Si la Biblia dice que “Dios es Espíritu” entonces, ¿Dios no tiene un cuerpo?

Cuando se trata de la naturaleza de Dios, las Escrituras de los Santos de los Últimos Días enseñan que “El Padre tiene un cuerpo de carne y huesos, tangible como el del hombre; así también el Hijo; pero el Espíritu Santo no tiene un cuerpo de carne y huesos, sino es un personaje de Espíritu” (Doctrina y convenios 130: 22).

Esto puede causar algunas molestias en muchos cristianos que no son Santos de los Últimos Días, porque acaso ¿no enseña Juan 4:24 que “Dios es espíritu”? Es una pregunta totalmente válida, entonces, hablemos de ello en el siguiente video de Fe y Creencias:

Entonces: Juan 4:24 dice: “Dios es Espíritu; y los que le adoran, es necesario que le adoren en espíritu y en verdad”.

Muchos cristianos interpretan este versículo como si implicara que, debido a que Dios es espíritu, no puede tener un cuerpo. 

Esta no es una suposición que hacen los Santos de los Últimos Días.Nosotros creemos que existen espíritus sin cuerpo y también creemos que existen espíritus que poseen uno. Creemos que Dios es un espíritu encarnado. Su espíritu está revestido de un cuerpo de carne y huesos inmortal, perfeccionado, incorruptible y glorificado. 

Tomemos a Jesucristo como caso de estudio:

Antes de Su nacimiento en la tierra, creemos que Cristo era un ser espiritual sin cuerpo. Durante Su vida mortal fue un ser espiritual encarnado (con un cuerpo mortal). Durante los tres días posteriores a Su muerte, fue un ser espiritual incorpóreo. Y después de Su resurrección, volvió a ser un ser espiritual encarnado, pero esta vez con un cuerpo inmortal.

Mensaje de Pascua Primera Presidencia

Imagen: La Iglesia de Jesucristo

El factor común en todo este proceso es Su espíritu. Es el mismo espíritu de principio a fin. De manera similar, creemos que Dios el Padre es un espíritu.

Así como Dios es espíritu, Daniel Peterson señaló que “Todo ser humano también es espíritu en su naturaleza esencial. Para la mayoría de los cristianos, los seres humanos no se definen exhaustivamente por sus cuerpos. Yo no soy mi cuerpo; Yo tengo un cuerpo”. (“Afterword”, Daniel C. Peterson).

Y, de hecho, similar a la afirmación de Juan 4:24 de que “Dios es espíritu”, las Escrituras de los Santos de los Últimos Días incluso hacen la siguiente declaración simple: “Porque el hombre es espíritu”. (Doctrina y convenios 93: 33).

Por supuesto, esto no niega el hecho de que también tenemos cuerpos físicos. Es simplemente reconocer la identidad eterna previa al cuerpo físico. Ahora, dicho todo esto, algunas personas simplemente adoptan un enfoque no literal del versículo en Juan 4:24, lo cual también puedes hacer si esto tiene más sentido para ti.

Hay algunas traducciones de la Biblia donde se lee “Dios es un Espíritu”, como la versión al inglés de este versículo “God is a spirit.” El artículo “un” no existe en la versión griega original, sin embargo, ambas versiones son traducciones aceptables.

Esta traducción también llama la atención a la estructura similar de otros versículos que claramente no pretenden ser descripciones literales de la realidad de Dios, sino que reconocen algunos de Sus atributos.

Por ejemplo, 1 Juan 4: 8 leemos que “Dios es amor”. Unos capítulos atrás leemos que “Dios es luz” 1 Juan 1:5. 

¿Es Dios literalmente amor? ¿Está Él literalmente hecho de fotones? Es probable que no. Estas son solo formas de describir Su naturaleza amorosa, o Su deseo por revelarnos la verdad a aquellos que no la conocen.

Entonces, si que la frase “Dios es espíritu” es solo un reconocimiento de la espiritualidad de Dios, no una descripción literal y exclusiva de su ser.

“Heavenly Parents” por Anna B Jewkes

En el capítulo anterior, Juan 3, vemos un ejemplo bastante claro de este tipo de interpretación cuando Cristo habla del bautismo. Él dijo: “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es”.

Por lo tanto, los creyentes recién bautizados que son “nacidos del Espíritu” se describen en este versículo como “espíritus”.  ¿Significa esto que después del bautismo nos despojamos de nuestros cuerpos físicos? Por supuesto no. El teólogo Albert Barnes escribió que: “[Son “espíritu” en el sentido de que se vuelven] ‘como’ el espíritu, es decir, santos, puros”. (“Notes on the whole Bible”, Albert Barnes).

Aplicando esta interpretación a Juan 4:24, podría leer esto como, “Dios es Espíritu [es Él Santo y Puro] ; y los que le adoran, es necesario que le adoren en espíritu y en verdad”.

El difunto académico de Cambridge que no es de los Santos de los Últimos Días, Joseph Sanders, ofreció otra interpretación no literal: “Que Dios sea espíritu no se entiende como una definición de quién es Dios… Es una metáfora de su modo de actuar, como poder vivificante, y no debe tomarse de igual de literal que Juan 1:5, ‘Dios es luz’, o Deut. 4:24, ‘Tu Dios es fuego consumidor.’” (“A commentary on the gospel according to St. John”, J. N. Sanders).

Lo cierto es que todo este asunto sobre si Dios es un ser material corpóreo o un ser inmaterial e incorpóreo fue un tema muy debatido en los primeros siglos de la Iglesia. De hecho, durante un tiempo se utilizó el pasaje en Juan 4:24 como evidencia de que Dios tenía un tipo de cuerpo material. 

Esto se dio porque la palabra griega traducida como “espíritu” también puede significar “aire” o “aliento”, que es una sustancia material.

Por otro lado, Orígenes, conocido como el teólogo más resaltante de la iglesia griega primitiva, creía firmemente que Dios era incorpóreo e inmaterial, y en realidad defiende sus puntos de vista argumentando que Juan 4:24 no debe interpretarse literalmente.

“Orígenes argumentó que si los pasajes de las Escrituras que describen a Dios como espíritu, luz, fuego, etc., se entendieran de manera literal, sugerirían erróneamente que Dios es corpóreo. Y en consecuencia, él respaldó la interpretación metafórica”.(“Early christian belief in an embodied God”, David L. Pausen)

A pesar de sus puntos de vista inmaterialistas, él observó que “la forma en que se debe concebir Dios mismo, ya sea como corpóreo y modelado en alguna forma, o como un ser de una naturaleza diferente de los cuerpos”, es “un punto que no está claramente establecido en las enseñanzas.”

Algunos Santos de los Últimos Días optan por una interpretación más literal, otros por una más figurativa. Pienso que hay cierta verdad en cualquiera de los dos enfoques, así que puedes elegir el que tenga más sentido para ti.

Y si lo que tiene más sentido para ti es que Dios es literal y exclusivamente un espíritu inmaterial e incorpóreo, también está bien, y nos complace estar de acuerdo en no estar de acuerdo.

También te puede interesar:

 

| Para meditar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *