Madre que perdió a su hijo por suicidio, comparte 3 verdades que le trajeron paz

El élder Neal A. Maxwell citó a Anne Morrow Lindbergh en una oportunidad:

“No creo que el puro sufrimiento enseñe. Si el sufrimiento enseñara, todos serían sabios, ya que todos sufren. Al sufrimiento se le debe añadir el luto, la comprensión, la paciencia, el amor y la voluntad de permanecer vulnerables”.

Con frecuencia, en medio de los desafíos de la vida, es difícil comprender cómo nuestro sufrimiento puede ayudarnos a adquirir sabiduría. A veces, ver cómo los demás reaccionan ante los desafíos de manera positiva puede ser inspirador.

Imagen: Canva

Mi amiga Millie Mathis es un gran ejemplo de elegir responder positivamente a los desafíos de la vida.

El exesposo de Millie decidió quitarse la vida el 18 de octubre de 2002.

Quince años después, el hijo mayor de Millie, Tyson Lansberry, de 17 años, se quitó la vida el 21 de octubre de 2017.

Millie, que es especialista en matrimonio y terapia familiar, explica que el comportamiento de Ty antes de su muerte no mostró señales de alerta de comportamiento suicida.

Millie nunca sabrá en esta vida todas las razones detrás de sus elecciones.

presidente Ballard

M. Russell Ballard. Foto: La Iglesia de Jesucristo

También te puede interesarLas señales del suicidio: La perspectiva de una persona que intentó acabar con su vida

El presidente M. Russell Ballard nos enseña:

“Las personas que están sujetas a grandes tensiones pueden perder el control de sí mismas (…) El juicio es del Señor; Él conoce los pensamientos, las intenciones y las capacidades de los hombres (…) Cuando Él nos juzga, siento que tomará en cuenta todas las cosas: nuestra composición genética y química, nuestro estado mental, nuestra capacidad intelectual, lo que aprendimos, las tradiciones de nuestros padres, nuestra salud, etc.”

Independientemente de las razones de suicidio de sus seres queridos, Millie, que es esposa y madre de cuatro hijos, sabía que no quería quedar atrapada en su dolor. Sabía que concentrarse en la culpa y el dolor no la lastimarían, pero sí a quienes la rodeaban. Millie dijo en una entrevista de podcast:

“Sé que no quiero vivir en la tristeza, así que no elegiré la tristeza. Algunos días es difícil elegir no dejar que eso suceda”.

Fuente: Shutterstok

La Dr. Lucinda Bateman, directora médica del Centro Bateman Horne, ofrece instrucción para aquellos que padecen enfermedades físicas debilitantes crónicas.

Bateman les enseña a sus pacientes que “la resiliencia emocional puede ayudar a generar resiliencia física”.

La resiliencia emocional se cultiva cuando nos sentimos apoyados y creemos que podemos crecer y aprender de nuestras experiencias.

depresión

Imagen: Unsplash

La profesora Carol Dweck acuñó los términos “mentalidad de crecimiento” y “mentalidad fija”.

Una persona con mentalidad de crecimiento cree que puede aprender y adquirir habilidades a través de un esfuerzo persistente.

Una persona con mentalidad fija cree que nació con habilidades o no.

Dweck enseña que cuando tenemos problemas, debemos recordar la palabra “todavía”.

Si no has dominado un problema, simplemente no lo has dominado todavía.

La investigación muestra que aquellos que creen en la mentalidad de crecimiento no solo aprenden nuevas habilidades, sino que también aumentan la actividad cerebral, lo que puede aumentar aún más su capacidad de aprendizaje.

Jesús

“Jesus Wept” por Pastor Dewey Moede.

Nuestro Salvador nos asegura capacidad para aprender como Él y nos ofrece apoyo al decir:

“De cierto, de cierto os digo, sois niños pequeños, y todavía no habéis entendido cuán grandes bendiciones el Padre tiene en sus propias manos y ha preparado para vosotros; y no podéis sobrellevar ahora todas las cosas; no obstante, sed de buen ánimo, porque yo os guiaré… Y el que reciba todas las cosas con gratitud será glorificado; y le serán añadidas las cosas de esta tierra, hasta cien tantos, sí, y más”. (DyC 78: 17-19)

Millie dijo que, si pudiera traer de vuelta a Ty, ¡lo haría en un santiamén! Sin embargo, sabe que no puede, por lo que se enfoca en estar agradecida por las lecciones que ha aprendido.

Imagen: Internet

Millie dice que fue a través de pruebas y errores que descubrió habilidades de afrontamiento que la ayudaron a curarse.

Si bien admite que no todos los días tiene resultados positivos, sabe que todos los días aprende qué funciona para ella y qué no.

A través de este proceso, Millie aprendió tres principios fundamentales que la ayudaron a encontrar paz y alegría en la vida.

Necesitamos conexiones con los demás

perdonar

Imagen: Shutterstock

En sus días más oscuros, Millie sabe que ayudar a alguien y conectarse con otros la ayudará a encontrar la esperanza nuevamente.

Millie dice que estar solo puede ser terapéutico a veces. Sin embargo, cuando nos encontramos deslizándonos en la oscuridad, conectarnos con otras personas que amamos y apoyamos, puede ser la mejor medicina.

Sólo podemos controlar nuestras decisiones y acciones

Imagen: Canva

Aprender a aceptar que no puede controlar las decisiones de los demás, ayudó a Millie a sanar sus sentimientos de culpa y arrepentimiento.

Millie sabe que su reacción después del suicidio de su exesposo y su hijo es completamente su decisión.

Asimismo, sabe que las pequeñas decisiones que se toman todos los días pueden marcar una gran diferencia.

Por ejemplo, Millie decidió hacer caminatas diarias. Descubrió que las caminatas eran muy importantes para ella, tanto emocional como físicamente, y dijo:

“Nunca pensé que caminar sería algo que me ayudaría, ¡pero ha ayudado y ha sido increíble!”

¡Todos tenemos a alguien que nos ama!

menos activos

Imagen: Canva

No importa quién seas, no importa las cosas terribles que otros hayan dicho sobre ti, y no importa las cosas terribles que hayas hecho, ¡eres amado!

Nuestro Padre Celestial ve más allá de nuestros errores e imperfecciones.

Él nos conoce y nos ama perfectamente.

No solo Dios nos ama, sino que también tenemos ángeles en la tierra y en el cielo que nos conocen y nos ayudan, como nos recuerda esta escritura:

“Son más los que están con nosotros que los que están con ellos”. (2 Reyes 6:16) 

Imagen: Canva

Millie cree que Ty, que era un joven tranquilo y tenía algunos amigos cercanos, no entendía completamente cuántas personas lo amaban y se preocupaban por él.

Sin embargo, en el funeral de Ty, Millie se sintió sorprendida por la cantidad de personas que asistieron y expresaron su amor por su hijo.

Millie desearía que Ty hubiera entendido estas tres lecciones.

Menos de un año después de la muerte de Ty, Millie comenzó a hablar con jóvenes que luchan contra pensamientos suicidas y comparte con ellos las cosas que ha aprendido.

Millie también ayuda a las personas individualmente, trabajando como consejera en Sunrise Solutions en Sandy, Utah.

Fuente: LDS Living y Mais Fe

| Para meditar
Publicado por: Nicole Córdova Loayza
Traductora de español, inglés y portugués. Me encantan los idiomas y conocer sobre diferentes culturas. También me gusta el arte y amo la naturaleza.
adaptarse a estar soltero
Cuando una relación termina: Cómo adaptarse nuevamente a estar...
La presidenta Bingham y la presidenta Cordon hacen viaje de...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *