Una receta para el mal de amores en tiempos de redes sociales

las relaciones amorosas

¿Tu relación se terminó? ¿Aún sientes ganas de escribirle? ¿Te afecta ver sus publicaciones en redes sociales? Lee esto:

1. Ármate de valor y no le escribas, no veas su última conexión. Es más, si es que así lo prefieres, borra su contacto. Eso te tranquilizará un poco mientras atraviesas por el proceso de la superación.

También te puede interesar: Lo que debemos hacer cuando alguien nos rompe el corazón

2. Si están conectados en Facebook, no lo elimines, solo deja de seguirlo. Así no te toparás con las publicaciones que haga y, poco a poco, dejarás de estar tan pendiente de esa persona. Es mejor aprender a vivir con el recuerdo que intentar “olvidar” porque, seamos realistas, eso no se podrá.

3. No busques a esa persona, tu relación ya terminó. Necesitas un tiempo para asimilar las cosas. Reconoce qué aprendiste, agradece y continúa.

4. Esto sonará un poco duro, pero es útil. Deja de idealizar a esa persona, no es “el amor de tu vida” ni “tu alma gemela”, es más no existen tales cosas. Puedes ser feliz con otra persona, una persona que elija quedarse contigo a pesar de todo.

amor

“El concepto de ‘el alma gemela’ es una ficción y una ilusión; siempre que se busque con toda diligencia y oración encontrar al compañero con el cual la vida pueda ser más compatible y hermosa, es casi seguro que cada buen joven y señorita podrán alcanzar la felicidad y tener un matrimonio feliz si ambos están dispuestos a sacrificarse”. – Spencer W. Kimball

El amor se encuentra cuando ambos están dispuestos a construir una relación sólida con planes eternos. Ya habrá alguien que te haga entender por qué esa persona no se quedó en tu vida.

5. Sí, te va a costar, te va a doler, vas a querer buscar a esa persona y ¿sabes qué perderás? No te lo diré porque lo sabes muy bien. Mírate al espejo, reconoce tu valor, respétate y ámate, mereces a alguien a quien no le tengas que pedir que se quede contigo porque la persona indicada hará eso y más sin que se lo pidas.

Padre Celestial

6. Perdónate por las cosas que hiciste y piensas que estuvieron mal. En su momento, disfrutaste de tu relación y, ya se acabó, quédate con las lecciones, vienen cosas nuevas e historias nuevas.

alcanzar tus objetivos

7. Si tienes ganas de llorar, ¡llora todo lo necesario! Pero no busques a esa persona. Levántate, arréglate, échate perfume y sé tan feliz como solo tú lo sabes hacer.

Padre Celestial

De un corazón roto nadie se ha muerto, ¡solo se ha transformado! Recuerda que el Padre Celestial sabe muy bien por qué hace las cosas, por qué pone y quita a personas de nuestras vidas. Recuerda:

“El amor verdadero dura para siempre”. – Joseph B. Withlin

Así que no te angusties, si esa persona ya no está en tu vida es porque otra mejor vendrá.

Aprovecha este tiempo para reinventarte y enfocarte en aquellas cosas que te faltan pulir:

“Conviértete en la persona que quieres tener a tu lado [por la eternidad]”. – David A. Bednar

Quizás puedas estar triste ahora, pero eso no te durará mucho tiempo, ¡haz cosas que te hagan feliz! ¡Disfruta tus días con las personas que más quieres y te quieren! No te enfoques en lo que te falta, agradece por lo que ya tienes. ¡Los mejores deseos! ¡Ánimos!

“El amor verdadero no es casualidad, sino que crece, pues tú tomas el control, escoges y actúas”. – Lynn G. Robbins

Fuente: Instagram

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *