener reconocimiento: Las metas centradas en Cristo no están destinadas a darnos gloria o fama, sino que “son un medio para ayudarte a hacer mucho bien entre los hijos del Padre Celestial”.
  • Concéntrate en los resultados espirituales: Es fácil desanimarse cuando no logramos nuestros objetivos. Pero, recordar el propósito detrás de las metas nos ayudará a medir nuestro éxito de manera saludable. “La máxima medida del éxito no reside solamente en lograr metas, sino en el servicio que se presta y en el progreso de los demás”.

Compromiso y responsabilidad

Predicad Mi Evangelio invita a los compañerismos de misioneros a preguntarse: “¿Estamos comprometidos a cumplir esta meta?”

Esta es una gran pregunta para ti mismo y para cualquier persona con la que se establezca metas.

Determina cómo pueden mantenerse comprometidos y cómo pueden rendir cuentas el uno al otro. Aquí hay algunos pensamientos sobre rendir cuentas en Predicad Mi Evangelio:

“El principio de rendir cuentas de su responsabilidad es fundamental en el plan eterno de Dios. Todos compareceremos ante el Señor en el juicio final y daremos cuentas de lo que hayamos hecho con las oportunidades que Él nos ha dado… Establezca metas y haga planes sabiendo que tendrá que rendir cuentas de su trabajo”.

¡Pregúntale a un misionero!

A los misioneros que sirven en tu área les gustaría ayudarte a aprender más sobre fijar metas.

Pídeles que te den una lección sobre las metas. Invítalos a ayudarte a establecer algunas metas espirituales.

Los misioneros trabajan todos los días con personas de todo el mundo para ayudarlas a progresar en el plan que Dios tiene para ellas.  Consulta este tema con los misioneros que están cerca de ti.

Conclusión

misioneros

Esta cita del Élder M. Russell Ballard en Predicad Mi Evangelio sintetiza la definición de lo que es una meta:

“Estoy plenamente convencido de que si no nos fijamos metas en la vida ni aprendemos a dominar las técnicas del vivir para alcanzarlas, llegaremos a la vejez y miraremos hacia atrás y nos daremos cuenta de que habremos logrado tan solo una pequeña parte de nuestro pleno potencial. Si llegamos a dominar los principios relacionados con el establecimiento de metas, entonces surtiremos una gran diferencia en los resultados que logremos en esta vida”.

¿Este artículo te ayudó? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Fuente: LDS Daily