Cómo la Restauración impulsó la educación jurídica de José Smith

José Smith nunca imaginó, durante su adolescencia, que su deseo por ser perdonado y unirse a la iglesia verdadera, lo llevarían a los tribunales en múltiples oportunidades. Se vio envuelto en casos legales en cinco estados y un territorio de EE.UU.

Según los Documentos de José Smith, el profeta participó en “más de 200 casos en los que fue demandante, acusado, testigo o juez”.

Defendió el derecho de la Iglesia a existir y a la propiedad. Se defendió a sí mismo, su familia y miembros de la Iglesia de las amenazas contra su vida y medios de subsistencia. Se defendió de la difamación y la calumnia de quienes no creían en la Iglesia o simplemente no les agradaba.

También te puede interesar10 datos interesantes sobre José Smith de los que no escuchaste antes

En cierta oportunidad, según informó Willard Richards, José Smith dio una explicación acerca de la constitución de EE.UU. y su atribución de poder al pueblo.

“La constitución no es una ley, pero da poder al pueblo para hacer leyes. La constitución no es una ley para nosotros, sino una disposición para hacer leyes. Donde se establece que a nadie se le impedirá adorar a Dios según su propia conciencia, es una ley”, dijo José Smith.

Los críticos de José Smith lo menosprecian por su falta de educación. Algunos afirman que no pudo haber traducido el Libro de Mormón.

La misma falta de educación podría haberle impedido defenderse legalmente a sí mismo y a la Iglesia recién restaurada. Sin embargo, estudió mucho y oró con más ahínco.

planchas

Después de un caso particular en el que la corte estuvo a favor de José Smith después de que su vida corrió peligro, José dijo que el resultado “fue una respuesta a sus oraciones, por lo que agradecía a su Padre Celestial”.

En cierto modo, que José Smith aprendiera sobre la ley, fue una manera de aplicar las enseñanzas del Salvador durante Su ministerio terrenal a: “Dad a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios” (Marcos 12:17).

Aprendió las leyes terrenales y celestiales, y las utilizó para mejorar la situación de la Iglesia restaurada.

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *