Después de la última Conferencia General, no me quedó duda de que el Presidente Russell M. Nelson es un profeta de Dios y es el hombre escogido para liderar La Iglesia en la actualidad. Cada día, desde esa Conferencia histórica, esa confirmación reiterada se ha convertido en una convicción inquebrantable.

A continuación, se mencionarán algunas maneras en que el Presidente Nelson ha demostrado que es el Profeta del Señor en la tierra, hoy en día.

También te puede interesar: 6 momentos que nadie esperaba en la última conferencia general

1. Sigue con valentía la voluntad de nuestro Padre Celestial

Presidente Nelson

Cuando los medios de comunicación del país [EE.UU.] leyeron la declaración del Presidente Nelson con respecto al nombre de La Iglesia, algunos lo ignoraron. Otros, se burlaron abiertamente. Otros, incluso dijeron que era imposible – que eso no se podía hacer. ¿La respuesta del Presidente Nelson?

“Sé que no se puede, pero vamos a hacerlo porque el Señor quiere que sea de esa manera… No tenemos todas las respuestas. Todo lo que sabemos es que el Señor dijo, ‘Porque así se llamará mi iglesia… La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.’ Eso es suficiente para mí.”

Ese es el tipo de hombre que queremos que lidere La Iglesia, alguien que confíe completamente en lo que el Señor le diga y alguien que no sienta temor de lograr lo imposible. El Presidente Nelson sabe mucho sobre lograr lo imposible, al haber pasado su vida realizando innovadoras cirugías de corazón y sirviendo al Señor. Incluso, escribió un libro completo sobre el tema, explicando cómo los ángeles y la ayuda de los cielos nos permiten vencer el pecado y mover montañas.

2. Es un experto recibiendo revelación

Presidente Nelson

La Primera Presidencia dirigiéndose a los medios de comunicación en una conferencia de prensa el 16 de enero de 2018.

Durante su primer discurso en la Conferencia General para los Santos de los Últimos Días de todo el mundo, el Presidente Nelson preguntó, “¿cómo podemos llegar a ser los hombres y las mujeres, los siervos semejantes a Cristo, que el Señor necesita que seamos?” Su respuesta incluyó aprender a buscar revelación personal por nosotros mismos para que podamos ser testigos de “cuán dispuesto está el Señor a revelarnos Su mente.”

El Presidente Nelson practicó lo que predicó la noche anterior a la Conferencia General, cuando recibió la impresión de anunciar un templo en la India. “Nuestro plan era anunciar seis templos nuevos en la conferencia,” el Presidente Nelson le contó a Deseret News. “El Señor me dijo en la víspera de la conferencia: ‘Anuncia un templo en la India.’ Fue un acto del Señor.”

3. No teme a los desafíos y nos los extiende

Presidente Nelson

Durante el mismo discurso de la Conferencia General mencionado antes, el Presidente Nelson les dio 13 desafíos a los Santos de los Últimos Días para ayudarlos a develar los misterios del cielo. A lo largo de la conferencia, continuó ofreciendo desafíos que bendijeron y enriquecieron nuestras vidas.

Poco después, el Presidente Nelson desafió a los jóvenes Santos de los Últimos Días a participar en un ayuno de siete días de las redes sociales. El Presidente Nelson continuó este patrón de ofrecimiento de desafíos y bendiciones con los Santos de los Últimos Días que conoció en todo el mundo, al comprender lo que cada grupo y persona más necesitaba.

Cuan bendecidos somos de tener a un profeta que dice lo que piensa, proporciona dirección y nos permite volvernos más como Cristo cada día.

4. Tiene más energía de la que parece humanamente posible

Presidente Nelson

No solo es fantástico que un hombre de 94 años vaya regularmente a las pistas de esquí, sino que parece agotador para cualquier ser humano que sigue el ritmo constante de viajar mucho, hablar públicamente, asistir a reuniones, hacer anuncios y actualizaciones que se suman a las tareas diarias de mantener la Iglesia de Dios no solo funcionando, sino expandiendo el Evangelio en todo el mundo.

Y, sin embargo, ¿Qué palabras usan las personas para describir a nuestro profeta? Vivaz, perspicaz, fuerte, noble, presto, auténtico – todas las palabras que demuestran su energía indomable cuando se trata de la obra del Señor.

¿Cómo es esto humanamente posible? En mi opinión, no lo es. Este es otro ejemplo extraordinario de la manera en que el Señor sostiene y fortalece a quienes realizan Su obra.

5. Ama a los demás profunda y personalmente además de preocuparse por su bienestar espiritual

Presidente Nelson

Las imágenes del Presidente Nelson cargando niños, dando la mano y abrazando a los Santos de los Últimos Días inundan las redes sociales. Nuestro profeta no solo demuestra su amor a través de su consejo y dirección, sino que también vive, actúa y respira ese amor en la forma en que interactúa con cada persona con la que entra en contacto.

6. Confía y se siente feliz de dirigir La Iglesia del Señor

Presidente Nelson

Lo que me encanta del Presidente Nelson es su entusiasmo y disposición. Conoce la voluntad del Señor porque busca la voluntad del Señor. Con respecto a enfrentar “la enorme tarea de elegir a dos consejeros,” el Presidente Nelson compartió durante la Conferencia General, “… Me preguntaba cómo podría escoger a solo dos de doce hombres a quienes amo y respeto. Debido a que sé que la buena inspiración se basa en la buena información, en espíritu de oración me reuní por separado con cada uno de los Apóstoles. Después me fui solo a una sala privada del templo y busqué la voluntad del Señor.”

Claramente, nuestro profeta sabe cómo recibir  esas respuestas, pero también sabe cómo actuar en función a esas respuestas. Lo vimos una y otra vez durante la Conferencia General cuando anunció templos nuevos, los programas nuevos de ministración y los cambios en La Iglesia.

7. Tiene un gran sentido de humor y maestría escénica

¿Fui yo o alguien más notó cuánto se divirtió el Presidente Nelson durante su primera conferencia como profeta? Mientras que las personas promedio podrían haberse atemorizado por la cantidad de trabajo y anuncios inminentes que enfrentó, el Presidente Nelson estuvo sonriendo, riendo, disfrutando las pausas dramáticas y creando historias fascinantes con voces, humor y emociones profundas que todos pudimos sentir. Creo que la única forma en que un hombre en su posición podría sentirse tan tranquilo, feliz y en paz es si sabe que el Señor está de su lado.

8. Revela lo que más necesitamos y lo que el Señor desea

Presidente Nelson

La ministración, los cambios en los quórums de élderes, redefinir el nombre de La Iglesia, los cambios en los llamamientos misionales, los nuevos sitios web de La Iglesia además de los recursos y los cambios en el himnario. El torbellino de revelaciones que han provenido de nuestro profeta y apóstoles durante estos últimos seis meses demuestran que nuestra Iglesia es una Iglesia viviente. ¿No es maravilloso ver cuánto el Señor vela por Su Iglesia y cada uno de nosotros?

9. Está avanzando la obra

Presidente Nelson

El Presidente Nelson no tomó con calma su primera conferencia ni se dio tiempo de relajarse en su nuevo llamamiento. Siguió haciendo cambios inspirados. Como lo demostró con el anuncio del templo en la India, el Presidente Nelson nunca cuestiona la guía del Señor. Avanza  en la fe sabiendo que “el Señor nunca da mandamientos a los hijos de los hombres sin prepararles una vía para que cumplan lo que les ha mandado” (1 Nefi 3:7).

10. Se centra en lo que más importa

Presidente Nelson

Si bien los anuncios de La Iglesia parecen llegar a un ritmo más rápido desde la última conferencia, cada cambio o declaración tiene un denominador común, simplificar. Centrarse en lo que importa. Centrarse en el Salvador. Recordar quienes somos y a quién representamos.

No importa si el Presidente Nelson habla en un estadio repleto o en una casa capilla, se centra en lo más importante del evangelio – el templo, la familia, nuestros convenios, las escrituras y nuestra relación con Dios. A lo largo de toda su vida de servicio a Jesucristo y Su Iglesia, el Presidente Nelson nos ha demostrado la manera de vivir una vida de felicidad auténtica y eterna al centrarnos en lo que realmente importa.

Artículo originalmente escrito por Danielle B. Wagner y publicado en ldsliving.com con el título “10 Ways President Nelson Has Shown He Is Our Prophet Since Last Conference.”