Madre Santo de los Últimos Días que perdió a su hija en tiroteo comparte cómo su fe la ayudó a sentir consuelo

madre tiroteo

El 14 de diciembre de 2012 es recordado por muchos como el día del tiroteo en la Escuela Primaria Sandy Hook. Alissa Parker, una Santo de los Últimos Días, lo recuerda como el día en que perdió a su hija, Emilie.

Han pasado nueve años y medio desde que Alissa encontró consuelo y fortaleza en la bondad de los demás y en la bondad de Dios. Esto le ha permitido sentir la presencia de su hija una y otra vez.

En un episodio del podcast All In de LDSliving, Alissa compartió la fe que tiene en Dios, así como la creencia de que volverá a ver a su hija gracias a los convenios y promesas del Evangelio de Jesucristo.

Imagen: Alissa Parker

A raíz del tiroteo en la Escuela Primaria Uvalde en Texas, Alissa Parker recordó su propia experiencia y el sufrimiento que muchos padres han atravesado al perder a sus hijos.

Ella compartió su experiencia en un libro que escribió con el fin de crear conciencia:

“Después del tiroteo, quedé sorprendida, la nación quedó sorprendida, al ver la fuerza y el impacto que tuvo el acto ruin de un hombre en tantas personas inocentes.

Se hizo fácil sentir que el poder del mal estaba ganando en el mundo, sin embargo, al mismo tiempo, el amor de Dios tocó el corazón de miles y miles de personas; las impulsó a luchar contra el mal y compartir muestras de amor y bondad.

Tuve la oportunidad de ser testigo de muchos de estos valerosos actos de bondad, personas de todos los ámbitos de la vida, todas las religiones y orígenes, nos escribieron y a nuestras familias en duelo uniéndose en amor y poder. Fue hermoso y me ayudó a ver una vez más el poder de la bondad”.

Parker expresó que culpar a alguien no le iba a traer paz ni devolverle a su hija. Ella pensó que sería más productivo que pudieran unirse y apoyarse unos a otros de manera que pudieran contribuir a la situación de manera positiva, buscando esperanza en un momento donde todo parecía estar perdido.

Victimas del tiroteo en la Escuela Primaria Sandy Hook

Esta madre Santo de los Últimos Días se dedicó a incrementar los esfuerzos en la seguridad de las escuelas y lo que podían hacer para evitar otra situación similar. Ella expresó que fue eso lo que la ayudó a sanar.

“Al tener una respuesta proactiva, positiva y orientada a la acción, sentí que sería capaz de honrar mi fe, honrar mis orígines y ser fiel a quien era en lugar de participar en el juego de quién tiene la culpa”.

A su vez, Alissa Parker ha participado de la creación de una organización sin fines de lucro con el fin de brindar consejos, seguridad, ayuda y herramientas para la seguridad de las instituciones educativas. La unión, comprensión y bondad vencerán al enemigo; la discordia y la culpa solo nos dividirán.

Fuente: LdsLiving

También te puede interesar

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *