“¿Los mormones adoran a Jesucristo además del Padre Celestial? Supongo que depende de tu definición y uso de la palabra “adoración”.”

Esta parece ser una de esas básicas preguntas sobre el mormonismo que todos deberíamos conocer bien antes del bautismo, no obstante resulta que es una pregunta mucho más complicada de lo que parece.

También te puede interesar: “¿Qué piensan los mormones sobre Jesucristo?

Por supuesto, nosotros los mormones adoramos a Dios el Padre, pero, ¿los mormones también adoran a Dios el Hijo? He estado investigando sobre esto, y parece que incluso algunos líderes importantes de la Iglesia no siempre han estado de acuerdo en una respuesta.

Esto es lo que he encontrado:

De acuerdo con Bruce R. McConkie

En un devocional de BYU de 1982 llamado “Nuestra relación con el Señor”, el Elder McConkie declaró muy claramente que “No adoramos al Hijo, y no adoramos al Espíritu Santo. Sé perfectamente lo que dicen las Escrituras acerca de adorar a Cristo y a Jehová, pero están hablando en un sentido completamente diferente: es la sensación de asombrarse y estar reverentemente agradecidos a Aquel que nos ha redimido. La adoración en el sentido verdadero y salvador está reservada primero para Dios, el Creador.”

El Elder McConkie usa Doctrina y Convenios 20:17-19 para respaldar su declaración (con énfasis en el último versículo):

“Por estas cosas sabemos que hay un Dios en el cielo, infinito y eterno, de eternidad en eternidad el mismo Dios inmutable, el organizador de los cielos y de la tierra, y de todo cuanto en ellos hay; y que creó al hombre, varón y hembra, según su propia imagen, y a su propia semejanza él los creó; y les dio mandamientos de que lo amaran y lo sirvieran a él, el único Dios verdadero y viviente, y que él fuese el único ser a quien adorasen.”

Bueno, eso responde la pregunta, ¿verdad? Bueno… sigue leyendo.

También de acuerdo con Bruce R. McConkie

Música

Irónicamente, el Elder McConkie escribió el texto del Himno 72, “Creo en Cristo”. La primera mitad del versículo tres dice lo siguiente:

Creo en Cristo, el Creador; lo alabaré con gran fervor.

Cimiento firme es Jesús, y fuente de verdad y luz.

Creo en Cristo; me salvará, de Satanás me librará,

y viviré en paz y ̮amor en las mansiones del Señor.”

Bien, ahora estoy confundido. No nos está ayudando mucho favor aquí, Elder McConkie. ¿Adoramos a Cristo o no?

De acuerdo con la Guía de la Iglesia

El tema “Adoración” en LDS.org deja muy claro que debemos adorar a Dios el Padre. No establece explícitamente si adorar o no a Jesucristo. Un extracto dice:

“Al participar reverentemente de la Santa Cena y al asistir al templo, recordamos y adoramos a nuestro Padre Celestial, y le expresamos gratitud por Su Hijo Jesucristo.”

Uno podría extraer de esta referencia que debemos adorar a Dios el Padre y sólo expresar gratitud por Cristo. PERO, Mormón Newsroom tiene algo más que agregar …

De acuerdo con la Sala de Prensa Mormona (Mormon Newsroom)

Un artículo de Mormon Newsroom titulado “Lo que los mormones creen acerca de Jesucristo” deja muy claro que sí adoramos a Jesucristo (énfasis añadido):

“Reconocemos a Jesucristo como la fuente de verdad y redención, como la luz y la vida del mundo, como el camino al Padre (Juan 14: 6; 2Nefi 25:29; 3Nefi 11:11). Lo adoramos en la manera que acudimos a Él para ser salvos y redimidos y buscamos emular Su vida inigualable.” (DyC 93:12-20).”

Además, en el 2007 hicieron un video con el Elder M. Russell Ballard, quien coloca a Cristo en el centro de nuestra adoración dominical:

De acuerdo con el Elder Ronald A. Rasband

Durante el Devocional de Navidad de la Iglesia en el año 2013, el Elder Rasband (entonces miembro del Quórum de los Setenta) dijo:

“Los pastores reverentemente se acercaron al establo para adorar al Rey de Reyes. ¿Cómo lo adoraremos esta vez? ¿Comprando incesantemente? ¿Dándonos prisa y decorando nuestras casas? ¿Será ése nuestro homenaje a nuestro Salvador? O ¿llevaremos paz a los corazones atribulados, buena voluntad a aquellos que necesitan de un mejor propósito, gloria a Dios en nuestra buena disposición de hacer Su voluntad? Jesús lo dijo sencillamente: ‘ven [y] sígueme.’”

De acuerdo con el Presidente Gordon B. Hinckley

Esto es lo que dijo el Presidente Hinckley en el 2002 en un devocional misional (que luego se publicó en la Liahona de 2007):

“Le amamos, le honramos, le agradecemos, le adoramos. Hizo por nosotros y por toda la humanidad lo que nadie más podía hacer. Alabado sea Dios por el don de Su Hijo Amado, nuestro Salvador, el Redentor del mundo, el Cordero sin mancha, que fue ofrecido en sacrificio por toda la humanidad.”

De acuerdo con las Escrituras

escrituras

2 Nefi 25:29

“Y ahora bien, he aquí, os digo que la vía correcta es creer en Cristo y no negarlo; y Cristo es el Santo de Israel; por tanto, debéis inclinaros ante él y adorarlo con todo vuestro poder, mente y fuerza, y con toda vuestra alma; y si hacéis esto, de ninguna manera seréis desechados.”

3 Nefi 17:10

“Y todos ellos, tanto los que habían sido sanados, como los que estaban sanos, se postraron a sus pies y lo adoraron; y cuantos, por la multitud pudieron acercarse, le besaron los pies, al grado de que le bañaron los pies con sus lágrimas.”

Pero que pasa…

Lucas 4:8

“Y respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solamente servirás.”

Y …

Moisés 4: 2

“Pero, he aquí, mi Hijo Amado, que fue mi Amado y mi Escogido desde el principio, me dijo: Padre, hágase tu voluntad, y sea tuya la gloria para siempre.”

Cristo no pidió ninguna gloria… ¿eso significa que sólo debemos adorar a Dios el Padre? Tal vez “gloria” sea diferente de “adoración”. ¡Preguntas, preguntas, preguntas!

De acuerdo conmigo (algo debe valer)

¿Los mormones adoran a Jesucristo además del Padre Celestial?

Supongo que depende de tu definición y uso de la palabra “adoración”. El internet que todo lo sabe define “adoración” como “el sentimiento o la expresión de reverencia y adoración por una deidad”. Si esa es la definición que tomamos, entonces sin duda la respuesta a nuestra pregunta original es un rotundo “¡SÍ! Nosotros adoramos a Jesucristo.”

PERO, aquí es con lo que debemos tener cuidado: no debemos adorar a Jesucristo como si fuera Dios el Padre. Tal vez eso era lo que el Elder McConkie estaba tratando de conseguir. Sí, ambos son deidades, comparten el mismo propósito, son parte de la misma Divinidad.

Cristo dejó muy claro que “Si me conocierais, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis y le habéis visto.” (Juan 14:7). En este sentido, podría ser imposible adorar a uno sin adorar al otro, pero aún así, son dos seres diferentes. Tienen el mismo objetivo final pero cumplen diferentes roles para lograr ese objetivo.

Adoramos a Cristo por su papel como nuestro Salvador y Redentor. No adoramos a Cristo por medio de la oración, sino más bien a través de un esfuerzo constante por encarnar Sus enseñanzas y seguir Su ejemplo. Veneramos, honramos y expresamos nuestra gratitud a Él a través de la Santa Cena (lo que para mí, se parece mucho a la adoración). Pero, por encima de todo, adoramos a Dios el Padre por Su plan divino y Su papel como nuestro Padre Eterno.

Tal como Cristo mismo enseñó, nuestras oraciones, que son el epítome de la adoración, siempre estarán dirigidas al Padre.

De acuerdo contigo, ¿Tienes algo que agregar a nuestro análisis? ¡Haznos saber en los comentarios!

Este artículo fue escrito originalmente por David Snell y fue publicado por mormonhub.com bajo el título: “Do Mormons Worship Heavenly Father, Jesus Christ, Or Both?