“¿Qué pensaría Dios sobre esto?”: La pregunta que debes hacer al tomar una decisión

qué pensaria dios

En los días en que las maestras visitantes iban a ministrar a las hermanas, aunque todavía no se llamaba ministración, tuve como compañera a una joven conversa a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Ella mencionó durante una de nuestras visitas algo que se ha quedado conmigo durante todos estos años.

Con respecto a las elecciones que hacemos a medida que avanzamos en nuestras vidas, ella compartió que antes de participar en algo y determinar si valía la pena invertir su tiempo o no en ello, simplemente se preguntaba: “¿Qué pensaría Dios?”

desafíos

Fuente: Canva

A lo largo de los años, he encontrado que la intención de esta sencilla pregunta está llena de amor, humildad, mansedumbre y esperanza. Es una frase que nos separa del mundo. Separa lo bueno de lo malo e incluso lo bueno de lo mejor.

Descubrí que la frase “qué pensaría Dios” me lleva actuar de la forma en que Él quisiera, no porque es una obligación, más porque es un acto de amor hacia nuestro Padre Celestial, de hacer lo posible por alcanzar el potencial que Él sabe que tenemos.

Él no quiere que seamos perfectos ahora, solo desea que sigamos Sus mandamientos. Nos guía por el camino correcto y reafirma Su amor por nosotros por medio de bendiciones.

Al pasar tiempo con mi familia, con un amigo o un desconocido, al leer las Escrituras, participar de cualquier oportunidad de servicio, al regalar un Libro de Mormón, al encontrar un lugar tranquilo para hablar con Dios, al contar cada bendición que recibo, siento el amor que el Padre Celestial tiene por mí.

Imagen: Canva

En los momentos más sencillos, podemos sentir que Él también responde a la pregunta “¿qué pensaría Dios?” con un enternecedor: “Te amo a cada instante y en cada momento, lo estás haciendo bien. No te rindas”.

Debemos saber y recordar que Dios es nuestro Padre y que nosotros somos Sus hijos, que Él ha prometido escuchar nuestras oraciones y que si hacemos lo posible por hacer lo justo Él nos dará las bendiciones que necesitamos en el momento y tiempo adecuado.

El élder Dieter F. Uchtdorf compartió:

“Aunque estemos incompletos, Dios nos ama completamente; aunque seamos imperfectos, Él nos ama perfectamente; aunque nos sintamos perdidos y sin brújula ni guía, el amor de Dios nos rodea por completo”.

Tal vez la frase “¿qué pensaría Dios o me amará después de esto?” pueda ayudarte y guiarte de la misma manera hacia las cosas que debes hacer y que fortalecerán tu relación con Él, y recordar que Su amor por ti es incondicional.

Fuente: Meridian Magazine

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *