El 11 de mayo, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días publicó una declaración y un análisis sobre la “Iniciativa de la marihuana medicinal de Utah”.

También puedes leer: “Mormones y la marihuana medicinal

De la declaración entendemos que la Iglesia está en contra de la Iniciativa tal como está redactado en la actualidad, también se nos dice que todos deben hacer su propio juicio. El análisis hecho por Kirton McConkie establece lo que sucedería si dicha Iniciativa fuera aceptada.

Aunque el análisis está muy bien hecho y aclara muchas cosas… Seamos honestos: todavía es un poco difícil de leer. Así que he intentado analizar el análisis y poner cada punto en un lenguaje más simple para que todos lo podamos entender.

Esto es lo que significará si la Iniciativa de marihuana medicinal de Utah si se aprueba:

1. Puedes hacer mucho con la marihuana si tienes una tarjeta de marihuana medicinal.

Si tienes una tarjeta y vives a más de 160 kilómetros de un dispensario, puedes cultivar “hasta seis plantas de marihuana para uso médico personal”, sin embargo, no tienes que ser monitoreado o tener una licencia. Además, las plantas pueden ser bastante grandes, por lo que seis me parecen demasiado.

Aquellos que cultivan su propia marihuana pueden evitar los límites de su uso porque no hay nada que les impida comprar la cantidad máxima de una tienda y consumir más de sus propias plantas locales.

Si tienes una tarjeta, todo el cannabis que tienes supuestamente debe tener una etiqueta que dice que se vendió en un dispensario con licencia, pero no hay forma de probar que una etiqueta no se haya reutilizado. Una vez que tengas una etiqueta, cualquier cannabis que tengas puede parecer legal.

Si tienes una tarjeta, puedes obtener muestras gratis.

2. Y será bastante fácil obtener una tarjeta

Marihuana

Básicamente, si eres residente de Utah, y tienes una “enfermedad que califica” y tu médico cree que te ayudará, puedes obtener una tarjeta. Pero la lista de “enfermedades que califican” incluye algunas que son comunes y difíciles de verificar, como el “dolor crónico” que, según algunos, afecta a más del 15% de la población. El “dolor crónico” también es la razón principal por la que las personas han estado comprando marihuana medicinal en los estados que la han legalizado.

El médico sólo tiene que pensar que te “vas a beneficiar” con la marihuana medicinal.

Una vez que todo eso ocurra, estarás listo porque el Departamento de Salud no podrá negarle una tarjeta a nadie.

Puedes recibir una tarjeta de cannabis médica basada en una sola visita al médico y no es necesario que tengas ninguna visita de seguimiento para ver cómo vas con el tratamiento. No hay nada que te impida acudir a un médico diferente cada seis meses para obtener una nueva recomendación.

Los médicos pueden recomendar hasta el 20% del cannabis a sus pacientes (aunque no hay nada que haga cumplir esta limitación) y ciertos especialistas pueden recomendar hasta un número ilimitado.

Los médicos no necesitan capacitación sobre los efectos de la marihuana medicinal o la enfermedad que se está tratando. Tampoco tiene que ser el médico que te atiende, podría ser tu optometrista, podiatra, dentista, partera certificada, etc.

No importa si tienes antecedentes penales o condenas por drogas, no hay nada en la Iniciativa acerca de quitarle la tarjeta a alguien antes de que caduque.

Tampoco importa si eres menor de edad, un padre o tutor puede obtener una tarjeta siempre que el niño tenga una enfermedad que califique. Incluso si el niño es sólo un bebé.

3. Aunque no tengas una tarjeta, está bien.

La multa, si no tienes una tarjeta o una etiqueta, es de sólo 100 dólares.

4. Las leyes que rodean a los dispensarios de marihuana medicinal son un tanto extrañas para una sustancia altamente controlada.

Marihuana

La marihuana es un “medicamento” seriamente controlado, pero aún así no se puede vender en farmacias autorizadas, sólo en dispensarios, y no necesita una receta médica.

Una vez que tengas la tarjeta, esta será válida durante seis meses, y podrás comprar la cantidad máxima permitida cada 14 días y usarla como desees.

Tu médico no necesita prescribir una cantidad específica, y aún puede continuar el tratamiento, incluso si no es efectivo. El monto que se puede comprar es el mismo para cada titular de tarjeta, sin importar cuán mala sea tu condición.

Los registros normales de farmacia deben mantenerse durante al menos cinco años, pero el estado tiene que destruir los registros de ventas de marihuana medicinal después de 60 días. Esto hará que sea mucho más difícil para que la policía pueda investigar y castigar las violaciones.

No es necesario que tu médico realice un seguimiento de los efectos secundarios que puedan venir por el uso de la marihuana medicinal, a diferencia de cualquier otro medicamento que tu médico pueda recetarte. Otras drogas legales son vigiladas muy de cerca por los efectos negativos en los pacientes antes de ponerse a disposición del público, pero la Iniciativa eludirá estas normas de seguridad.

No hay nada en el lugar que se pueda investigar o para castigar a los médicos que recomiendan erróneamente la marihuana medicinal a aquellos a los que les podría hacer daño, o que “emitan recomendaciones para una tarjeta de cannabis medicinal después de una visita breve.”

Si los estudios científicos descubren que la marihuana es más peligrosa de lo que pensábamos, o que es ineficaz en el tratamiento de enfermedades que califican, aún no podremos “limitar la disponibilidad de cannabis.”

5. Incluso antes de que se distribuyan las tarjetas (julio de 2020), la posesión de marihuana medicinal es legal.

Si te arrestan, sólo tienes que mostrar que tendrías una tarjeta si es estas estuvieran a disposición. Si tienes una tarjeta de otro estado, no serás arrestado si te encuentras en posesión de marihuana medicinal.

6. Ubicación, ubicación, ubicación.

Marihuana

Los propietarios no pueden negarse a alquilarle a alguien que use marihuana medicinal.

Los municipios y los condados no pueden promulgar leyes para mantener a los dispensarios fuera.

Los dispensarios sólo deben estar a 91 metros de los vecindarios residenciales y a sólo 182 metros de las escuelas, iglesias, bibliotecas, parques y áreas de juego. La ley federal aumenta en gran medida las sanciones por la distribución de marihuana dentro de 304 metros.

6. Al gobierno federal todavía no le agrada la idea.

Incluso si un gobierno estatal legaliza la marihuana medicinal, sigue siendo ilegal a nivel federal, lo que significa que todavía puedes ir a la cárcel.

Si eres dueño de un arma de fuego de manera legal y aunque no la tengas contigo en ese momento y nunca hayas lastimado o amenazado a alguien con ella, estás arriesgándote a tener años de prisión obligatoria.

Los inmigrantes pueden perjudicar su estatus migratorio si asumen que debido a que el gobierno estatal lo legalizó eso significa que está bien. La inmigración es parte de la ley federal, y es una ofensa federal poseer marihuana.

Debido a que la policía local no podrá cooperar con las autoridades federales, esto podría provocar que el gobierno federal reduzca los fondos para la aplicación de la ley a Utah. Lo cual no es bueno.

Hay un par de cosas en el análisis que no incluí aquí, que incluyen cómo los jóvenes estarán en riesgo y por qué, si esto pasa, la Legislatura puede no elegir remediar las consecuencias imprevistas. Es un documento largo y completo que tiene un argumento muy convincente.

No estaba seguro de cuál era mi percepción sobre el tema antes de leerlo. Sabía que la Iglesia se oponía, pero tampoco estaba seguro de por qué algo que se suponía que era puramente médico podía ser tan malo. Sin embargo, después de leer el análisis varias veces, tengo claro que la medicina no es lo único en las mentes de los partidarios de la Iniciativa.

¿Por qué no debería un medicamento altamente controvertido y controlado necesitar una receta médica? ¿Por qué prohibir su venta en farmacias? ¿Por qué hacer las calificaciones para el medicamento tan intencional e irreversiblemente permisivo?

Otros, como Paul Mero, presidente y CEO del Next Generation Freedom Fund, también se han opuesto a la Iniciativa. Estoy de acuerdo con el gobernador de Utah, Gary Herbert, cuando dijo que la Iniciativa “potencialmente abriría la puerta al uso recreativo.” de la marihuana.

Esta no es la primera vez que la Iglesia publica una declaración sobre la marihuana medicinal. Su enfoque siempre cauteloso sobre este tema me lleva a creer personalmente que la Iglesia no está completamente en contra de que la marihuana se use con fines puramente médicos, sino que se ha opuesto a las leves leyes que rodean su legalización.

El 14 de mayo, se publicó una Refutación del análisis de McConkie, que presenta algunos contrapuntos muy buenos y vale la pena leerlos, especialmente si deseas mantenerte informado sobre ambos lados de este asunto y formar su propia opinión.

Este artículo fue escrito originalmente por Kelly Burdick y fue publicado por mormonhub.com bajo el título: “The Church’s Analysis of the Utah Medical Marijuana Initiative Translated into Human Speak