Médico de la Iglesia de Jesucristo habla sobre la relación entre la pandemia y la religión

oración

Debido a las diferentes perspectivas sobre la pandemia, decidimos comunicarnos con una doctora Santo de los Últimos Días para que nos hable acerca del rol de la religión en la lucha contra la desinformación durante la pandemia.

La Dra. Candace Mcnaughton, no solo ha tratado pacientes con COVID-19, sino que también tiene colegas que son investigadores y están trabajando diligentemente para erradicar el coronavirus.

Cabe resaltar que las perspectivas que se mostrarán son las de una sola persona. No obstante, la Dra. Mcnaughton proporcionará algunas ideas sobre cómo podemos buscar información confiable sobre los avances relacionados con la pandemia.

Dra. Candace Mcnaughton.

También te puede interesarÉlder Holland: El coronavirus no es el juicio de Dios sobre sus hijos

“En el mundo actual, es fácil acceder a la información y compartirla. Esto puede ser una gran bendición para quienes buscan educarse e informarse. Sin embargo, muchas fuentes de información no son confiables y no edifican.

[…] Por lo tanto, es importante que los miembros de la Iglesia sean sabios al buscar la verdad.

Busca y comparte solo fuentes de información con credibilidad, que sean confiables y objetivas. Evita las fuentes especulativas o basadas en rumores.

La guía del Espíritu Santo, junto con un estudio cuidadoso, puede ayudar a los miembros a discernir entre la verdad y el error (véase Doctrina y Convenios 11:12; 45:57)”. (Manual General: Servir en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, Normas y pautas de la Iglesia).

La siguiente es una entrevista que ha sido editada para su mayor comprensión.

Morgan Jones: La Iglesia acaba de publicar una actualización del Manual General en diciembre. Una de las nuevas secciones trata sobre tener cuidado de dónde obtenemos nuestra información.

Por otro lado, el élder David A. Bednar dijo:

“La desinformación es un obstáculo importante en una crisis de salud. Las comunidades religiosas pueden desacreditar rumores, calmar temores y facilitar información precisa. Muchos temerán a las vacunas; los líderes religiosos pueden ser útiles en la lucha contra el coronavirus”.

Así que me preguntaba… en tu opinión, ¿qué papel crees que ha jugado la religión durante la pandemia? ¿Cómo pueden nuestras comunidades religiosas ayudar a disminuir la desinformación? ¿Cómo podemos, como individuos, disipar la desinformación y encontrar fuentes confiables?

sacrificios y bendiciones

Candace Mcnaughton: Esos son puntos muy buenos. Una característica de nuestra religión es buscar información en la fuente principal. Puedo comparar eso con orar para recibir inspiración personal.

De manera similar, cuando tengo preguntas sobre lo que está sucediendo en el mundo, consulto la fuente principal. En este caso, por lo general, busco información sobre el coronavirus en CDC. Si tengo alguna duda, entonces consulto con el departamento local de salud o mi médico de cabecera.

Entonces, mi consejo es, como recalca nuestra religión, dirigirnos a la fuente principal de información. No dependamos de la opinión de otras personas para formar la nuestra.

religión y bienestar

Así como no se puede vivir con un testimonio prestado, no puedes confiar por completo en la información que encuentras en Internet, especialmente en redes sociales.

En temas tan delicados como la salud, asegúrate de que la información que encuentres sea la correcta. Piensa en que tu salud y la de tu familia están en riesgo. Así que comprueba tus fuentes de información.

En la actualidad, lo que normalmente haríamos para ayudar a las personas, demostrarles que las amamos y nos preocupamos por ellas son precisamente las cosas que no deberíamos hacer ahora ni en el futuro previsible, hasta que todos se hayan vacunado. Así que la información sigue siendo muy importante.

El rol de la religión durante la pandemia no puede reemplazar la salud pública. Sin embargo, la religión nos proporciona guía moral y nos ayuda a tener una perspectiva de lo que está bien y mal.

Nuestra religión nos dice que debemos cuidar de los más pequeños entre nosotros.

Para lograr ello, debemos contribuir a la salud pública al usar mascarillas, guardar el distanciamiento social y lavarnos las manos.

Ahora es el momento de ser humildes y decir:

“Si aprendiera algo nuevo de cómo la forma en que me comporto podría ser perjudicial para la salud de otra persona…”

ansiedad en tiempos de coronavirus

Tal vez podamos tomarnos un minuto y preguntarnos, ¿por qué nos piden que nos comportemos de forma diferente? ¿Hay algo que va más allá de mi perspectiva que los demás ven y es difícil de hacer, pero tendrá un impacto importante en los siguientes meses?

¿Este artículo te ayudó? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Esta es una adaptación del artículo que fue publicado originalmente en LDS Living con el título “Latter-day Saint medical doctor addresses the role of religion in the fight against misinformation during a pandemic”.

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *