Cómo el servir una misión preparó a las hermanas líderes de la Iglesia

misión hermanas líderes

Las hermanas de las Presidencias Generales son misioneras de diferentes maneras, desde discursar en la Conferencia General hasta participar de trabajo humanitario y servir con sus esposos como líderes de misión. ¿Pero sabías que cuatro de ellas sirvieron en una misión de tiempo completo cuando eran jóvenes?

Cuando lees sobre las experiencias que tuvieron, es fácil sentir el amor que estas hermanas tienen por el Señor y las personas a las que sirvieron. También es inspirador leer acerca de cómo sus misiones las ayudaron a desarrollar confianza en sí mismas como discípulos de Cristo, una confianza que ahora bendice a millones.

Leer sobre estas experiencias, desde Finlandia hasta la República Dominicana, te ayudará a conocer a tus líderes a un nivel más personal y a conocer un poco más cómo el Señor prepara a Sus hijas para las futuras misiones en sus vidas.

También te puede interesar: Los misioneros llamados a servir en Europa y Asia regresan a sus misiones originales

Hermana Sharon Eubank, Misión Finlandia, Helsinki

La hermana Sharon Eubank se desempeña actualmente como Primera Consejera de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro. En diciembre de 1984, llegó a la ciudad de Tampere, Finlandia, para comenzar a servir en la Misión Finlandia, Helsinki.

Se ha dicho que el finlandés es uno de los idiomas más difíciles de aprender. En un artículo para Church News, la hermana Eubank compartió que le dijo al Señor: “Si me ayudas a aprender finés, siempre lo usaré para servirte”. En el artículo también se escribió que a la actualidad la hermana Eubank todavía puede hablar finés bastante bien.

La hermana Eubank tuvo la oportunidad de usar su habilidad con el finés en una Conferencia nacional de mujeres realizada en Tampere, Finlandia, en septiembre de 2019. En la conferencia, la hermana Eubank compartió cómo su misión cambió su vida.

Para ilustrar su punto, la hermana Eubank comparó dos fotos de ella que parecen casi idénticas. Una foto fue tomada en su despedida misional y la otra fue tomada el día que regresó a casa. Lleva el mismo vestido y tiene un peinado similar, pero la hermana Eubank comentó sobre la notable diferencia de confianza y actitud que transmiten las dos fotos.

“Lo que me pasó entre esas fotos cambió todo en mi vida”, dijo la hermana Eubank. “Y el espacio  [de tiempo] entre ellas es lo que me ha permitido tener la carrera que tengo ahora. Es donde aprendí a hablar con las personas, a descubrir qué es lo que realmente les importa y cómo responder de manera más humana”.

Presidenta Bonnie H. Cordon, Misión Portugal, Lisboa

La presidenta general de las Mujeres Jóvenes, Bonnie H. Cordon, sirvió en la Misión Lisboa, Portugal de 1984 a 1986. Un artículo de Church News escribe que la hermana de la presidenta Cordon también sirvió en la misión de Lisboa y que en un momento incluso fueron compañeras de misión. Su hijo, años después, también fue llamado a servir en esa misión.

“Qué experiencia tan especial y memorable”, dijo la presidenta Cordon a Church News mientras recordaba haber servido con su hermana. “Las dos teníamos la placa con el nombre de ‘Hermana Hillam’. Eso confundió a mucha gente pero nos abrió muchas puertas. La gente nos preguntaba: “¿Por qué tienen el mismo nombre?” Y luego empezábamos a hablar de las familias”.

La presidenta Cordon tuvo la experiencia especial de regresar a su misión para ver el nuevo Templo de Lisboa, Portugal en julio de 2019 antes de su dedicación en septiembre. Church News escribió que cuando ella vio el templo, se quedó sin aliento.

“Amo Portugal y mi círculo de amistad allí se ha ampliado con los años. En mi opinión, todos en Portugal son mis amigos”, expresó la presidenta Cordon.

La presidenta Cordon más tarde usaría su habilidad con el portugués cuando junto con su esposo sirvieron en la Misión Brasil, Curitiba.

Hermana Michelle Craig, Misión República Dominicana, Santo Domingo

La hermana Michelle D. Craig se desempeña actualmente como la primera consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes. Recibió su llamamiento a la Misión República Dominicana Santo, Domingo en 1984. 

La hermana Craig compartió una reflexión sobre las dificultades que enfrentó como nueva misionera en una publicación de Facebook:

“Mi misión en la misión República Dominicana, Santo Domingo hace más de 30 años me enseñó muchas lecciones que me cambiaron la vida; una de ellas fue la importancia de la gratitud y encontrar gozo en nuestra vida. Creo que sin importar en dónde sirvamos una misión, siempre habrá cambios que debemos atravesar. Me bajé del avión sintiéndome confiada en mi español después de 8 semanas en el CCM, ¡mi confianza duró unos 30 segundos!

Me estaba adaptando a un nuevo idioma, a nueva comida, a un nuevo horario y nuevas condiciones de vida. ¡Había lagartijas en mi ducha fría y un sapo que vivía en nuestro baño! Recuerdo haber estado llorando en silencio una noche debajo de mi mosquitero. 

Llevaba 16 días [en la misión] y me preguntaba cómo lograría pasar 16 meses más. Sabía que necesitaba comenzar a encontrar gratitud y gozo, y necesitaba ser intencional y consciente en ese esfuerzo.

Al día siguiente comencé un pequeño desafío que me había propuesto. Cada vez que me encontraba teniendo un pensamiento negativo, trataba de reemplazarlo con 3 buenos.

¿Ducha fría? No hay problema, el agua fría es buena para tu cabello, no perdía tiempo innecesario en la ducha y me despertaba com más rapidez. Con el tiempo, descubrí que los pensamientos negativos entraban en mi mente con menos frecuencia.

Ahora sé que no todos los desafíos de la vida pueden superarse con un cambio de actitud. Pero sí sé que cuando tenemos la intención de buscar gozo, reconocer las bendiciones que tenemos y nos esforzamos por ser discípulos del Salvador y encontrar gozo en Su servicio, nuestras cargas pueden aligerarse. Podemos encontrar gozo en cada momento”.

En un artículo de Church News, la hermana Craig dijo que fue en su misión que llegó a tener un testimonio seguro de José Smith.

“Desde muy joven supe que era hija de Dios y que era amada por Él. Pero recuerdo que en cada ocasión que daba testimonio del profeta José Smith sentía el Espíritu. Tuve una hermosa confirmación que consolidó mi testimonio. Si José Smith fue un profeta, entonces todo es verdad”, compartió la hermana Craig.

Antes de su misión de tiempo completo, la hermana Craig se había mudado con su familia de Utah a Pensilvania para que su padre pudiera servir como presidente de misión en ese lugar.

Hermana Lisa Harkness, Misión Louisiana, Baton Rouge

Ahora sirviendo como primera consejera de la Presidencia General de la Primaria, la hermana Lisa Harkness sirvió en una misión de tiempo completo en la Misión Louisiana, Baton Rouge, donde enseñó en español.

Church News escribió que la hermana Harkness pasó toda su misión en una rama en Nueva Orleans, lo que la ayudó a aprender lo importante que es desarrollar relaciones de confianza para compartir el Evangelio. 

La hermana Harkness dijo que su misión le enseñó a buscar siempre la oportunidad de compartir su testimonio, una habilidad que ahora usa para enseñar a sus hijos.

“Uno puede encontrar todas las oportunidades para… enseñar los principios fundamentales del Evangelio”, dijo.

BONUS: Hermana Reyna Isabel Aburto

La hermana Reyna Isabel Aburto fue llamada a servir en la Presidencia General de la Sociedad de Socorro en abril de 2017. La hermana Aburto no sirvió en una misión de tiempo completo cuando era joven, pero captó la visión de la obra misional cuando se unió a la Iglesia a los 26 años.

En una serie de videos que destaca la dura travesía de la vida de la hermana Aburto, ella comparte la experiencia especial que tuvo al asistir por primera vez a un servicio de adoración de los Santos de los Últimos Días. 

La hermana Aburto se había separado recientemente de su primer esposo y se encontraba en lo que ella llamó una época de desesperación. Cuando los misioneros invitaron a su madre a ir a la iglesia, la hermana Aburto sintió que no tenía nada que perder y aceptó acompañarla.

“Ese fue el día en que mi vida cambió. No sabía qué esperar, pero en el momento en que entré en ese edificio, sentí esta maravillosa sensación de estar en un lugar especial. Necesitaba encontrar paz y consuelo para mi dolor. Necesitaba encontrar un lugar en donde pudiera ayudar a mi hijo a crecer y convertirse en un buen hombre. Fue el sentimiento más asombroso”, dijo la hermana Aburto en el video.

Unas semanas después de esa experiencia, la hermana Aburto se bautizó. Según ChurchofJesusChrist.org, la hermana Aburto dice que “nunca ha dejado de maravillarse de la belleza del evangelio”. 

Unos años después de su bautismo, la hermana Aburto se casó con Carlos Aburto, a quien conoció cuando fue llamada a servir como maestra de Principios del Evangelio poco después de su bautismo.

Este artículo fue escrito originalmente por Emily Abel y fue publicado originalmente por ldsliving.com bajo el título “How serving missions as young adults prepared these female General Presidency members to lead

| Para meditar
Publicado por: Sabina Mujica Estrada
Graduada de Turismo, Hotelería y Gastronomía, apasionada por los libros y los idiomas, profesional armando rompecabezas.
Templo de Salta, Argentina
Se reprograma la Palada Inicial del Templo de Salta, Argentina
4 claves para resolver tus desacuerdos con los demás sin ofender a...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *