Élder Tad R. Callister: Podemos tener fe en el plan de Dios aunque no sepamos todas las respuestas

La fe, por su propia naturaleza, significa que no tendremos todas las respuestas. Podemos tener fe en el plan de Dios aunque no sepamos todas las respuestas.

En su reciente artículo de Church News, el élder Tad R. Callister, Autoridad General emérita y ex presidente de la Escuela Dominical, compartió lo que significa no tener las respuestas a todas las preguntas. Él escribió:

“Si bien podemos responder muchas preguntas, a veces la respuesta adecuada es: “No sé”. Esto no debería sorprendernos. Mas bien, debemos esperar que algunas preguntas queden sin respuesta por las siguientes razones.”

En su artículo, él habla de cuatro razones por las cuales no debería sorprendernos descubrir que no todo puede ser respondido.

En el primero, destaca la fe que Dios requiere de nosotros. Cita los ejemplos de Mormón, Nefi y el Salvador mismo, quienes pasaron por momentos en sus vidas donde actuaron solo por su fe en nuestro Padre Celestial.

“Durante Su ministerio terrenal. Cuando se encontró tendido sobre la cruz, gritó: “¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has desamparado?” (Mateo 27:46). No hubo una respuesta inmediata en este momento de sufrimiento, pero Su fe en el Padre nunca disminuyó“.

También te puede interesar: 3 preguntas que siempre le hacemos a Dios que ya tienen respuesta

Él señaló que la fe, por su naturaleza misma, sabemos que no tendremos todas las respuestas.

“No obstante, algunas personas “demandan” una razón subyacente para cada mandamiento o acontecimiento de la vida, en esencia quieren una religión sin fe, pero no pueden tenerla, porque no existe tal cosa“.

La segunda razón compartida en su artículo son los límites de nuestras mentes y que por esa razón no entendemos, ni entenderíamos, la respuesta incluso cuando la recibimos.

“El Señor destacó este principio divino cuando dijo: “Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaías 55: 9)”.

La tercera razón por la cual el élder Calister señala es que el Señor se reserva para sí mismo algunas verdades, porque todavía no estamos listos para recibirlas. Él escribió:

“Dios retiene ciertas verdades porque el compartirlas sería una decisión prematura dentro de Su divino plan”.

Y la cuarta y última razón es el conflicto que existe entre las verdades históricas y científicas y la religión. El élder Callister enseña claramente que estos conflictos se resolverán.

Para terminar, el élder Callister destaca la importancia de la fe y cómo nos ayuda a desarrollarnos en muchos aspectos de nuestras vidas.

“La fe reconoce la realidad de una inteligencia y moral superior que la propia, es decir, la de Dios. En consecuencia, la fe ataca la esencia del orgullo y, a cambio, nutre las virtudes de la humildad y la confianza en Dios.

Esto, a su vez, mejora nuestra capacidad de aprender, amplía nuestra perspectiva eterna, brinda esperanza adicional y profundiza nuestro compromiso de ser obedientes.

Básicamente, la fe, que necesariamente da lugar a algunas preguntas sin respuesta, tiene una capacidad inherente para acelerar nuestro progreso espiritual, que finalmemte, es el propósito principal del plan de salvación”.

Este artículo fue escrito originalmente por el Élder Gad R. Callister y fue publicado originalmente por thechurchnews.com bajo el título “Elder Tad R. Callister: Not always knowing is part of God’s plan

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *