3 pasajes del Libro de Mormón que te ayudarán a vencer la tentación

Los capítulos de Alma 43 al 52 nos hablan de guerras. Sin embargo, si los leemos desde una perspectiva más personal, como si se tratara de nuestra propia guerra contra el adversario encontraremos inspiración para vencer la tentación.

De esos pasajes, tomé 3 y los abordé con preguntas que pueden ser de gran ayuda en tu preparación para salir victorioso en tu guerra personal contra Satanás.

1. ¿Cuál es tu propósito?

También te puede interesar5 preguntas sobre amor que fueron respondidas en el Libro de Mormón

Una razón por la que los nefitas tuvieron éxito en la guerra fue por la forma en que Moroni organizó a su pueblo para trabajar en unión con un “propósito” específico.

En el capítulo 43 de Alma, aprendimos que los propósitos (o deseos) de Antiónum eran “incitar a la ira a los lamanitas contra los nefitas… para subyugar a los nefitas” (Alma 43: 8).

Por otro lado, el propósito de Moroni y los nefitas era “proteger sus tierras y sus casas, sus esposas y sus hijos, para preservarlos de las manos de sus enemigos; y también preservar sus derechos y sus privilegios, sí, y también su libertad, para poder adorar a Dios según sus deseos”. (Alma 43: 9)

Jovens Guerreiros de Helamã

Por eso, es muy importante pensar en tu propósito. ¿Cuál es el propósito específico que tienes para ti o tu familia? Piensa por un momento y escribe cuál es tu propósito. Incluso puedes comenzar una lista de deseos u objetivos que te ayuden a acercarte a tu propósito.

Una vez que tengas un propósito y te hayas preparado, entonces estás listo para la guerra, Moroni sabía eso.

Es importante tener claro por qué estás luchando y contra quién estás luchando.

2. ¿Cómo puedes evitar la tentación?

En Alma 47: 10-12, Amalickíah le pide persistentemente a Lehonti que “baje” y se reúna con él. En su discurso de la Conferencia General de octubre de 2008, “Valor cristiano: El precio del discipulado”, el élder Robert D. Hales compartió lo siguiente:

En el Libro de Mormón leemos que Lehonti y sus hombres acamparon en un monte. El traidor Amalickíah instó a Lehonti a “que bajara” y se reuniese con él en el valle.

Pero cuando Lehonti bajó del lugar alto, fue envenenado “poco a poco” hasta que murió y su ejército quedó bajo el mando de Amalickíah (véase Alma 47).

Con argumentos y acusaciones, algunas personas nos incitan a dejar el lugar alto, que es donde está la luz; es donde vemos la primera luz de la mañana y la última luz de la tarde.

Es el lugar alto; es verdadero y donde está el conocimiento. A veces otras personas quieren que bajemos del lugar alto y nos unamos a ellos en una riña teológica en el lodo.

Esas cuantas personas contenciosas están resueltas a iniciar disputas religiosas, ya sea en línea o en persona. Siempre es mejor permanecer en el terreno alto del respeto y del amor mutuo.

En el manual “Ven y sígueme – Para uso individual y familiar”, leemos:

Satanás sabe que la mayoría de nosotros no estamos dispuestos a cometer pecados graves ni a creer en grandes mentiras. Por lo tanto, él emplea mentiras y tentaciones sutiles que nos llevan a lo que parecen ser pecados menores, tantos como él piense que aceptaremos. Él continúa haciendo esto hasta que nos hemos alejado de la seguridad de una vida recta.

Durante su estudio, medite en la forma en que Satanás puede estar tratando de engañarle.

3. ¿Cómo puedes ser “como Moroni”?

En Alma 48:17 leemos:

“Si todos los hombres hubieran sido, y fueran y pudieran siempre ser como Moroni, he aquí, los poderes mismos del infierno se habrían sacudido para siempre; sí, el diablo jamás tendría poder sobre el corazón de los hijos de los hombres”.

El manual “Ven y sígueme – Para uso individual y familiar” señala que si seguimos la advertencia de llegar a ser “como Moroni”, podremos llegar a ser más como el Salvador y disminuir el poder del adversario en nuestras vidas. Se sugiere hacer lo siguiente:

Preste atención a los atributos de Moroni y a sus acciones que se describen a lo largo de Alma 43–52, pero en particular en 46:11–28 y 48:7–17. ¿Qué le impresiona sobre este “hombre… poderoso”? ¿Cómo pueden los atributos y las acciones semejantes a los de Moroni debilitar el poder del diablo en su vida? Medite en lo que se siente inspirado a hacer para seguir el ejemplo de Moroni y llegar a ser más como el Salvador.

4. ¿Cómo puedes enseñar a tus hijos a resistir la tentación?

tentaciones

No se representan los capítulos de guerra en los videos del Libro de Mormón. Pero, si estás buscando un video para llamar la atención de los jóvenes, el manual “Ven, sígueme” sugiere 4 videos para acompañar la lección de esta semana:

Fuente: LDS Living

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *