La inspiradora historia detrás del CCM de México

¿Qué hay de especial con el CCM de México?

El 4 de noviembre de 1963, el élder Marion G. Romney, del Quórum de los Doce, dio la primera palada para el comienzo de la construcción de la Escuela Benemérito de las Américas, propiedad de la Iglesia.

También te puede interesar: El porqué la Iglesia ha decidido cerrar 4 de los CCM internacionales

Con el anuncio en la Conferencia General de octubre de 2012 sobre la reducción de edad para servir en una misión de tiempo completo, la Iglesia necesitaba más CCM. De ese modo, el 29 de enero de 2013, la Iglesia anunció que convertiría la Escuela Privada Benemérito de las Américas, que tenía casi 50 años de antigüedad y que financiaba, en un CCM.

Ya han pasado 7 años del evento y este CCM tan especial para México se ha convertido en el segundo más grande de la Iglesia y recibe misioneros de todo el mundo. El CCM de México es una de las principales razones por las que Iglesia ha cerrado CCM pequeños desde principios de 2019.

“Desde que el Presidente Nelson anunció el cambio y vino aquí para efectuar la transición de la Escuela Benemérito a un CCM, el Espíritu ha morado aquí. Hemos recibido misioneros de todo el mundo: Asia, Europa, América del Norte y del Sur, América Central, el Caribe, y los enviamos por todo el mundo. El impacto de esos misioneros será generacional y un cambio fantástico de una escuela con impacto limitado a una escuela con impacto mundial”, dijo el Presidente Timothy M. Olson, Presidente del CCM de México.

En sus 49 años de historia, la Escuela Benemérito tuvo 23 000 graduados. En menos de 7 años, el CCM de México ha capacitado a más de 30 000 misioneros que han pasado de tres a nueve semanas en el campus antes de partir por América y más allá.

Testimonios de los Santos mexicanos sobre el nuevo CCM de México

A medida que los misioneros comenzaron a ser asignados al CCM de México para recibir capacitación, entre ellos estaban los hijos del antiguo personal del Benemérito así como los  antiguos alumnos, algunos que se graduaron unos meses antes de que se cerrara la escuela.

“Durante sus casi 50 años de existencia, la Escuela Benemérito de las Américas bendijo las vidas de miles de miembros en México a través de sus programas de educación secular y religiosa. Los graduados de la escuela sirvieron de base para el liderazgo pasado y actual de la Iglesia en el país”, dijo el Élder John C. Pingree Jr., un Setenta Autoridad General y consejero de la Presidencia de Área de México.

“Cuando se anunció que se cerraría el Benemérito y se abriría un nuevo CCM en México, la pérdida de la escuela fue dolorosa para muchos en el país. Pero, los Santos fieles aquí aceptaron el propósito nuevo y elevado de la escuela para preparar a los misioneros para reunir Israel en preparación a la Segunda Venida del Salvador, Jesucristo”.

Nicolás Castañeda, el actual director de capacitación y operaciones en el CCM de México dijo que al principio fue muy difícil para los miembros locales aceptar el cambio de esta escuela tan popular y exitosa.

“Sin embargo, recibieron rápidamente un testimonio de la bendición y el poder de tener un CCM más grande en México para bendecir a muchas personas en el mundo”, dijo enfatizando la promesa del Élder Nelson de aumentar la santidad cada año que pasa.

“He visto esto, he sido testigo de esta promesa profética. Cada vez que una familia llega con su hijo o hija, puedo sentir – por esta razón – que este lugar es cada vez más sagrado debido al sacrificio y amor de las personas”.

Perla Velezques es una de las personas que puede hablar de una amplia gama de experiencias en el campus: fue alumna del Benemérito cuando era adolescente, misionera en el CCM de México y, ahora, es supervisora de enseñanza ahí.

“Siento gratitud por estar en este hermoso lugar. Sé que el Señor lo visita. Siento el amor de mi Salvador cuando los maestros enseñan. Cuando veo a los misioneros caminar aquí, recuerdo que este lugar tenía la finalidad de preparar a las personas para la conversión, no solo para la capacitación misional. Siento que este lugar está preparado para ayudar a los demás a recibir conversión”.

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *