Presidenta Bingham: “Sea cual sea nuestra situación, Dios nunca abandonará”

ser personados dios presidenta Bingham

La presidenta Jean B. Bingham, presidenta general de la Sociedad de Socorro, escribió recientemente un artículo para la revista Ensign en el que nos recuerda que a pesar de los momentos difíciles de nuestra vida podemos tener esperanza y confiar en nuestro Padre Celestial.

“Las situaciones de la vida pueden ser similares a [las] tempestades. Sin previo aviso, pueden surgir dificultades que alteren abruptamente nuestras vidas y desafíen nuestros sentimientos de seguridad. ¿Qué hacemos cuando las tormentas de la vida crean dificultades, incluso estragos, en nuestras vidas?”.

La presidenta Bingham luego procede a compartir cinco consejos que podemos seguir para afrontar los momentos de tormentas y tempestades de dificultades que atravesamos.

También te puede interesar:Presidente Nelson: A pesar de las nubes de pesar puede hallarse la esperanza

1. Comprender el propósito de la vida mortal

La presidenta nos recuerda que sabemos que nuestro propósito en la tierra es llegar a ser más como nuestros Padres Celestiales y que ese crecimiento justamente se produce por medio de experiencias que nos ayudan a desarrollar nuestra fe y nuestro carácter. 

Ella recalcó que muchas de estas experiencias de aprendizaje incluyen tristeza y dolor debido a que nos invitan a reflexionar sobre lo que podemos aprender en lugar de auto compadecernos por nuestras dificultades.

“Las pruebas son parte de la vida en la tierra. Algunas de nuestras dificultades provienen de nuestras malas decisiones, otras provienen de las malas decisiones de los demás, y algunas porque simplemente suceden”.

2. Elegir tener fe

vivir el Evangelio

Se necesita fe para mantenernos en el camino a pesar de los desafíos, elegimos ser fieles porque sabemos que hay promesas que vendrán.

“Cuando las experiencias difíciles desgarran nuestros corazones, cuando el fuego destruye todas nuestras pertenencias, cuando un ser querido fallece, cuando nuestro mundo cambia por completo debido a los acontecimientos sobre los que no podemos controlar, podemos optar por seguir avanzando con fe, dando un paso en medio de la oscuridad incluso cuando no sabemos exactamente lo que nos deparará el futuro”.

3. Desarrollar más caridad

presidenta Bingham

Como miembros de la Iglesia, dijo la presidenta Bingham, reconocemos que cada persona, hombre o mujer, son nuestros hermanos y hermanas en Dios, y que como tal debemos expresar caridad y servicio hacia nuestros semejantes.

“¿Qué podemos aprender de las cosas malas que nos suceden? Aprendemos a comprendernos, apoyarnos y consolarnos unos a otros. Podemos crecer en compasión y empatía”.

4. Mirar hacia el futuro

presidenta Bingham

Nuestras experiencias nos acercan a Dios, especialmente cuando buscamos respuestas y consúelo de Su parte. Podemos tener confianza en que Él nos guiará y calmará las tempestades que tengamos que atravesar. Podemos aferrarnos a nuestra fe y esperanza sabiendo que Él es Dios y no nos desamparará. 

“Mirar el futuro con esperanza nos da fuerzas para vivir el presente. Mormón le escribió una carta a su hijo Moroni animándolo a continuar en sus labores incluso cuando no parecía haber motivos para tener esperanza.

Este padre amoroso escribió: “Hijo mío, sé fiel en Cristo; y que las cosas que [haz leído o visto] no te aflijan, para apesadumbrarte…; sino Cristo te anime… y la esperanza de su gloria y de la vida eterna, reposen en tu mente para siempre””.

5. Encontrar gozo incluso en tiempos difíciles

felicidad presidenta Bingham

La presidenta Bingham nos recuerda que parte del gozo que podemos hallar en medio de las dificultades se encuentra en las bendiciones que podemos contar. 

“Encontrar gozo en medio de nuestras pruebas aligera las cargas y nos asegura del cuidado y amor constante de Dios [hacia nosotros]”.

Asimismo, compartió que “enfocarnos en formas de apoyar y animar a los demás, observar la belleza natural de nuestro entorno, expresar gratitud hacia los demás y encontrar lo divertido en nuestra situación puede ayudarnos a recordar que hay gozo incluso en tiempos difíciles”.

La presidenta Bingham terminó su artículo compartiendo que Dios nunca abandonará a su pueblo. 

“Dondequiera que estemos y sea cual sea nuestra situación, si nos apoyamos en Él, Él nos apoyará… Nuestro Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo siempre nos recuerdan. Al elegir la fe, crecer en caridad y mirar hacia el futuro con esperanza, podremos sentir gozo incluso en tiempos difíciles”.

Fuente: churchofjesuschrist.org

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *