Mira: ¿Enseñarle a mis hijos sobre la sexualidad despertará sentimientos sexuales?

adicción a la pornografía

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días lanzó una serie de poderosos videos sobre cómo vencer la pornografía, el apoyo a nuestros seres queridos con un problema de adicción a la pornografía y el encontrar sanación de las heridas dejadas por la pornografía o el trauma de la traición.

El Presidente Boyd K. Packer enseñó que “El poder de procreación no es una parte secundaria del plan; es el plan de felicidad; es la clave de la felicidad.” (“El Plan de Felicidad” Liahona, mayo de 2015). El hogar es el lugar ideal para que los niños aprendan sobre la sexualidad.

adicción a la pornografía

También te puede interesar: 4 cosas que deseo que los padres entiendan sobre cómo proteger a sus hijos de la pornografía

Las Iglesia, en su sitio web, compartió:

“Muchos padres temen que hablar con sus hijos sobre la sexualidad despertará el comportamiento sexual en sus hijos. 

Si bien esto puede ser cierto en algunos casos, es mucho mejor que los hijos reciban información sobre la sexualidad de parte de un padre amoroso que de otras fuentes. Cuando los padres hablan con sus hijos sobre la sexualidad, pueden prepararlos de una manera precisa y segura.

Está bien si no nos sentimos seguros de cómo entablar mejor esas conversaciones. Podemos usar nuestra vulnerabilidad para fortalecer la relación con nuestros hijos…

Recuerda que decir algo siempre es mejor que esperar el momento perfecto o la manera perfecta de expresarnos.”

Entre las conversaciones importantes que puedes tener con tus hijos está la charla sobre la pornografía. Ayuda a que tus hijos entiendan qué es la pornografía y el efecto que puede tener sobre ellos. Esto los protegerá cuando se encuentren con ella en el futuro.

Este artículo fue escrito originalmente por Lds Living Staff y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “Will Teaching My Children About Their Sexuality Awaken Sexual Feelings?

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *