La conspiración detrás de la muerte del profeta José Smith

josé smith asesinato muerte

A lo largo de la historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, siempre ha habido personas e influencias que han buscado desacreditar la base de nuestras creencias. Muchos incluso han hecho uso de teorías, especulaciones y conspiraciones.

El 13 de enero de 2022 se estrenó el documental “¿Quién mató a José Smith?” creado por el grupo Doctrine of Christ. El documental nos muestra cómo la conspiración y la especulación fueron parte del método para desacreditar al profeta José Smith y por ende, las creencias de los Santos de los Últimos Días.

Dentro de las especulaciones que se comparten en el documental, Justin Griffin, el narrador principal, expone que John Taylor y Willard Richards fueron los verdaderos asesinos de José y Hyrum Smith y no la turba que irrumpió en la cárcel de Carthage.

john-taylor

John Taylor. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

¿Quiénes fueron ellos?

John Taylor tenía una buena relación con José y Brigham Young. Él acompañó al profeta Smith y a su hermano en la cárcel de Carthage y sufrió graves lesiones en el ataque de la turba.

Se convirtió en el tercer presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Willard Richards era primo de Brigham Young y por él conoció el Libro de Mormón. También fue confidente y amigo de José Smith. Junto con John Taylor, acompañó a José y Hyrum en Carthage.

Él sirvió como segundo consejero de la Primera Presidencia hasta su muerte cuando Brigham Young fue llamado como profeta de la Iglesia.

Willard Richards. Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Una táctica común de quienes promueven conspiraciones infundadas es retratar a todos los oponentes ideológicos como parciales o que actúan de mala fe, al tiempo que afirman que solo ellos actúan de buena fe y esto manipula a la audiencia.

Justin Griffin, el narrador principal del mencionado documental,  hace ver que es el único que sabe la verdad de lo que sucedió en la cárcel de Carthage el 27 de junio de 1844.

Con frecuencia, en lugar de explicar las razones por las que no está de acuerdo con ciertas teorías, a menudo expresa “esto no tiene sentido para mí” o afirma que no hay otra explicación para como sucedieron las cosas originalmente.

José y Hyrum Smith.

Las máscaras mortuorias de José y Hyrum Smith. Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

La prueba más destacada que proporciona para su teoría sobre la muerte de los hermanos Smith es que la herida de entrada de bala de Hyrum fue en la barbilla y la de salida fue en la nariz.

Él postula que esto solo podría haber ocurrido si John Taylor o Willard Richards hubieran disparado contra Hyrum; sin embargo, esa afirmación no tiene ninguna evidencia para respaldar su narrativa, ni considera ninguna posible explicación alternativa.

¿Qué llevo a la muerte del profeta?

“Joseph Smith in Liberty Jail” por Greg K. Olsen

Las personas en la época de José Smith estaban enojadas por muchas razones.

Por el lado político, los Santos de los Últimos Días en Nauvoo eran una amenaza. Por el lado teológico se los consideraba blasfemos y, además, habían comenzado a circular rumores de que José estaba enseñando y practicando silenciosamente el matrimonio plural en Nauvoo, lo cual, era verdad.

Para suscitar controversias, algunos miembros disidentes, incluidos William Law, Robert Foster y Francis Higbee, realizaron una nueva publicación bastante polémica en Nauvoo llamada el “Nauvoo Expositor”.

El 7 de junio, en su primera y única edición, el Expositor atacó los objetivos políticos de José, el matrimonio plural y las enseñanzas teológicas de la Iglesia. Eso desató la desaprobación de grupos que estaban en contra de José Smith y de la Iglesia.

El gobernador Thomas Ford quería que él y otros fueran juzgados en Carthage, Illinois. José Smith invitó a Ford a Nauvoo, pero él rechazó la invitación y amenazó con enviar a la milicia a Nauvoo para arrestar a José, lo que también tenía altas probabilidades de terminar en una masacre.

“Joseph in Liberty Jail” por Liz Lemon Swindle

José le respondió:

“No nos atrevemos a ir, a pesar de que su Excelencia nos promete protección. Además, al mismo tiempo, usted ha expresado su temor de no poder controlar al populacho, en cuyo caso quedamos a merced de personas despiadadas”. – Carta al Gobernador Thomas Ford

Ellos escaparon de Nauvoo con el fin de apelar al gobierno federal, por lo que cuando un grupo de oficiales llegó a Nauvoo para arrestar a José, no lo encontraron allí.

Emma le escribió a José pidiéndole que se entregara y que confiara en el proceso legal. Además de eso, algunos Santos que se sentían ansiosos por la situación pensaron que José los había abandonado como un pastor que deja a su rebaño a los lobos.

Resignado a su destino, José dijo:

“Si mi vida no es de ningún valor para mis amigos, tampoco lo es para mí”. – José Smith, Historia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Él, junto con muchos otros, se entregaron el 24 de junio.

asesinato de Jose Smith

Imagen: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

El 25 de junio en Carthage, todos fueron puestos en libertad bajo fianza hasta el día de su juicio, a excepción de José y Hyrum, quienes habían sido arrestados nuevamente, justo en el último minuto, por cargos de traición.

Más adelante el gobernador Ford “dudó de que eran culpables de traición”. Él reconocería que los cargos fueron una farsa para mantener a los hermanos Smith en la cárcel “con el propósito de asesinarlos después” (Historia de la Iglesia Vol. VII 1842- 1848).

Y eso pasó dos días después.

Hyrum y José fueron llevados a la cárcel de Carthage donde esperarían por su audiencia. John Taylor y Willard Richards fueron voluntariamente con ellos.

Los enemigos de Smith teniendo presente que dicho juicio no produciría la sentencia que ellos exigían públicamente, la cual era la muerte de los Smith, decidieron tomar la ley en sus manos.

La turba se dirigió a la cárcel de Cartaghe donde terminarían quitandole la vida al profeta José Smith y a su hermano Hyrum.

Fuente: Public Square Magazine

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *