¿Existe el pecado original? La caída de Adán y Eva

pecado original

¿Existe el pecado original? ¿Creen los Santos de los Últimos Días en el pecado original? Una mirada a la caída de Adán y Eva

En 1842, José Smith, el primer profeta y presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, escribió 13 de las creencias fundamentales de la religión. 

La número dos en la lista dice lo siguiente:

“Creemos que los hombres serán castigados por sus propios pecados, y no por la transgresión de Adán”. 

¡Así que hoy hablaremos del pecado original!

¿Pecado original?

La doctrina del pecado original puede entenderse en dos sentidos diferentes. Si leemos la definición del diccionario: 

“La tendencia innata a pecar de todo ser humano, que se hereda de Adán como consecuencia de la Caída”, entonces sí, esencialmente creemos en esa definición del Pecado Original. 

Pero a menudo hay una segunda parte del pecado original en ocasiones conocida como el pecado imputado que dice lo siguiente:

“La culpa del pecado de Adán no solo se le atribuye al propio Adán, sino a todos nosotros. Se considera que hemos pecado en Adán y, por tanto, merecemos el mismo castigo”.-

“The Expulsion of Adam and Eve from Paradise” por Benjamin West

Los Santos de los Últimos Días no creen en ese aspecto del Pecado Original. 

Si bien creemos que todos heredamos una naturaleza caída y la certeza de que pecaremos en el futuro debido a dicha naturaleza, no creemos que somos responsables de la decisión que Adán y Eva tomaron

Sufriremos las consecuencias, pero creemos que no se nos responsabilizará por su pecado. Es algo así como… si una persona se te acerca y te pica un ojo, es culpa de esa persona, ¿verdad? 

Sí, te duele el ojo, sientes las consecuencias de su error, pero fue él quien te hirió. Tú solo eres culpable de los ojos que picas.

El estado caído

Adán

Nuestra capacidad para pecar es una consecuencia de la Caída, pero no creemos que nuestra tendencia innata a pecar sea un pecado en sí mismo. Creemos que el pecado es algo que cometes, no algo con lo que naces. 

Cada uno de nosotros nace en un estado caído, pero sin pecado, hasta que pecamos. Por ejemplo, los que mueren en la infancia aunque tienen una naturaleza caída, son completamente inocentes espiritualmente. El antiguo profeta Moroni escribió una vez:

“He aquí, te digo que esto enseñarás: El arrepentimiento y el bautismo a los que son responsables y capaces de cometer pecado; sí, enseña a los padres que deben arrepentirse y ser bautizados, y humillarse como sus niños pequeños, y se salvarán todos ellos con sus pequeñitos.

Moroni - Videos del Libro de Mormón

Y sus niños pequeños no necesitan el arrepentimiento, ni tampoco el bautismo. He aquí, el bautismo es para arrepentimiento a fin de cumplir los mandamientos  para la remisión de pecados”. –Moro 8: 10-11

No creemos que los bebés necesiten bautizarse porque no han pecado. Si un bebé muriese, creemos que sería 100 por ciento salvado por la expiación de Jesucristo.

Ezequiel 18 nos enseña que “El hijo no llevará la iniquidad del padre, ni el padre llevará la iniquidad del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la maldad del malvado será sobre él”.

Eso es lo que creen los Santos de los Últimos Días. Si crees de una manera diferente, no hay problema. Uno de los mayores dones de Dios para nosotros, Sus hijos, es la oportunidad de elegir qué creer y qué no creer.

Pero ahora sabes un poco más sobre lo que creen los Santos de los Últimos Días. 

Si desea saber más, suscríbete a nuestro canal, déjanos un comentario, o habla con los misioneros. Quédate atento a nuestro próximo artículo de “Fe y Creencias”. ¡Hasta la próxima!

Recursos adicionales

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *