5 mitos populares sobre el nacimiento de Jesús

Nacimiento de Jesús.

Todos vivimos la historia del nacimiento de Jesús de diversas formas durante la época de Navidad. La historia se presenta por medio de pesebres y establos, programas de televisión, cuentos, pinturas y canciones de Navidad.

De hecho, nos encontramos con la historia del nacimiento de Jesús con tanta frecuencia que estamos convencidos de que conocemos todos los detalles de lo que sucedió esa noche. 

Sin embargo, muchas de las cosas que creemos que “sabemos” sobre esta historia resultan ser incorrectas.

Aquí te compartimos 5 mitos populares que quizá puedas creer sobre el Nacimiento de Jesús.

1. Hubo una estrella la noche en que nació Jesús

Estrella de Belén será vista otra vez

Fuente: Shutterstock

Es difícil encontrar un nacimiento tradicional de navidad (o una obra de teatro de Navidad) que no cuente con una estrella sobre el pesebre. De hecho, este podría ser el símbolo por excelencia del nacimiento de Jesús.

El problema es que no hay indicios de que la estrella estuviera sobre el pesebre la noche exacta en que nació Jesús. Por el contrario, cuando los ángeles anunciaron el nacimiento de Jesús a los pastores que vigilaban sus rebaños por la noche (Lucas 2: 8-11), no se les dijo que siguieran una estrella.

Fuente: Shutterstock

Se les dijo que buscaran otra cosa: 

“Y esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre”.- Lucas 2:12

La estrella no fue la señal que se les dio a los pastores sino a los Magos (Mateo 2: 2), quienes parecen estar visitando a Jesús en un período posterior. 

“Porque su estrella hemos visto en el oriente y venimos a adorarle”.

No está claro cuánto tiempo transcurrió desde el nacimiento de Jesús, pero el hecho de que Herodes diera la orden de matar a todos los bebés de la región menores de 2 años sugiere que Jesús pudo haber estado en Belén por un buen tiempo.

2. Los tres reyes magos

reyes magos

Fuente: Pinterest

Hablando de los magos, tanto en el arte como en el villancico tenemos la innegable impresión de que eran tres personas y que eran reyes. El problema, sin embargo, es que este número no se especifica en ninguna parte de los relatos bíblicos.

Mateo simplemente nos dice: 

“Y cuando Jesús nació en Belén de Judea en los días del rey Herodes, he aquí, unos magos vinieron del oriente a Jerusalén”.-Mateo 2: 1

La creencia de los tres reyes magos probablemente surgió de la mención que realizó Mateo en cuanto a los tres presentes: oro, incienso y mirra (Mat. 2:11).

3. No había lugar para ellos en el mesón

“Journey To Bethlehem” por Joseph Brickey

Otro elemento básico de los nacimientos modernos es la escena del mesón. José y su esposa, María, que está a punto de dar a luz, son duramente rechazados por el dueño de una posada sin ningún tipo de compasión.

Este es otro concepto popular erróneo. La Biblia nunca menciona a esta persona. De hecho, es posible que nunca haya existido dicho “mesón”.

Un estudio reciente de Stephen Carlson argumenta que la palabra griega que normalmente se traduce como “mesón” (καταλύματι) en Lucas 2: 7 se traduce mejor como “lugar para quedarse”.

navidad nacimiento

Fuente: Book of Mormon Central

“Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón”.

Sabiendo esto, entendemos que el pasaje nos dice que no había espacio para el niño Jesús en el lugar donde se quedaron. ¿En qué lugar se estaban alojando? 

Carlson argumenta que probablemente fue en la casa de la familia de José en Belén, quizás en una habitación de huéspedes adyacente, la cual habría sido pequeña.

4. Jesús nació en un establo

Fuente: Canva

Como José no pudo encontrar ningún lugar en el mesón, lo lógico es que se vio obligado a quedarse en un establo. De hecho, toda escena de la natividad coloca siempre a Jesús en un pesebre.

Pero el texto no nos dice que nació en un granero. Sólo se nos dice que María “acostó [a Jesús] en un pesebre” (Lucas 2: 7). 

Aunque eso parezca sugerir que fue un establo, era común que los pesebres se mantuvieran en el cuarto principal de las casas de la aldea durante este período de tiempo.

¿Por qué? Porque los animales solían estar alojados a solo unos metros de distancia en una habitación adyacente.

Fuente: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días

Por lo tanto, es probable que María haya dado a luz a Jesús mientras estaban alojados en la casa de los parientes de José en Belén. 

Pero la habitación en la que se quedaron, probablemente una habitación de invitados pequeña o una habitación construida de manera provisional, no podía adecuarse a un parto. 

Tendría sentido que María tuviera que dar a luz en el cuarto familiar más grande y poner a Jesús en el pesebre que se encontraba ahí.

5. Jesús nació el 25 de diciembre

nacimiento de jesús

Créditos: Jaimie Trueblood

Si celebramos el cumpleaños de Jesús el 25 de diciembre, es lógico pensar que este fue el día en que nació. Pero la fecha exacta del nacimiento de Jesús no se menciona en la Bilbia. 

El élder James E. Talmage, apóstol de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, publicó un libro en 1915 titulado “Jesús el Cristo”, en el que escribió: 

“Creemos que Jesucristo nació en Belén de Judea, el 6 de abril del año 1 antes de Cristo”.

El élder Talmage no tomó una fecha al azar. La tomó de la Sección 20 de Doctrina y Convenios, u compendio de revelaciones principalmente dadas al profeta José Smith. 

Entonces, ¿cómo se convirtió el 25 de diciembre en la fecha de su nacimiento? Se piensa que los cristianos tomaron la fiesta pagana de Sol Invictus (“El Hijo no conquistado”), que se celebraba el 25 de diciembre, sin embargo, hay poca evidencia que respalde esto.

La historia real de Navidad

Nacimiento de Jesús

Fuente: Shutterstock

Estos cinco mitos nos recuerdan que a veces nuestra imagen de las historias de las Escrituras está formada más por las percepciones populares y los recuentos modernos que por el texto mismo.

Pero cuando echamos un vistazo más de cerca a las pistas bíblicas y a las palabras de los líderes de la Iglesia, surge una imagen maravillosa y más precisa de lo que sucedió esa noche hace casi 2000 años.

Fuente: The Gospel Coalition

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *