El estudio diario de las Escrituras puede mejorar la salud mental

Escrituras

“Los enfoques psicológicos tradicionales son importantes y útiles. Sin embargo, cuando se combinan con un enfoque espiritual, se vuelven más potentes. El estudio diario de las Escrituras es uno de estos enfoques.”

En mi carrera como de psicóloga, he tenido ocasiones en las que pude trabajar con miembros de la Iglesia. Vienen con los mismos tipos de problemas que los pacientes que no son SUD: ansiedad, depresión, problemas de relación, problemas de crianza, etc. Sin embargo, debido a nuestra fe compartida, a menudo puedo usar un enfoque diferente con los Santos de los Últimos Días que con otros pacientes.

También te puede interesar:6 maneras creativas para darle vida a tu estudio de las Escrituras

Recuerdo un cliente en particular con el que me encontré hace años. Tenía ataques de pánico a diario y había venido a buscar ayuda. Entre otras cosas, le pregunté sobre sus prácticas espirituales personales, incluida la oración y el estudio de las Escrituras. Él dijo que oraba la mayoría de los días, pero que rara vez leía las Escrituras. Hablamos de muchas otras cosas ese día, pero lo dejé con la tarea de estudiar las Escrituras diariamente, enfocándose en aquellos pasajes que prometían paz.

La semana siguiente regresó y le pregunté cómo había sido su semana. Él afirmó que hubo muy pocos cambios. Pregunté sobre la tarea de estudiar las Escrituras. Él respondió que no lo había hecho. 

Luego me dijo algo como: “Mire, si quiero consejo espiritual, puedo ir a ver a mi obispo. Vine aquí en busca de consejo psicológico.”

Yo le respondí diciendo: “He estudiado el comportamiento humano el tiempo suficiente para saber qué herramientas de cambio son más efectivas. Si alguien viene a mí y quiere ayuda para cavar un agujero grande y tengo la opción de usar una cuchara o una excavadora, voy a elegir la excavadora todas las veces.” 

Le dije que creía que los remedios espirituales pueden mejorar y acelerar la curación psicológica. Todavía creo eso. Los enfoques psicológicos tradicionales son importantes y útiles. Sin embargo, cuando se combinan con un enfoque espiritual, se vuelven más potentes. El estudio diario de las Escrituras es uno de estos enfoques. 

Aquí hay tres formas en que esta práctica puede mejorar tu salud mental.

1. Podrás aprender de los ejemplos de otros.

espíritu santo

Las Escrituras están llenas de ejemplos de personas que han tenido problemas similares a los que todos enfrentamos. La dificultad emocional y mental es común en la experiencia humana y es esencial para nuestro crecimiento espiritual. Al estudiar las Escrituras, verás historias de vida de principio a fin. 

Esta es una ventaja significativa, ya que en nuestras propias vidas no podemos ver el resultado del mañana en la actualidad. En las Escrituras, puedes ver lo que hizo la gente y cómo funcionó para ellos, proporcionando así una idea de qué enfoques funcionan y cuáles pueden no ser útiles. Cuanto más estudies las Escrituras, más te familiarizarás con los diferentes enfoques y estrategias que te serán útiles en tus experiencias personales.

  • ¿Estás pasando por pruebas difíciles? Lee el consejo del Señor a José Smith mientras estuvo injustamente encarcelado (véase DyC 122). 
  • ¿Tienes dificultades matrimoniales? Considera cómo Lehi y Sariah resolvieron un problema en su matrimonio (ver 1 Nefi 5). 
  • Si te preocupa uno de sus hijos que perdió el rumbo, estudia la parábola del hijo pródigo (véase Lucas 15). 
  • ¿Estás abrumado con sentimientos de depresión? Lee acerca de la reacción de Nefi a sentimientos similares (vea 2 Nefi 4). 
  • ¿Te preocupas mucho por tus circunstancias actuales? Estudia cómo la gente de Alma reaccionó a un juicio inesperado y significativo que causó ansiedad y temor (véase Mosíah 23).

Cada una de estas personas era mortal, tenía problemas como tú y yo y encontraron soluciones a sus desafíos. Los registraron, y ahora somos los beneficiarios de sus experiencias. Nuestro Padre Celestial rara vez nos muestra nuestro futuro; él quiere que tengamos fe y aprendamos a confiar en él. 

En Su misericordia, Él ha proporcionado ejemplos bíblicos que podemos aplicar a nuestras propias vidas. Podemos ver lo que experimentaron, cómo reaccionaron y qué resultados tuvieron. Mientras estudias las Escrituras diariamente, llenarás tu mente y corazón con estos ejemplos. Se convertirán en un recurso ricos para enfrentar los desafíos de salud mental.

2. Podrás entender verdades más grandes.

amor de Dios

Los problemas de salud mental a menudo son causados ​​por pensamientos de inseguridad. Por ejemplo, los sentimientos de depresión tienden a ser alimentados por pensamientos tales como “Nunca tendré éxito en nada” o “Nadie me aceptará por lo que soy”. Esos tipos de pensamientos son bastante deprimentes. 

Cualquiera que les llene la mente con tales ideas de forma regular encontrará que su estado de ánimo en general empeora. El problema es que esos pensamientos no son precisos. Son exagerados y excesivamente globalizados. 

Podríamos tener pensamientos diferentes, una expresión más precisa de esos pensamientos podría ser: “No he tenido éxito hasta ahora pero podría tener éxito en el futuro si cambio mi enfoque” o “Es cierto que he tenido poca suerte para encontrar una relación, pero si sigo buscando y mejorando, no se sabe lo que podría pasar”. Ese tipo de pensamiento aún reconoce las dificultades actuales pero deja espacio para el cambio y la esperanza, y son más precisos que los pensamientos originales.

esperanza

Las escrituras enseñan la verdad. El Espíritu del Señor testifica de las verdades que leemos. Jacob enseñó: 

“Porque el Espíritu habla la verdad, y no miente. Por tanto, habla de las cosas como realmente son, y de las cosas como realmente serán” (Jacob 4:13, énfasis agregado). 

A medida que podamos ver mejor las cosas “como realmente son”, podremos corregir los patrones de pensamiento negativos. Podremos reemplazarlos con un pensamiento preciso y realista. Mientras más leas y estudies las Escrituras, más verdad descubrirás y podrás incorporar a tu vida. La información de inseguridad es como la oscuridad; prevalecerá a menos que esté expuesto a la luz. 

Las Escrituras contienen verdades eternas que disiparán las creencias oscuras y feas que a menudo alimentan los problemas de salud mental. Al sumergirte en la palabra de Dios, atraerás más y más luz a tu mente y corazón.

3. Tendrás las bendiciones prometidas.

oracion

Hace muchos años, tuve una pequeña grieta en el parabrisas de mi auto. Como estábamos recién casados, no teníamos el dinero para repararlo, así que aprendí a vivir con eso. Sin embargo, la grieta se hizo más y más grande hasta el punto en que se convirtió en un peligro. Finalmente hice los arreglos para que el parabrisas fuera reemplazado. 

Unos días más tarde, estaba conduciendo a lo largo de la carretera interestatal y un automóvil golpeó una gran roca. La roca golpeó mi flamante parabrisas y lo rompió. Recuerdo haber pensado: “¿Estás bromeando? ¿Por qué Dios no podría haber movido la roca o haberme inspirado a cambiar de carril?” Entonces tuve un pensamiento distinto que decía: “¿Tienes idea de cuántas rocas Él movió de tu camino en el pasado?” Se hizo claro que yo había sido el beneficiario de muchas, muchas bendiciones y protecciones invisibles.

A veces desconocemos cuántas bendiciones recibimos. Si mi viaje diario a casa transcurre sin incidentes, tal vez pueda suponer que no fui bendecido, sin embargo, ¿qué pasa si en ese mismo viaje a casa, el Señor evitó un accidente, hizo que la llanta no se desinfle y evitó que la transmisión fallara? Los actos regulares de obediencia nos califican para recibir bendiciones, muchas de las cuales pueden pasar desapercibidas. 

mujer en la iglesia

A medida que estudiamos las Escrituras a diario, tenemos derecho a la ayuda del Señor de cualquier forma que en la Él decida bendecirnos. Incluso si tu estudio se encuentra en los capítulos de Isaías de 2 de Nefi y apenas comprendes una palabra, seguirás siendo bendecido por haber cumplido con el mandato del Señor. 

Recuerda, Él no puede bendecirnos a menos que seamos obedientes (véase DyC 130:20-21). El estudio diario de las Escrituras brindará protección contra el mal. Aumentará los sentimientos de confianza. Disminuirá los sentimientos de miedo y preocupación. Si buscas fortaleza para superar los desafíos de salud mental, el estudio diario de las Escrituras te calificará para las bendiciones del Señor, de acuerdo con Su juicio y oportunidad.

El estudio diario de las Escrituras normalmente no será la única herramienta que necesitarás para mejorar tu salud mental. Es un arma valiosa en tu lucha contra la oscuridad mental y emocional. No dudes en utilizar todos los recursos que Dios ha puesto a tu disposición a medida que buscas mejorar tu vida y ser más como Él.

Este artículo fue escrito originalmente por David T. Morgan y fue publicado por ldsliving.com bajo el título de “LDS Psychologist: Daily Scripture Study Can Improve Your Mental Health

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *