Un nuevo hallazgo en los Manuscritos del Mar Muerto corroboraría que lo que José Smith escribió sobre el “Libro de memorias” y Enoc en el Libro de Moisés es verdad.

Un nuevo hallazgo en los Manuscritos del Mar Muerto corroboraría que lo que José Smith escribió sobre algunos de los patriarcas previos al diluvio en el Libro de Moisés podría no ser tan fantasioso después de todo.

Para explicar mejor la importancia de ese hallazgo, tendremos que repasar una buena cantidad de información básica (el cuerpo de este artículo). Pero si solo tienes unos segundos de sobra, puedes leer la versión resumida o simplemente saltarte a la versión larga.

También te puede interesar: 7 patrones de oración que aprendemos del profeta José Smith

La versión resumida

traslación

Si bien el Libro de Moisés relaciona a Enoc con el “Libro de Memorias”, está claro que en Moisés 6: 2-5 el “Libro de Memorias” estaba inicialmente relacionado con Set y su hijo, Enós.

Un descubrimiento reciente en los Manuscritos del Mar Muerto proporcionaría evidencia que corrobora detalladamente esta afirmación. Hasta la fecha, no hay evidencia de que José Smith hubiera tenido acceso a esta información por medio de literatura contemporánea.

La versión larga

biblia

Después de traducir el Libro de Mormón, el profeta José Smith se propuso realizar una nueva traducción de la Biblia (a la que ahora nos referimos como la Traducción de José Smith, o TJS). En la actualidad sólo se han incorporado partes del TJS en las escrituras de los Santos de los Últimos Días.

A una de esas secciones canonizadas se le conoce como el Libro de Moisés, y actualmente se encuentra dentro de la Perla de Gran Precio. Esta expansión de las Escrituras le fue revelada a José Smith como parte del TJS a medida que progresaba en su traducción del libro de Génesis en el Antiguo Testamento.

El Libro de Moisés repite muchos de los detalles encontrados en Génesis, pero también contiene muchos detalles nuevos que no se encuentran en la Biblia.

Información adicional sobre Enoc

José Smith

Múltiples capítulos en el Libro de Moisés tratan sobre el patriarca Enoc y sus experiencias con Dios. La versión Reina Valera de la Biblia menciona a Enoc solo brevemente, y por lo que leemos sobre él, fue claramente un personaje importante en la antigüedad (Hebreos 11: 5 y Judas 1:14).

Que José Smith escribiera sobre Enoc, a pesar de las limitaciones de sus días, debido a su acceso a relatos extrabíblicos sobre Enoc es muy significativo. Hasta hoy, desde los días de José, se han descubierto muchos supuestos registros sobre Enoc.

Esto nos da una rara oportunidad de comparar lo que dijo José sobre Enoc con lo que dicen estos registros antiguos sobre el mismo personaje.

Sobre esta de oportunidad única, el erudito Hugh Nibley escribió:

“No hubo nunca un objeto tan deleitablemente susceptible y comprobable. Ofrece lo más parecido a una prueba perfectamente infalible — ordenada, clara y decisiva — de la afirmación de la inspiración de José Smith”.

A los creyentes no les sorprende que varios detalles en la historia de Enoc de José Smith sean confirmados por fuentes extrabíblicas como el “Libro de los Gigantes”, el “Libro de los Secretos de Enoc” y, en especial, el “Libro de Memorias” de Enoc.

El Libro de Memorias de Enoc

En todas las escrituras canónicas de los Santos de los Últimos Días, el “Libro de memorias” se menciona específicamente solo cinco veces. Una vez en la Biblia (Malaquías 3:16); una vez en el Libro de Mormón (3 Nefi 24:16); una vez en Doctrina y Convenios (Sección 85: 9); y dos veces en el Libro de Moisés (Moisés 6: 5,46).

El acceso de Enoc a este libro de memorias no es un detalle que encontramos en la Biblia.

“Porque hemos escrito un libro de memorias entre nosotros, de acuerdo con el modelo dado por el dedo de Dios; y se ha dado en nuestro propio idioma” Moisés 6:46.

Una investigación de gran magnitud ha demostrado en las últimas décadas que las fuentes antiguas sugieren que Enoc poseía este libro, aunque se habla de él en términos menos específicos, a menudo se lo conoce como planchas de piedra o un libro de registros, en lugar de un “libro de memorias”.

Un pequeño detalle y evidencia que corrobora

Aunque es evidente en el Libro de Moisés que Enoc ciertamente obtuvo el Libro de Memorias, también es evidente que él no fue la persona que escribió por primera vez en él o que tuvo acceso a él.

Hay dos referencias del “libro de memorias” en el Libro de Moisés. En Moisés 6:46 el libro se encuentra en las manos de Enoc, pero en Moisés 6: 2-5 tenemos un contexto más amplio de la historia.

“Y Adán conoció de nuevo a su esposa, la cual dio a luz un hijo, y él le dio el nombre de Set. Y Adán glorificó el nombre de Dios, porque dijo: Dios me ha designado otra descendencia en vez de Abel, a quien Caín mató.

Y Dios se reveló a Set, el cual no fue rebelde, sino que ofreció un sacrificio aceptable, como lo hizo su hermano Abel. Y también a él le nació un hijo, y lo llamó Enós.

Entonces empezaron estos hombres a invocar el nombre del Señor, y el Señor los bendijo; y se llevaba un libro de memorias, en el cual se escribía en el lenguaje de Adán, porque a cuantos invocaban a Dios les era concedido escribir por el espíritu de inspiración”.

Basado en estos versículos, la historia del Libro de Memorias comienza con Set y su hijo, Enós. Y con ese conocimiento, finalmente podemos hablar sobre los Manuscritos del Mar Muerto.

El secreto de cómo son las cosas

Las cuevas de Qumran

Hasta la fecha, no hay evidencia de que José Smith tuviera acceso a ninguna literatura extrabíblica sobre Enoc que contuviera estos detalles sobre Set y Enós.

Sin embargo, estos detalles únicos encuentran una sorprendente corroboración en uno de los Manuscritos del Mar Muerto descubiertos en una cueva en Qumran, 100 años después de la muerte de José. El registro se llama “The Secret of the Way Things Are”. Esto es lo que dice:

“Eres uno que entiende. Vuestra pobreza es vuestra recompensa en la memoria del tiempo, [porque] el decreto está grabado, y está inscrito en todo momento de castigo, porque lo que está decretado está grabado en piedra ante Dios, sobre todos […] los hijos de Set.

Un libro de memorias escrito se encuentra ante Él para aquellos que guardan Sus palabras; y esa es la “Visión de percepción”, el libro de memorias, y él se la heredó a Enósh junto con un pueblo espiritual, porque su naturaleza estaba inspirada en los santos ángeles. Pero no volvió a otorgar “Percepción” a almas carnales, porque no sabían la diferencia entre el bien y el mal según el juicio de Su espíritu”.

-Michael Wise, Martin Abegg Jr., Edward Cook, “The Secret of the Way Things Are – The Dead Sea Scrolls, A New Translation”, (1996). 4T417, Fragmento 2 y 4T418, Columna 1; énfasis agregado.

Este es el primer ejemplo conocido de una fuente antigua que aborda este detalle. “The Secret of the Way Things Are” es claro: Set y Enós (Enósh) están directamente conectados no solo con las planchas de piedra, sino con un “libro de memorias”.

¿Qué nos dice esto acerca de José Smith?

José Smith y rumores

Nuestras opciones son limitadas:

1. José fue un excelente adivino.

2. José tuvo acceso a esta información gracias a una fuente desconocida y la incorporó a propósito en el fraudulento libro de Moisés.

3. José recibía esta información de una fuente divina, tal como él lo afirmó.

La opción 1 es una manera fácil (aunque no exactamente académicamente honesta) de ignorar las “conjeturas” con suerte aparentemente interminables de José.

libro de mormon

La opción 2 viene con muchas preguntas sin respuesta.

¿De dónde obtuvo esta información? Si se encuentra una fuente en el futuro, ¿habrá alguna evidencia de que José tuviera acceso a ella? Si no hay evidencia de ello, ¿de manera realista, cuáles son las posibilidades de que José tenga acceso a esa fuente?

Si José incluyó estos detalles extrabíblicos a propósito como evidencia para apoyar sus afirmaciones proféticas, ¿por qué nunca se refirió a esta fuente en vida?

La opción 3 es la conclusión de un Santo de los Últimos Días. Cabe resaltar que, en cierta medida, artículos como estos no deberían ser una base para nuestro testimonio de José Smith. Dicho esto, espero que los Santos de los Últimos Días encuentren que esta información confirma su fe.

Este artículo fue escrito originalmente por David Snell y fue publicado originalmente por thirdhour.org bajo el título “New Find in Dead Sea Scrolls Reveals Joseph Smith Scored Another “Lucky Guess”