“Para muchos misioneros, el llegar a casa antes de lo previsto, puede ser una experiencia muy solitaria, puedes sentir que no tienes ayuda alguna. Afortunadamente, hay muchos recursos disponibles en la Iglesia.”

Es común que un misionero que regresa antes de tiempo se sienta solo o, por lo menos, un poco confundido sobre cómo afrontar el estar en casa antes de lo previsto. Llegar a casa prematuramente puede ser una experiencia muy solitaria, puedes sentir que no tienes ayuda alguna.

Afortunadamente, hay muchos recursos disponibles. Algunos de los recursos que enumeraré son obvios, pero otros pueden no serlo. Animo a todos los misioneros que retornaron antes de tiempo a contemplar y a utilizar cada uno de estos recursos.

En las Escrituras se dice que “no tenemos que hacerlo solos”, y eso es muy cierto. Tenemos muchos más recursos disponibles de los que podríamos imaginar. No podemos permanecer sentados sin hacer nada esperando que el Señor alivie nuestro sufrimiento. La fe es un principio de acción, entonces, debemos actuar.

1. Páginas Web y Discursos

2. Apóyense el uno al otro

misioneros

Es importante que encuentres a alguien en quien confiar, alguien con quien puedas hablar especialmente en los días donde parece muy difícil seguir. En mi caso, fueron mis padres quienes fueron mis personas de confianza y apoyo. Ellos en el pasado han experimentado desafíos únicos y pudieron utilizar sus experiencias para darme consejos. Al final, ellos fueron los que me ayudaron a no sentirme tan sola cuando estaba sufriendo.

3. La Familia

La familia es imprescindible. Sin el apoyo de la familia, es increíblemente más fácil para los misioneros que regresaron antes de tiempo perder su camino. Si no hubiera sido por mi familia, sé con certeza que no habría regresado al campo y que incluso podría haber decidido no vivir el Evangelio por más tiempo.

Sin importar la razón del regreso, un misionero retornado prematuramente sentirá emociones que son consumidoras y específicamente únicas debido a su regreso a casa. Sin el apoyo de familiares amorosos y amigos, atravesar estas dificultades emocionales e incomodidades puede volverse más difícil. El apoyo y el amor son la clave.

4. Las Escrituras

Inmediatamente después de mi segundo regreso a casa de la misión, descubrí que leer las Escrituras podría ser un poco doloroso. Lo que una vez me daba tanto confort mientras me esforzaba cuando era misionera, parecía sólo recordarme que me sentía era un gran fracaso.

Lentamente, comencé a darme cuenta de que este era el adversario que trataba de evitar que fuera consolada. Una vez que me di cuenta de esto, comencé a escudriñar diligentemente las Escrituras buscando consuelo y esperanza, y eso fue justo lo que encontré.

Una de las principales escrituras que me ayudó se encuentra en Doctrina y Convenios 124:49. Si hiciste todo lo que puedes hacer, entonces puedes estar en paz. Incluso si no pudiste hacer todo lo posible en ese momento, ninguna falla debe ser definitiva. Arrepiéntete y haz tu mejor esfuerzo para seguir adelante.

5. Los Obispos

Obispo Mormón

Los obispos son un gran recurso y son especiales en nuestra fe. Deberíamos aprovechar este recurso. Servir en la Iglesia y en el Templo es una excelente manera de mantenerse en el camino correcto y no olvidar lo que es más importante. Desarrollar una buena relación con tu obispo ayudará a lograr esto, y te ayudará a sentirte más entusiasmado que aprensivo acerca de asistir a la Iglesia.

6. Regresaste Antes… ¿Ahora qué?

El siguiente discurso, “De regreso a casa antes de lo previsto”, tiene muchas ideas y perspectivas geniales. Más importante aún, tiene diferentes ideas y consejos sobre cómo ayudarte a sanar y a seguir adelante.

7. Servicio en la Iglesia

Los misioneros que regresan antes de lo previsto a casa, sin importar la razón, pueden acceder a los programas de servicio de la Iglesia.

8. La Conferencia General

conferencia-general

Durante la Conferencia General, los mensajes de esperanza y paz son lo que más abundan. Es importante repasar estos mensajes una y otra vez, ya que pueden significar diferentes cosas para nosotros según las etapas de nuestras vidas. Las palabras de los Profetas y Apóstoles pueden ser lo estabas buscando y que necesitas. En esta Conferencia General, presta mucha atención a los mensajes y encuentra los que se adapte más a ti.

”Este artículo fue escrito originalmente por Thea Olson fue publicado por mormonhub.com bajo el título: “10 Resources for Early Returned Missionaries