3 líderes de la Iglesia de Jesucristo nos hablan sobre la habilidad especial del pdte. Nelson

pequeños grupos

Durante el cumpleaños N°97 del presidente Nelson, algunas de nuestras autoridades generales compartieron las lecciones que aprendieron del profeta.

Entre ellas, destacaron su habilidad para recordar nombres y por qué eso es tan importante para él.

Élder Neil L. Andersen

Neil l andersen

También te puede interesar: Hoy el presidente Nelson cumple 97 años y esto es lo que dicen los líderes de la Iglesia de Jesucristo sobre él

Durante la primavera de 1993, cuando el élder Anderson recién fue sostenido como miembro del Primer Cuórum de los Setenta, viajó a Pocatello, Idaho, con el entonces élder Nelson.

Tenían la asignación de llamar a un nuevo presidente de estaca.

Un sábado por la mañana, se reunieron con treinta hombres para entrevistarlos.

Horas después, en la noche, el élder Anderson observó cómo el élder Nelson recordaba los nombres de cada uno de los hombres que habían entrevistado ese mismo día.

presidente Nelson cumple 3 años como profeta

“Cuando nos reunimos con ellos y sus familias, [el presidente Nelson] se dirigió a ellos por su nombre.

Personalmente, solo podía recordar uno o dos de sus nombres.

Más tarde, cuando regresábamos a Salt Lake City, le pregunté cómo podía recordar los nombres de los treinta hombres que entrevistamos y conectarlos con sus rostros.

Él sonrió ante mi pregunta y respondió: ‘Neil, recuerdo sus nombres porque quiero conocerlos. No existe una técnica especial. Cuando los amas, los recuerdas’”, dijo el élder Andersen.

Hermana Michelle D. Craig

Al igual que el élder Anderson, la hermana Michelle D. Craig, primera consejera de la presidencia general de las Mujeres Jóvenes, destacó la habilidad del presidente Nelson para recordar nombres.

Compartió cómo le hizo sentir que el presidente Nelson recordara su nombre en una de sus primeras reuniones.

“Se paró en la puerta del salón, me estrechó la mano cuando entré y me dijo: ‘Hola, Michelle’.

Me sentí muy conmovida y sorprendida de que supiera mi nombre.

Cuando comenzó la reunión, nos preguntó a cada miembro de la presidencia, por nuestro nombre, por nuestros esposos.

Esta interacción aparentemente pequeña ha dejado una impresión duradera en mi corazón.

Las personas son una prioridad para nuestro profeta”, dijo la hermana Craig.

Presidente Henry B. Eyring

presidente Eyring

El presidente Henry B. Eyring dijo que aprendió tres lecciones del presidente Nelson que le cambiaron la vida. Una de ellas es que “su amor por las personas lo lleva a aprender y recordar sus nombres”.

“¡Recuerda cuándo los conoció e incluso los nombres de sus cónyuge e hijos! Mientras pronuncia sus nombres, el sonido de su voz parece transmitir amor”.

Demostramos nuestro amor por los demás a través de actos tan sencillos como recordar sus nombres.

Fuente: LDS Living

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *