Tomé alcohol por curiosidad, pero no me emborraché, ¿debería decírselo al obispo?

La semana pasada, me reuní con unos amigos y trajeron una botella de vodka.

Ninguno de ellos me presionó a tomar alcohol, pero yo tenía curiosidad por saber cómo se sentía y tomé dos shots. Todavía conservaba el control de mis acciones. Sin embargo, me sentí un poco mareada.

¿Necesito hablar con mi obispo al respecto? ¿Puedo arrepentirme por mi propia cuenta o debe ser por la autoridad del sacerdocio?

No quiero que mis padres se enteren de esto, mi papá sirve en el obispado y no sé lo que se supone que haga.

Respuesta

En una reunión de amigos, Abby decidió tomar alcohol porque deseaba saber cómo se sentía. Imagen: Canva

Quiero que entiendas que todos cometemos errores. A veces, algunos son muy graves, como quebrantar la ley de castidad.

En otras ocasiones, estos errores son más leves como recibir una multa por conducir con exceso de velocidad o enojarse con un amigo y utilizar apelativos groseros en el calor del momento.

Si bien es comprensible que todos cometemos errores porque somos humanos, eso no significa que tengamos derecho a tomar malas decisiones siempre.

Quebrantar la Palabra de Sabiduría, aunque sea por curiosidad, es un error y va en contra de Dios y las enseñanzas de la Iglesia.

tribu de efrain

Después de tomar alcohol, Abby se sentía intranquila y pensó en contarle lo sucedido a su obispo. Imagen: Canva

Cuando se trata de cometer errores y quebrantar los mandamientos, siempre es mejor ser precavidos y hablar con nuestro obispo al respecto.

El obispo está para ayudarte, no para condenarte, con toda seguridad puedo decirte que ha escuchado cosas peores.

Puede ser incómodo hablarle sobre el consumo de alcohol, pero no debes preocuparte. Ha oído hablar de personas que usan drogas, fuman cigarrillos, beben alcohol, que han quebrantado la ley de castidad y más.

Así que, lo que le digas no lo sorprenderá y, como mencioné antes, a él solo le importa ayudarte y llevarte de vuelta al camino correcto.

perdonarte

Si no te sientes tranquilo por algo que hiciste, te aconsejamos que hables con el obispo, él te ayudará a saber qué hacer para volver a sentir paz. Imagen: La Iglesia de Jesucristo

Con respecto a que tu padre está en el obispado.

Si le haces saber a tu obispo que deseas que mantenga lo que confesaste en confidencialidad, probablemente no se lo cuente a tu padre, pero no estoy seguro.

No obstante, lo que sí te puedo asegurar es que solo algo bueno puede salir de tu entrevista con el obispo.

La confesión, como dicen, es buena para el alma y por el correo que nos enviaste, sé que te sientes mal por lo que hiciste, de lo contrario no nos hubieras escrito. Entonces, acudir al obispo hará que todos esos sentimientos desaparezcan.

Cuando confieses lo que hiciste, sentirás una sensación de alivio que ni siquiera puedo describir. Así que, te recomiendo que reserves una entrevista con él.

Estoy orando por ti.

Fuente: Ask Gramps

Video relacionado

También te puede interesar

Deja Tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Últimos comentarios

Comparte este artículo

Lo más leido