Las heroínas de esta dispensación: El papel de la Mujer en la Iglesia

mujeres

Nuestra dispensación está llena de heroínas, defensoras de Cristo y Su evangelio. Mujeres que han jugado un papel clave en la Restauración.

Hace unas semanas, un amigo publicó en las redes sociales que su hija le había preguntado cuál creía que era el papel de una mujer en la Iglesia. Mientras leía la conversación que tuvo con su hija, me sentí obligada a preguntarme: “¿Qué diría yo si mi hija me hiciera esta pregunta?”

Ahora, no tengo hijos ni estoy casada, pero cuando medité la pregunta, se me ocurrieron algunas ideas. Aquí hay tres de los pensamientos que deseo compartir.

También te puede interesar: ¿Sentir temor significa que tenemos poca fe?

1. El más grande defensor de la mujer en el mundo

Jesús

En la sexta nota de pie de página del discurso de la presidenta Bonnie H. Cordon, ella hace referencia a un artículo en la revista Liahona de marzo de 2015, “Las mujeres del Evangelio de Juan”, de Robert y Marie Lund.

Cada vez que encuentro un artículo como este en una nota al pie, siento que los líderes de la Iglesia me brindan una mirada especial a su estudio personal. Al leer este artículo, sentí que la presidenta Cordon me invitaba a unirme a su estudio personal.

El artículo encontrado en las notas al pie de la presidenta Cordon comienza con una poderosa cita del élder James E. Talmage:

“No hay mayor defensor de la mujer y el sexo femenino que Jesús el Cristo”.

A lo largo del artículo, los esposos Lund comparten las historias de cuatro mujeres en el Evangelio de Juan: María, la madre de Jesús; la mujer samaritana junto al pozo; la mujer sorprendida en adulterio; y María Magdalena.

jesús y las mujeres del nuevo testamento

Mientras leía los relatos y las interacciones del Salvador con estas mujeres, muchas de las palabras escritas por los Lund me sorprendieron:

• “El Salvador tenía interés en las presiones rutinarias que afrontaban las mujeres”.

• “El Salvador está al tanto de las mujeres y conoce los detalles de su vida”.

• “[Cristo] respeta a todas las mujeres sin importar su origen”.

• “Jesucristo conoce los desafíos de cada mujer y puede aceptarla y levantarla”.

• “Jesucristo trató a las mujeres con compasión y respeto, a pesar de los pecados que hubieran cometido”.

• “El Señor aún depende de las mujeres de nuestra época para que sean testigos de Él”.

jesus y mujeres del nuevo testamento

Los relatos de estas cuatro mujeres no solo revelan el carácter del Salvador, sino que también revelan el poder de las mujeres. La fe de estas mujeres las condujo a los milagros. Ellas actuaron como testigos de Cristo.

Como dijo el élder Talmage, el Salvador es el “mayor defensor de la mujer y el sexo femenino”, y es seguro que las mujeres de Su Iglesia son grandes defensoras de Cristo.

Hablando en un devocional de BYU, el presidente M. Russell Ballard dijo: 

Nuestra dispensación no está exenta de heroínas. Innumerables mujeres de todos los continentes y clases sociales han hecho contribuciones cruciales a la causa de Cristo… Mi pregunta es: “¿Serán ustedes una de esas mujeres?”’

2. Acceso de las mujeres al poder del sacerdocio

La presidenta Jean B. Bingham, presidenta general de la Sociedad de Socorro, ha enseñado: 

“A todos los que tenemos hijas e hijos, sobrinas y sobrinos, mujeres jóvenes y hombres jóvenes, ¿podrían enseñarles esto?

Enséñenles que en los llamamientos de la Iglesia, en las ordenanzas del templo, en las relaciones familiares y en el ministerio individual, las mujeres y los hombres Santos de los Últimos Días actúan con el poder y autoridad del sacerdocio. 

Enséñeles que esta interdependencia de los hombres y las mujeres al llevar a cabo la obra de Dios por medio del poder del sacerdocio es fundamental para el evangelio restaurado de Jesucristo y ayudará a preparar al mundo para la segunda venida del Salvador”.

Si sientes que las enseñanzas sobre las mujeres y el sacerdocio han aumentado en los últimos años, no te equivocas. Barbara Morgan Gardner, autora de “The Priesthood Power of Women”, hizo una observación que me pareció muy interesante.

Señaló que la cantidad de discursos sobre mujeres y el sacerdocio impartidas por miembros de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles en los últimos dos años es más que la cantidad total de discursos sobre el tema desde la época de José Smith.

Espero que cuando mi hija me pregunte sobre su lugar en la Iglesia, le pueda explicar que tiene acceso al poder del sacerdocio. Espero explicarle también que sigo aprendiendo lo que significa.

Una serie de artículos recientes de Church News, “Mujeres del Convenio”, destaca lo que los miembros de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes y la Primaria han aprendido al aceptar la invitación del presidente Russell M. Nelson a “trabajar con el espíritu para comprender el poder de Dios: el poder del sacerdocio”. 

Encuentro fortaleza al saber que en mi esfuerzo por comprender más, estoy trabajando junto a los líderes de la Iglesia que siguen la invitación de un profeta.

3. Las mujeres son testigos clave de los eventos de la Restauración

libro de mormon

En el discurso de la conferencia general de la presidenta Bingham, ella comparte una conversación que tuvo con el presidente Nelson sobre el importante papel que desempeñaron las mujeres en la Restauración. El presidente Nelson compartió:

“Uno de los aspectos más importantes que recuerdo cuando vengo a este sitio de la restauración del sacerdocio es el importante papel que desempeñaron las mujeres en la Restauración.

Cuando José comenzó a traducir el Libro de Mormón, ¿quién escribía? Bueno, él escribió un poco, pero no mucho. Emma intervino.

Y luego pienso en cómo José fue al bosque a orar cerca de su casa en Palmyra, Nueva York. ¿A dónde fue? Fue a la Arboleda Sagrada. ¿Por qué fue allí? Porque allí era adonde iba su madre cuando deseaba orar.

primera visión

Esas son solo dos de las mujeres que tuvieron papeles clave en la restauración del sacerdocio y en la Restauración de la Iglesia. Sin duda, podríamos decir que nuestras esposas son tan importantes hoy como lo fueron entonces. Por supuesto que lo son”.

A menudo estudio esta conversación y cómo el presidente Nelson reconoce el papel clave que las mujeres han jugado en la Restauración.

Se nos enseña que la Restauración está en curso, y creo que ese legado continúa. Me impresionó mucho el descubrir que el presidente Nelson invitó a la presidenta Bingham y a la presidenta Jones a presenciar la filmación de una proclamación histórica, “La restauración de la Plenitud del Evangelio de Jesucristo: Una proclamación para el mundo en el bicentenario”.

De la experiencia, la presidenta Bingham le dijo a Church News en un video reciente:

“Pensé: ‘Esta es una experiencia absolutamente extraordinaria, escuchar esta declaración sobre la Restauración que ha impactado a cada persona que vive en la tierra, pronunciada por nuestro profeta de 95 años, que es fuerte y enérgico y que tiene todas las llaves del reino”.

El presidente Nelson podría haber invitado a cualquiera a tener esta experiencia, pero eligió a mujeres líderes de la Iglesia. 

En octubre de 2019, el Presidente Nelson eligió anunciar los nuevos templos durante la Sesión de Mujeres. Ambos ejemplos me llevan a creer que el papel vital de las mujeres en la Restauración sigue en pie.

Más por aprender

También espero decirle a mi hija que todavía no sé todo sobre mi lugar en la Iglesia o en el Reino de Dios. Sigo aprendiendo. Aunque todavía no sé todo sobre mi lugar en la Iglesia, sigo avanzando con fe.

Lo que encontré al embarcarme en mi viaje para descubrir mi papel es que el Señor es bondadoso y siempre nos enseñará generosamente.

Hablando de la capacidad de las mujeres para llevar el poder del sacerdocio a sus vidas, el presidente Nelson dijo: 

“Ese proceso no lo encontrarán detallado en ningún manual. El Espíritu Santo será su tutor personal a medida que procuren comprender lo que el Señor quiere que sepan y hagan. Ese proceso no es rápido ni fácil, pero sí es espiritualmente fortalecedor”.

Pero lo más importante, espero decirle a mi hija que el proceso no es fácil, pero que las bendiciones y el conocimiento eterno valen la pena. Sé que el Señor me está guiando para que pueda alcanzar mi potencial divino. Con Él no podemos fallar.

Este artículo fue escrito originalmente por Lindsey Williams y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “What I hope I’ll say when my daughter asks me about her place in the Church

| Para meditar
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
muerte Resurrección
Preguntas y respuestas: ¿Ocurren las muertes en el "tiempo del...
libertad religiosa
¿Qué es la libertad según el evangelio de Jesucristo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *