En un estudio realizado recientemente a las fortalezas y desafíos de los matrimonios Santos de los Últimos Días, se encontró que hay patrones únicos que han hecho que los matrimonios de los miembros de la Iglesia tengan más exitoso que otros.

También te puede interesar: En Jesucristo cada historia de amor tiene un final feliz

¿Qué es lo que nos hace únicos?

El estudio al que me refiero fue realizado por BYU Studies. Ellos sabían, por investigaciones previas, que las creencias y prácticas religiosas conducen a una mejor calidad de vida. Sin embargo, querían averiguar los detalles específicos en lo que respecta a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. 

Aún más específicamente, querían averiguar los efectos de nuestra religión en el matrimonio.

En comparación con otras religiones, nuestra doctrina es única. Creemos que el matrimonio y la familia son “[fundamentales] para el plan del Creador para el destino eterno de Sus hijos”. También creemos en Padres Celestiales (lo que significa que el matrimonio es un elemento de la divinidad).

Gracias al plan de salvación, el sacerdocio y el poder para sellar, creemos que el matrimonio perdura más allá de la muerte. Las familias pueden estar juntas para siempre y el matrimonio en el templo es un requisito para la vida eterna.

Debido a la profunda importancia del matrimonio en el templo, también se hace énfasis en la dignidad para entrar al templo al vivir conforme a los mandamientos del Señor.

Por ejemplo, se espera que los miembros de la Iglesia se abstengan de tener relaciones sexuales antes del matrimonio. 

Sobre el estudio

matrimonio sellamiento

“Estamos interesados ​​en explorar cómo la naturaleza de la relación entre la teología y las costumbres [Santo de los Últimos Días] se pueden manifestar en las relaciones de pareja de los miembros [Santo de los Últimos Días]”.

Los investigadores querían saber cómo es que se manifiestan todos estos factores únicos en las relaciones de pareja de los Santos de los Últimos Días. Deseaban tener una mayor comprensión en cuanto a las actitudes, la toma de decisiones, la interacción entre cónyuges y la estabilidad.

Para analizar las diferencias en los matrimonios, comenzaron comparando miembros activos de la Iglesia con miembros menos activos. Luego, compararon a ambos grupos con matrimonios católicos y protestantes. Por último, incluyeron dos grupos altamente religiosos y un grupo menos religioso.

“Nuestra expectativa general es que probablemente haya poca o ninguna diferencia entre estos grupos religiosos en cuanto a variables individuales típicas no relacionadas como el autoestima. Esperamos que sí haya diferencias significativas entre los Santos de los Últimos Días y los otros grupos religiosos, así como aquellos que no son religiosos en los valores más orientados a las decisiones y comportamientos en las relaciones de pareja”.

¿Entonces, qué fue lo que encontraron?

Primero, los investigadores hablaron sobre la autoestima. ¡Ser religiosamente activo muestra niveles más altos de autoestima! Sé que he visto esto en mi propia vida. Cuando me alejo del Padre Celestial, siento que mi autoestima decae. ¿Has sentido lo mismo?

Cuando se trata de actitudes, se hizo evidente que los miembros de la Iglesia “valoran el matrimonio significativamente más que incluso los miembros altamente religiosos de las otras denominaciones religiosas”. Incluso cuando estos Santos de los Últimos Días son menos activos, todavía se valora el matrimonio en gran medida. ¡Creo que esto es muy interesante!

La comunicación también parece ser más efectiva entre los matrimonios de Santos de los Últimos Días. Los miembros activos tienen altos niveles de conexión emocional con sus cónyuges en comparación con otros grupos. 

Me pregunto si esto tiene algo que ver con recursos como “Ven, sígueme”, que promueven conversaciones emotivas y espirituales.

¿Qué significan estos hallazgos?

“La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días también es una “iglesia estricta” o una “fe de alta demanda” que pide a mucho de sus miembros, particularmente en las áreas del matrimonio y la vida familiar.

La castidad antes del matrimonio, generalmente los roles de género más tradicionales, la unidad en el matrimonio, un número de hijos mayor que el promedio, los altos niveles de participación en la congregación y otros factores se combinan para impactar a los Santos de los Últimos Días activos.

Aunque este mayor nivel de demanda podría verse como perjudicial, la investigación indica que en realidad se correlaciona con niveles normales a niveles más altos de salud mental, niveles más altos de bienestar en adolescentes, mayor estabilidad en el matrimonio y otros beneficios individuales y de pareja”.

matrimonio feliz

Si bien algunos extraños pueden decir que nuestras creencias religiosas son demasiado intensas, la ciencia no miente. Creo que Mateo 7 tuvo razón cuando dijo que “por sus frutos los conoceréis”. ¡Estoy agradecido por las muchas bendiciones que el Padre Celestial derrama sobre aquellos que viven Sus mandamientos!

Los miembros de la Iglesia realmente se benefician de las doctrinas y prácticas únicas que tenemos. Tienen actitudes más positivas y estabilidad conyugal. Si bien ninguna relación es perfecta, podemos encontrar una mayor felicidad a medida que vivimos el Evangelio en nuestro matrimonio y nuestras familias.

¿Encontraron algo negativo?

aborto

En realidad, sí lo hicieron. 

“Los Santos de los Últimos Días que se esfuerzan por adherirse a la religión pueden ser más vulnerables al estrés como pareja”.

Por alguna razón, los miembros de nuestra Iglesia se presionan innecesariamente por parecer perfectos. Cuando no nos adherimos a la “norma”, estamos más estresados.

Si te encuentras en esta situación, pide ayuda. ¡La perfección no se alcanzará ahora! No es fácil, pero puedes obtener el apoyo que necesitas. Tal vez tu idea de lo que implica la perfección es simplemente incorrecta.

Tal vez no estés lidiando con este tipo de estrés, pero conoce a otros que sí. Sé paciente y bondadoso con ellos. No seas presto a juzgar. La comunidad de nuestra Iglesia debe estar llena de amor y respeto. ¡Mientras nos apoyamos el uno en el otro, más gozo y paz encontraremos!

Ideas finales

Aprecio los pensamientos de estos investigadores. Cuando se trata del matrimonio “algunos de nosotros aún tendremos enfermedades crónicas o fatales”. Mis padres fueron sellados en el templo, sin embargo, todavía se divorciaron. Este tipo de circunstancias no desaparecerán rápidamente.

Sin embargo, este artículo me ayudó a darme cuenta de la importancia de vivir el Evangelio y cómo el hacerlo fortalece mi relación con mi cónyuge. Sé que a medida que nos esforzamos por ser perseverantes y obedientes al seguir los mandamientos, seremos bendecidos con un hermoso matrimonio.

Me da felicidad poder tener profetas y apóstoles en la actualidad. Escuchar sus enseñanzas también ayudará a los matrimonios de los Santos de los Últimos Días. ¡Te deseo lo mejor en tu esfuerzo por aplicar sus palabras para fortalecer tu relación con tu cónyuge!

Fuente: thirdhour.org