Lo que la mujer maravilla me enseñó sobre mi rol como mujer

mujer maravilla

Me encantan las películas de súper héroes y me emociono aún más cuando sé que hay una mujer como protagonista. 

Una de las cosas que me pregunto antes de ver una película con una fantástica justiciera es si será interpretada como una súper feminista que detesta a los hombres o si será una mujer que acepta su rol como mujer, que defiende lo suyo, pero que no intenta ser un hombre para lograr lo que se propone.

Las mujeres son tan capaces como los hombres, sin embargo cada uno tiene características diferentes, es por esa razón que la Mujer Maravilla siempre ha sido mi favorita.

Siento que ella en verdad representa lo que significa ser una mujer. Es segura de sus habilidades, está presta a ayudar a otros y siempre valora la habilidad que tienen los demás. Es por eso que hoy compartiré con ustedes lo que aprendí de esta valiente heroína.

Puedes ser fuerte y aún así te agradan los bebés

También te puede interesar: Tu vida es valiosa: Toda tormenta tiene su fin, ¡en Dios siempre hay esperanza!

Una de las escenas que me llamó la atención se da poco después de que Diana y Steve llegan a Londres. Ambos están caminando por las calles cuando de pronto Diana ve a un bebé y ella inmediatamente comienza morirse de amor por él.

Ella venía de una isla donde era la única niña. Nunca antes había visto un bebé. Su primer instinto cuando vio a un bebé por primera vez fue correr hacia él y amarlo. 

Muchas veces, cuando vemos mujeres con poder en las películas, no se les permite tener un instinto maternal o tener hijos. Pero los profetas nos han enseñado que la maternidad y la crianza de los hijos es un llamamiento divino. 

Ahora bien, no todas seremos madres en esta vida, y eso está bien. Sheri Dew, ex consejera de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro, nunca se ha casado y no tiene hijos, sin embargo, ella sabe lo que significa ser madre:

“Como hijas de nuestro Padre Celestial, y como hijas de Eva, todas somos madres y siempre lo hemos sido. Cada una tiene la responsabilidad de amar y guiar a la nueva generación. 

¿Cómo aprenderán nuestras jóvenes a vivir como hijas de Dios si no ven lo que visten, ven y leen las mujeres de Dios? (…) ¿Cómo aprenderán nuestros jovencitos a apreciar a las mujeres de Dios si no les mostramos la virtud de nuestras virtudes?”“¿No somos todas madres?”

Las madres son líderes y ejemplos a seguir. En ese sentido, cualquier mujer puede ser la madre de otra persona.

Ser apasionada y bondadosa a la vez

Diana muestra constantemente su pasión por la justicia, incluso cuando no tiene conocimiento de todos los hechos. 

A pesar de las circunstancias en las que se ve rodeada, ella sigue con la misma pasión y la misma bondad. Ella siempre está buscando ayudar a alguien que lo necesita.

Cuando una mujer le ruega que salve la ciudad ocupada por las fuerzas alemanas, Diana no lo duda por un minuto. Steve le dice que no puede, que nadie puede, pero eso no le importa.

Steve Trevor: ¡Esta no es tierra de nadie, Diana! Osea que ningún hombre puede cruzarla, ¿sí? Este batallón lleva aquí casi un año y no pueden ni avanzar ni un centímetro.

Diana Prince: ¿Entonces no haremos nada?

Steve Trevor: ¡No, estamos haciendo algo! ¡Sí, lo estamos! Sólo… no podemos salvar a todos en esta guerra. No es lo que vinimos a hacer.

Diana Prince: No. Pero es lo que yo voy a hacer.

paciencia

A Diana no le importa lo que otras personas piensen de ella. Ella sólo actúa. Hay personas que necesitan su ayuda y ella va y actúa. Al cruzar, ella inspira a otros a seguir su ejemplo.

¿Qué podríamos hacer si creyéramos en nosotras mismas de tal manera? 

Nuestro Padre Celestial sabe que tenemos un potencial divino. Todos, hombres y mujeres, recibimos una “tierra de nadie” que debemos cruzar. Sin embargo, como Diana, no tenemos que cruzar solos.

Cristo ha tomado sobre sí todos nuestros pecados, insuficiencias, miedos, todo para que podamos seguir el camino que nos lleva de regreso a casa.

Ser una líder que inspira

Cuando Diana se aventura en la tierra de nadie, lo hace sola. Pero eventualmente, sus amigos la siguen porque ella les muestra que lo imposible se puede hacer. 

Mientras hace que los alemanes abandonen la trinchera para enfrentarla, las fuerzas aliadas en la trinchera detrás de ella corren hacia ellos. Pero Diana no se detiene ahí. Tiene una ciudad que salvar. 

Una vez más, Diana lidera la batalla, ella y sus amigos luchan por la ciudad. Diana fue una fuente de inspiración para ellos, así como para las personas de aquellas ciudad, pero también fue una líder que se dejó ayudar. Tal como Diana, podemos ser líderes inspiradoras.

En la Iglesia, a menudo nos centramos en los líderes del sacerdocio. Estos líderes son guiados por el Espíritu y nos brindan una excelente guía y ayuda. Sin embargo, las mujeres también son líderes en la Iglesia. 

Las líderes de la Primaria y de las Mujeres Jóvenes, las maestras de la Escuela Dominical y de la Sociedad de Socorro y las hermanas que ministran tienen el poder de elevar e inspirar a aquellos con quienes entran en contacto. 

Hoy en día, el liderazgo general de las hermanas en la Iglesia ha dado muchos discursos increíbles que continúan elevando e inspirando a personas de todo el mundo. Esa es una bendición, sólo no olvides dejar que otros también te apoyen mientras lideras tu batallón, ¿de acuerdo?

El amor es un superpoder

“Vi la oscuridad que vive entre la luz. Aprendí que en el interior de toda la humanidad siempre habrá ambas. Es una decisión que cada uno debe tomar, algo que ningún héroe jamás vencerá.

Ahora sé que sólo el amor realmente puede salvar el mundo. Así que me quedaré. Lucharé y me entregaré… por el mundo que sé que puede ser. Ahora esta es mi misión. Para siempre.” -Mujer Maravilla

Cuando Diana ve hasta dónde pueden llegar las personas para destruir a otros, se asusta y no puede comprenderlo. Ares le dice a Diana que la humanidad no merece su protección. Sin embargo, Diana responde: “No se trata de merecer, es sobre lo que crees. Y yo creo en el amor.”

El amor siempre salvará el día. Gracias al amor que nuestro Padre Celestial siente por nosotros, envió a Su Hijo Unigénito. Por amor, Cristo sufrió en el huerto de Getsemaní y en la cruz para que no suframos por nuestras imperfecciones. Por amor, todavía estamos aquí.

Amar a los demás cuando no quieren ser amados es un súper poder. Amar a los demás aunque te hayan lastimado es un súper poder. Sólo el amor puede salvar al mundo.

Todas somos súper

La Mujer Maravilla es demasiado genial. Hay muchas cosas que he aprendido de ella y de otros ejemplos de mujeres en mi vida. He aprendido que ser yo (y todo lo que conlleva) está bien. Puedo ser mujer y hacer grandes cosas gracias a que soy mujer, no a pesar de serlo.

¿Quiénes son algunas mujeres que te han inspirado? Comparte con nosotros dejándonos un comentario.

Este artículo fue escrito originalmente por Holly Adams y fue publicado originalmente por thirdhour.org bajo el título “What Wonder Woman Has Taught Me About My Role as a Woman

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *