10 regalos que puedes dar esta Navidad sin gastar ni un centavo 

navidad

Buscar el regalo perfecto de Navidad es un desafío, especialmente cuando tienes un presupuesto súper ajustado. ¿Es posible dar un buen regalo sin tener que romper la alcancía? 

La respuesta es un rotundo SÍ. Lo único tienes que entender es que no todos los regalos se pueden comprar con dinero. De hecho, los regalos más valiosos son aquellos que no se pueden comprar ni vender.

Aquí hay una lista de regalos que puedes dar esta Navidad sin gastar ni un centavo.

También te puede interesar: Porqué el no recibir una respuesta a tus oraciones es en realidad una prueba de los milagros de Dios

1. El regalo del amor

amor propio

La Navidad es una historia de amor. Se trata del amor incondicional de un Padre por Sus hijos que “envió a Su Hijo Unigénito para que todo aquel que en él cree no se pierda” (Juan 3:16). Puedes compartir en ésta Navidad ese amor con tu familia y amigos de varias maneras

Puede ser algo simple como un abrazo, una nota hecha a mano o golozinas. Sea lo que sea, recuerda que lo que cuenta es la intención y el cariño detrás del gesto. Como dijo una vez la Madre Teresa: 

“No se trata de cuánto damos sino de cuánto amor ponemos en aquello que damos.”

2. El regalo del servicio

servir en una misión

El servicio es una acción desinteresada realizada en nombre de otra persona. Los actos de servicio enriquecen tanto al que lo brinda como al receptor. Puedes brindar servicio de muchas maneras, como dar una simple sonrisa o limpiar el jardín de otra persona. 

Deja a un lado los regalos tradicionales y elige servir en esta época de navidad. Recuerda que los regalos materiales se romperán, pero los actos de servicio nunca se olvidarán. Sé creativo y sincero con tu servicio.

3. El regalo del tiempo de calidad

tiempo

El viejo refrán, “El tiempo es oro” sigue siendo teniendo validez hasta el día de hoy. El tiempo sigue siendo uno de los preciosos recursos no renovables del ser humano. El tiempo que pasó es el tiempo que nunca podrá volver. Es por eso que el tiempo es uno de los regalos más valiosos que puedes darle a alguien.

Trata tu tiempo como algo tan preciado como el oro y empléalo con las personas que más aprecies. Ayuda a tu hermano a resolver su tarea, prepara una comida junto con tu familia o da un paseo por el parque con un amigo.

Pasar tiempo de calidad no tiene que ser grandioso o costoso. Sólo evita las distracciones y asegúrate de centrar toda tu atención en las personas con las que estás. Entonces te darás cuenta de que aprovechaste al máximo tu tiempo.

4. El regalo de la felicidad

felicidad navidad

La Navidad está destinada a ser una época llena de gozo porque celebramos el nacimiento de nuestro Salvador, Jesucristo. A través de Él, podemos encontrar la felicidad que dura para siempre.

Aún cuando hay muchas cosas no tan buenas en el mundo y en nuestras vidas, aún cuando parece que nuestros problemas no van a desaparecer, aún así podemos encontrar razones para ser felices. 

El profeta Russell M. Nelson dijo que “el gozo que sentimos tiene poco que ver con las circunstancias de nuestra vida, y todo que ver con el enfoque de nuestra vida” y que los “principios eternos que gobiernan la felicidad se aplican por igual a todos los hombres”.

Encuentra razones para ser feliz y luego compártelas. La felicidad es contagiosa, compártela.

5. El regalo de la gratitud

felicidad

Dios derrama constantemente Sus bendiciones sobre nosotros. Hay tantas cosas por las que podemos estar agradecidos cada día. Si somos agradecidos, atraemos vibras positivas a nuestras vidas, resultando en muchas más bendiciones.

La forma en que experimentamos la vida generalmente se basa en nuestra perspectiva. Elige ver el vaso medio lleno, no medio vacío. Ten una actitud de gratitud y compártela con los demás.

6. El regalo de las palabras amables

navidad

En las Escrituras, Jesucristo nos recuerda en diferentes ocasiones que usemos palabras amables entre nosotros. Él dijo: 

“Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de que dé gracia a los oyentes.” (Efesios 4:29).

¿Sabes por qué? Porque Jesucristo sabe bien que “panal de miel son los dichos agradables, dulzura al alma y salud a los huesos” (Proverbios 16: 24) en un sentido literal y figurado.

Cuando dices palabras amables, no sólo haces que las personas se sientan amadas, inspiradas o alentadas, sino que también enriqueces tu vida y fortaleces tu carácter. 

Fortalece personas y no las destruyas con tus palabras. Sé generoso con tus cumplidos, muestra aprecio por ellas, siempre di por favor y gracias. Las palabras amables te llevarán lejos.

7. El regalo del respeto

navidad

Hemos aprendido que el respeto se gana y no se da. En cierto sentido, es verdad. Una persona necesita tener una buena reputación, en palabras y hechos, para ganarse el respeto de los demás. 

Sin embargo, existe una definición de respeto en la que no se necesita saber más del receptor y sólo le concierne a la persona que lo brinda. Es el respeto en el sentido de “actuar de una manera que demuestra que estás al tanto de las necesidades, deseos (entre otros) de otra persona”.

Según esta definición, debemos respetar a todos. El respeto se presenta en formas diferentes, como el respeto por la sabiduría y la experiencia, el respeto por el trabajo duro o el respeto por la perseverancia. El respeto es un regalo que nunca deja de dar.

8. El regalo del perdón

impresiones espirituales

Aferrarse a un herida pasada es como aferrarse a una espada de doble filo. No sólo lastima a tu “enemigo” sino que también te lastima a ti. Aunque sea difícil, aprende a dejar atrás las ofensas pasadas. Te darás cuenta que tu carga es más ligera y tu vida es más feliz.

Si perdonas a alguien, asegúrate de olvidar también por completo lo que él o ella hizo. Como dijo Spencer W. Kimball, “perdonar significa olvidar”. Requiere no sólo una reconciliación visible sino también una limpieza de mente y corazón. 

Al perdonarnos los unos a los otros, el Señor nos promete que Él también perdonará nuestras ofensas.

9. El regalo de la invitación

navidad

Una invitación implica valor de tu parte, genuina preocupación y amor por otra persona. Como miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, se te alienta a compartir el Evangelio con tu familia y amigos e invitarlos a actuar de acuerdo con las verdades que han aprendido.

Invitar a alguien a realizar actividades voluntarias juntos, asistir a la Iglesia o dejar un mal hábito de una manera cordial y llena de amor es uno de los mejores regalos que puedes dar esta Navidad. Sé valiente pero sensible y lleno de amor en tus invitaciones.

10. El regalo de la fe

tradición navidad

Para completar esta lista de valiosos regalos de Navidad, hablaremos sobre el regalo de la fe. La fe es una creencia firme en alguien o algo a pesar de la falta de una evidencia tangible. Un versículo en el Libro de Mormón explica la fe de esta manera:

“Y ahora bien, como decía concerniente a la fe: La fe no es tener un conocimiento perfecto de las cosas; de modo que si tenéis fe, tenéis esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas.” -Alma 32:21

La fe es la creencia que tienes por el Padre Celestial y Jesucristo. Aunque no los has visto, sabes que son reales. En un mundo que practica el principio de “ver para creer”, es importante que tengamos el don de la fe.

El don de la fe crece a medida que la alimentas a diario con simples actos de rectitud, como orar y leer las Escrituras. También crece al compartir tu testimonio con otros. Dale a alguien el regalo de la fe esta Navidad y ayúdalo a fortalecerse.

Al compartir alguno de los regalos de esta lista, ayudarás a que tú y otros puedan recordar el verdadero significado de la Navidad: CRISTO. 

Fuente: Faith.ph

| Para meditar
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
templos de la Iglesia
Sujeto realiza destrozos con una hacha en el Templo de Logan en...
La Iglesia de Jesucristo en estos 10 años
Esto es lo que ha pasado en la Iglesia de Jesucristo en la última...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *