Que un ser querido muera, no significa que lo perdamos para siempre

muerte

Sheri Dew, vicepresidenta ejecutiva de Deseret Management Corporation y directora ejecutiva de la compañía Deseret Book, compartió recientemente sus pensamientos sobre el duelo tras la pérdida de su madre a principios de junio.

La hermana Dew también formó parte de la presidencia general de la Sociedad de Socorro desde 1997 al 2002. Fue la primera mujer soltera en ser llamada a servir como la Segunda Consejera.

En un artículo de Church News, Dew comparte lo que aprendió tras la pérdida de su madre, JoAnn Petersen Dew, alrecibir consuelo del evangelio. 

“Mis hermanos y yo tenemos la gloriosa seguridad de que no la hemos perdido”, compartió.

También te puede interesar:El duelo: Sobrellevando la muerte de un ser querido

muerte

A pesar de que las interacciones físicas con ella en esta tierra han cesado, New se dio cuenta que hay cierta gratitud en el proceso de duelo.

“Me estoy dando cuenta de que el duelo es un tipo de gratitud aumentada. Sin duda es otro aspecto del espíritu de Elías, el volver los corazones de los hijos hacia sus padres… y madres”, expresó la hermana Dew para Church News.

Ella pudo recordar todos los momentos y experiencias, tanto buenas como amargas, compartidas con su madre y sus hermanos, cumpliéndose la promesa del Elías.

Sheri Dew junto a su madre, JoAnn Petersen Dew. Foto vía Church News.

Dew compartió que cuando ella y sus hermanos descubrieron que la condición de su madre había cambiado repentinamente, se ofreció a tomar el turno de la noche para cuidarla.

Con la esperanza de que su madre pudiera escucharla, le expresó su amor y gratitud hacia ella. Sheri Dew compartió que se encontró diciendo algo que no esperaba.

“Madre, nos has dado tu vida. Una y otra vez has puesto nuestras necesidades por encima de las tuyas. Pero tu cuerpo está exhausto. No hay nada más que puedas hacer aquí por tu familia. Pero al otro lado del velo, junto con papá, podrás ayudarnos de innumerables maneras. Mamá, creo que llegó el momento de partir”.

miedo a la muerte

Su madre falleció a la mañana siguiente. Y aunque haya partido el ejemplo de mujer valiente y decidida de la hermana Dew, le dejó otra lección que atesorará por siempre. 

“Mi madre nunca se vio a sí misma como más que una mujer común y corriente, pero no había nada común y corriente en su bondad o su fidelidad o su absoluta devoción a sus hijos”.

También compartió que estando en el cementerio para enterrar a su madre, vieron a una mujer que no conocían, pero que aún así decidió prestar sus respetos.

“No tengo ni idea de quién era esa mujer, y estoy segura de que ella no sabía a quién estaba honrando. Pero nunca olvidaré la reverencia que sentí cuando una persona desconocida rindió sus respetos a mi madre, una mujer cuya pura bondad le dio un tipo de influencia serena, pero profunda que solo puede ser medida plenamente por el Señor”, compartió para Church News.

La hermana Dew ahora sabe más que nunca que hay gratitud incluso cuando perdemos por cierto tiempo a nuestros familiares, que hay seguridad en las promesas del evangelio, que las familias realmente son eternas, que cada momento compartido es un tesoro que nadie nos puede quitar y que podemos ser una influencia para bien para todos los que nos rodean. 

Fuente: Church News

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *