“Cuando José Smith le presentó al mundo el Libro de Mormón en 1829, a la edad de 23 años, él era un estudiante de último año en la Universidad de Oxford que estudiaba inglés, teología, historia y filosofía… espera, eso no es verdad. Aquí tenemos 7 razones literarias por las cuales José Smith no pudo haber escrito el Libro de Mormón.”

Tenemos una prueba rápida de palabras. ¿Cuántas de estas palabras conoces?: censura, consignación, obstruir, atreverse, impenitente, indolente, lamentación, lascivia, penitente, solemnidad, estratagema.

Le pregunté a los alumnos de mi clase de último año de la universidad cuáles de estas palabras conocían. Pocos reconocieron a más de tres.

También te puede interesar:Cómo una de las primeras críticas del Libro de Mormón se convirtió en una evidencia de su veracidad

Cuando José Smith le presentó al mundo el Libro de Mormón en 1829, a la edad de 23 años, él era un estudiante de último año en la Universidad de Oxford que estudiaba inglés, teología, historia y filosofía… espera, no. En realidad, tenía menos de 6 años de “aprendizaje de libros”, probablemente una educación de 5º grado en el mejor de los casos. En vez de ir a la escuela, tenía que estar en la granja de su familia y no es exactamente el currículum de un escritor.

jose-smith y el libro de mormon

Si bien esa lista de palabras era mucho más común en el vocabulario a principios de 1800, esas palabras no se usaban mucho cuando se ordeñaba una vaca.

Sus múltiples escribas tenían mucha más educación que él y todos declararon que José les había dictado el Libro de Mormón en aproximadamente 65 días.

Se debilita la creencia de sugerir que José Smith lo escribió. De todas las explicaciones que los críticos dan para la creación del Libro de Mormón, el menos creíble es que José escribió el manuscrito. No pudo haber escrito ni traducido el Libro de Mormón de la forma en que los humanos lo tradujeron.

Algunos dicen que debe haber tenido otro manuscrito del cual leyó, pero como muestran todas las pruebas y testimonios, José se sentaba en la oscuridad, no tenía ni poca luz natural ni velas. Tal vez tenía una memoria eidética, pero eso es inverosímil teniendo en cuenta el volumen de texto y que no hay pruebas que indiquen dicha memoria antes o después del proceso de transcripción.

malentendido sobre los mormones

Ningún otro texto igual al Libro de Mormón existe en ninguna parte. Nadie ha reclamado la autoría en ese tiempo o ahora. Uno podría preguntarse con la impresión/venta de millones de copias del Libro de Mormón, que la codicia de las regalías privadas estimularía a alguien a reclamar que su pariente la escribió; sin embargo nadie reclama la autoría. Qué extraño es eso, especialmente con una figura tan controversial y conocida como José Smith, con un libro que finalmente le costó la vida.

Aquí tenemos 7 razones literarias por las cuales José Smith no pudo haber escrito el Libro de Mormón:

  1. El léxico o vocabulario del Libro de Mormón y la complejidad del estilo de escritura es el de un académico de la era isabelina de principios del siglo XVII, 200 años antes de José Smith. Mira nuevamente la lista al comienzo del artículo. Todos ellas se encuentran en el Libro de Mormón. José habría tenido que estar lo suficientemente familiarizado con este léxico para introducirlos adecuadamente en la historia, las cuales sí se utilizan correctamente en el Libro de Mormón.
  2. La complejidad de la trama, el desenvolvimiento y la ironía que se contiene el Libro es al menos o incluso más avanzada que la de los famosos escritores de la época victoriana, como las hermanas Bronte, G. Elliot, Austen, Dickens, Thackery y Hardy. Estos escritores fueron contemporáneos de José Smith o vivieron poco después de su muerte. Él nunca conoció a ninguno de ellos y no hay registro de que alguna vez él haya leído una palabra de lo que escribieron.
  3. Diferentes estilos de escritura raramente vistos en cualquier otro libro. La voz del autor cambia en numerosas partes del Libro de Mormón, no sólo de libro en libro, sino en múltiples lugares en donde Mormón agrega sus pensamientos en su propio estilo de escritura complejo y educado con múltiples oraciones en largos párrafos. Comenzamos la historia con un ansioso Nefi, que está más preocupado por las revelaciones que por la historia, seguido por un Jacob menos emocional. Alma ofrece numerosas historias personales e históricas y gran conocimiento sobre el carácter humano. Más adelante, cuando Moroni se hace cargo, la escritura es más corta o sucinta con oraciones y párrafos más cortos. Steinbeck sóolo logró esto una vez en un capítulo de su libro “Las viñas de la ira”. Las escrituras de Hemingway, Hardy y Shakespeare son uniformes, tienen un sólo escritor. libro de mormón
  4. Desarrollo de personajes complejos y memorables con más de 300 personajes distintos, muchos de los cuales se mencionan brevemente; algunos rápidamente se mencionan en referencia, pero muchos otros dejan una impresión duradera. La habilidad de la caracterización memorable es rara. Imágenes duraderas de Korihor, Zeezrom, Pahorán, Coriantumr, Nefi el Profeta más grande, Samuel el lamanita, Nehor, Gadiantón, Kishkumen, Sariah, la reina Lamoni la más fiel, Isabel, Abish, Amulek, Hagoth, Teancúm, Helamán y su ejército, Amalickiah, el Rey Noah, y por supuesto, los muchos personajes centrales que incluyen a Nefi, Lehi, Alma, el Capitán Moroni, Mormón y Moroni. Solamente un novelista hábil y experimentado podría haber manejado esa gran cantidad de personajes.
  5. El uso de alegorías avanzadas, ninguna alegoría en la literatura mundial es tan compleja, multifacética y profunda como la Alegoría del Olivo. El Nuevo Testamento incluso se refiere a él, pero escribe poco de eso. Todas las demás alegorías se pierden en comparación.
  6. Abundan los sermones sobre temas con mucha profundidad en el Libro de Mormón; temas como la misión de Jesucristo y la expiación, la resurrección, el amor de Dios, la redención y el arrepentimiento, la castidad y la moral en general, el uso y las funciones del sacerdocio, la libertad y la responsabilidad.
  7. Múltiples temas entrelazados alrededor de un conjunto central de temas. “Id” y hacer con la fe, la omnipresente e importantísima misión de Cristo, desafíos a vivir vidas rectas y prosperar, defender la libertad, la maldad nunca fue la felicidad, la importancia de llevar registros, la muerte, la lealtad y mucho más. Todos esos temas se mantienen de manera relevante y consistente durante el Libro de Mormón.

Bonus: Ningún otro libro tiene un desafío para el lector, de leerlo y preguntar a Dios para saber si es verdad. No quiere que creas ciegamente, sino que “medites” y le preguntes a Dios “si estas cosas no son verdaderas”.

la roca

Puede que para un ateo, el que Moisés viera el dedo de Dios escribir los 10 mandamientos sea absurdo, pero si alguien acepta eso y puede creer que el Mar Rojo se abriera, el embarazo de un virgen, el agua convirtiéndose en vino, la multiplicación de los pescados y los panes, la resurrección, la visión de Esteban… entonces la respuesta más simple para el Libro de Mormón, José Smith, Emma Smith, Oliver Cowdery y la explicación de once personas más sobre un ángel llamado Moroni y la traducción del Libro de Mormón en menos de 90 días es más que creíble.

Al final, después de haber leído más de 1,000 libros en literatura, textos académicos, novelas populares, obras de Shakespeare y otras obras de teatro, pienso que leer el Libro de Mormón es mucho más intrigante, espiritualmente relevante, increíblemente escrito y tramado, y más memorable que todo el resto de los libros no divinos. Sólo el Nuevo Testamento, gran parte del Antiguo Testamento, la Perla de Gran Precio y Doctrina y Convenios están en la misma categoría. Individualmente y juntos traen mucha luz.

Este artículo fue escrito originalmente por Meridian Magazine, y fue publicado por lds.org bajo el título: “7 Reasons Why Joseph Smith Did Not Write the Book of Mormon