Existen muchos tipos de besos: Besos que damos a nuestros familiares, amigos o a esa persona especial. Puedo decir con seguridad que los besos que les damos a nuestros familiares y amigos, los damos por amor y aprecio. Pero, ¿Qué sucede con los besos que le damos a esa persona especial? ¿Qué significan?

El valor de un beso

Nuestras acciones dicen mucho sobre nuestros pensamientos y sentimientos. Con esto en mente, el escritor, académico, conferencista motivacional y miembro de la Iglesia, John Bytheway, planteó algunas preguntas en una revista de la Iglesia en octubre de 2004:

Supón que estás en una cita y pones tu brazo alrededor del hombro de tu cita. Este es un gesto común de afecto, pero ¿qué comunica?

¿Significa “Me gustas”?

¿Qué pasa si te tomas de la mano con tu cita? Quizás ese sea un mensaje aún más fuerte, ¿cierto? Tal vez eso sea como decir, “Realmente me gustas”.

Finalmente, ¿Qué pasa si besas a tu cita? Entonces, ¿Qué estás diciendo? ¿Qué significan esos besos?

También te puede interesar5 Consejos para Adultos Solteros: Cómo encontrar un amor que dure

Los besos podrían significar “me preocupo por ti”, “te tengo cariño”, “eres especial para mí”. Sin embargo, también podría significar lo contrario. Podría significar que esos besos se dieron por placer y satisfacción. Con respecto al último caso, John Bytheway nos aconsejó que “involucremos el principio de la sinceridad” cuando besemos a alguien.

El Élder Bruce C. Hafen, uno de los líderes de la Iglesia en el quórum de los Setenta, nos advirtió:

“Durante el tiempo de cortejo, por favor sean sinceros cuando expresen su afecto. A veces, no son muy cuidadosos como podrían serlo con respecto a cuándo, cómo y a quién expresan sus sentimientos. Deben darse cuenta de que el deseo de expresar afecto puede estar motivado por otras cosas que no son el amor verdadero. Cuando alguno de ustedes, hombres o mujeres, tiene acceso al corazón de un amigo de confianza, ingresa a tierra santa. En ese lugar deben ser honestos consigo mismos y con su amigo sobre el amor y la expresión de sus señales”.

Es importante señalar que el Élder Hafen usó las palabras “tierra santa” cuando hizo referencia al corazón de un amigo de confianza.

Podríamos pensar en algunos otros lugares que consideramos “tierra santa”, como el templo. Al igual que como actuamos y nos sentimos en el templo, debemos tener un corazón con verdadera intención cuando expresamos nuestro afecto porque la persona a quien se lo expresamos también es un templo según Pablo en el Nuevo Testamento.

A fin de poder compartir el mismo nivel de compromiso, debemos hablar sobre nuestras expectativas y metas. Es importante tener una comprensión clara de lo que significarán acciones como tomarse de las manos y besarse. Hacer esto evitará que ocurran decepciones y se dañen sentimientos.

El Presidente Thomas S. Monson advirtió:

“Hombres, tengan cuidado de no hacer llorar a Sus amadas hijas, porque Dios cuenta cada una de sus lágrimas”.

Por mucho que ésta sea una verdad absoluta que tranquiliza a las mujeres, estoy segura de decir que esta advertencia también se aplica a las mujeres que hacen llorar a un hombre.

Dios es un Dios justo y no hay duda de que Él también cuenta las lágrimas de los hombres porque también son Sus hijos.

Para evitar que se derramen lágrimas es nuestra responsabilidad actuar con sinceridad cuando expresemos nuestros sentimientos y afectos.

John Bytheway les dijo a los hombres y las mujeres que “tienen la misma obligación de mantener el afecto dentro de los límites apropiados”. ¡No tomemos esta responsabilidad tan a la ligera!

Reserva tus besos

No existe un mandamiento relacionado con dar besos a los demás. Sin embargo, siempre se nos advierte, a los jóvenes adultos solteros, que no nos involucremos en besos apasionados que puedan conducir a la transgresión. Para reiterar el valor de reservar besos, John Bytheway compartió:

“Recuerda, antes de casarte, serás más respetado y más atractivo por el afecto que retengas que por el afecto que dés”.

El Presidente Spencer W. Kimball (1895–1985), enseñó:

“Besar… se ha reducido a desarrollar y expresar lujuria en lugar de afecto, respeto y admiración. Besarse en citas casuales significa buscar problemas. ¿Qué significado tienen los besos cuando se dan como pretzels y son despojados de lo sagrado?”

¿Podemos conversar?

JAS

El afecto no solo se transmite a través de acciones, sino también a través de palabras. Cuando conversamos, podemos conocer espiritual, mental y emocionalmente a la persona con la que estamos saliendo.

Cuando los besos comienzan a convertirse en la expresión central de nuestros pensamientos, es posible que no nos demos cuenta de que no tenemos nada más en común que nuestro amor por los besos. Es importante CONVERSAR.

El hermano Lowell Bennion, escritor y miembro de la Iglesia, escribió:

“Una vez que una pareja comienza a compartir afecto de manera física, esta actividad tiende a convertirse en el foco de interés. A menudo, de ese modo, una pareja deja de explorar las otras dimensiones significativas de la personalidad: la mente, el carácter, la madurez, la fe religiosa, los valores morales y las metas”.

citas

Continúa diciendo:

“El afecto debe surgir de una amistad genuina y un amor fraternal, no precederlos, si uno desea estar seguro de tener un amor real y duradero en el matrimonio. Besar por besar da pie a más afecto y muchos jóvenes excelentes se pueden involucran más allá de lo que realmente desearían estar”.

Besar es un acto de amor y el amor requiere corazones sinceros. Tengamos cuidado cuando usemos este acto.

Basta decir que los besos tienen una gran variedad de significados. Se pueden valorar como Chanel o un pretzel de degustación en una tienda de golosinas. La decisión es tuya, ¿Qué significado tiene un beso para ti?

Esta es una traducción del artículo que fue escrito originalmente por Chona Galletes y fue publicado en faith.ph con el título “For Single Adults Only: Value of a Kiss”.